Archivo

MUERTO ESTUDIANTE EN LA NACIONAL

Era la una de la tarde y los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional estaban almorzando en la cafetería. De repente entraron un hombre y una mujer armados y dispararon contra Humberto Peña Taylor, a quien le decían el Duce, de 28 años, quien a los pocos minutos perdió la vida.

16 de junio 1995 , 12:00 a.m.

Esta es la versión de los estudiantes de la Universidad Nacional, acerca de la forma en que su líder estudiantil fue asesinado ayer. Pocos minutos después la rectoría de la Universidad decretó un receso académico y el cierre de las instalaciones hasta el próximo 20 de junio.

Los estudiantes que alcanzaron a ver a los dos sicarios después del crimen, aseguran que fue tanto el impacto y la sorpresa del ataque que nadie alcanzó a detenerlos, ni a hacer nada.

La diligencia de levantamiento del cadáver fue obstaculizada por los estudiantes que se negaron a que la Fiscalía se llevara el cuerpo, y según los estudiantes, al cierre de esta edición el cuerpo permanecía en la cafetería.

Por su parte la Policía Metropolitana, dijo que, según la información que les habían suministrado otros estudiantes, este joven fue identificado como jefe del grupo de Guardias Rojos que hay en la Universidad.

Pocos minutos después de que se produjo el crimen, los pasillos de la Facultad se llenaron de lágrimas y de gritos de desesperación, de decenas de estudiantes que llegaron corriendo por la noticia de la muerte de su líder .

No es justo que hayan matado a este hombre por su actitud crítica ante la pedagogía y el gobierno. El no le hacía daño a nadie, por el contrario era nuestro orgullo y las charlas que organizaban eran importantes para todos , dijo una de las estudiantes Según los estudiantes este joven hacía permanentemente asambleas y debates en los que cuestionaba la actitud del gobierno. Por ello aseguran, que el crimen fue de carácter político o de organismos que lo consideraban subversivo.

Las diligencias del levantamiento del cadáver de la Fiscalía estuvieron obstaculizadas por los estudiantes, que se negaban a que el cadáver saliera de las instalaciones y se lo llevaran a Medicina Legal para la necropsia Las directivas de la Universidad en un comunicado de prensa rechazaron el hecho y al igual que los estudiantes dijeron que solicitaban la presencia de la Procuraduría delegada para los derechos humanos y la Defensoría en ese sitio.