MUEBLES Y ESPACIOS QUE SE TRANSFORMAN ENTRE SÍ

MUEBLES Y ESPACIOS QUE SE TRANSFORMAN ENTRE SÍ

Los objetos generan ideas para la arquitectura y la arquitectura, para los objetos , afirma el arquitecto Gonzalo Cano.

17 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Esa es una de las nuevas perspectivas en las que se mueve el mundo del diseño.

Se trata de un especie de mezcla de conceptos en los que la creatividad no tiene límites.

En esa onda se encuentra Dédalo, un empresa de arquitectos diseñadores que se encargan de crear espacios, desde la estructura de las edificaciones hasta los detalles.

Por ejemplo, desarrollan el proyecto de un almacén que, visto a la distancia, es como un mueble a gran escala.

Gonzalo Cano, Guillermo Restrepo y Juan Carlos Vargas son tres arquitectos que junto a un grupo de diseñadores industriales intentan abrir un mercado para que los objetos hagan parte de la arquitectura.

Ellos manejan esos conceptos mediante momentos de su propia historia . En una de esas épocas crearon algunos muebles que se transformaron en otros.

Los elementos que ellos diseñan son completamente ensamblados y articulados. Según Cano, eso lo hacemos porque los objetos pueden mostrar la forma en que se construyen .

Otra de las alternativas que investigan es la mezcla de materiales internos y externos.

Por eso no es raro observar que sus realizaciones lleven madera maciza, metal, granito y vidrio al mismo tiempo.

Para ellos los objetos poseen una lectura especial. Una pieza le otorga calidez o frialdad al ambiente; puede imprimirle carácter al espacio o llenar un vacío.

La idea es buscar una interacción de los objetos y los sujetos, para que se puedan tocar, para transformarlos y para participar de ellos, explica Cano.

Con los clientes discuten las posibilidades y hacen las propuestas de parte y parte. Luego visitan el espacio, observan sus cualidades y necesidades y, a partir de ahí, se genera un paquete de dibujos sobre el mobiliario o detalles que se deben incluir.

Poseen una ebanistería propia para poder supervisar la elaboración de cada artículo.

Lo demás, es la adecuación de luces y distancias para que el ambiente genere su propio lenguaje.

Según ellos, ese mercado de muebles creativos es estrecho debido a la poca difusión que tiene, pero desde hace varios años se viene gestando la idea.

Sin embargo, aún hay muchas posibilidades por investigar y por explotar.

Bajo esa tónica se debe hablar del diseño del próximo milenio, como de un arte lleno de conjugaciones en la construcción, los materiales, las escalas y lo que todo eso refleja.

Son tendencias de vaguardia que comienzan a dar sus primeros pasos en las postrimerías del siglo 20.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.