HOY, MÁQUINAS MÁS RÁPIDAS

HOY, MÁQUINAS MÁS RÁPIDAS

Si bien los motores actuales se basan en el mismo principio de aprovechamiento energético de las máquinas del siglo pasado, los avances tecnológicos los han hecho cada vez más eficientes y menos contaminantes.

16 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Actualmente el bloque de cilindros se construye en aleaciones especiales, que los hace más livianos, y con un poder de refracción de temperatura mayor.

Así mismo, los motores se han hecho más rápidos, en virtud de un menor recorrido de los pistones dentro de los cilindros, al emplear bielas de menor tamaño.

En cuanto a su eficiencia, el mejoramiento en los sistemas de alimentación de combustible se ha avanzado considerablemente.

El sistema de inyección, que se copió de las aeronaves de principios de siglo, mejoró el rendimiento de la gasolina, e hizo de la combustión un juego de niños.

Antes era necesario hacer mil y una peripecias para alcanzar velocidades de consideración en una subida, aparte de que las visitas al surtidor de gasolina agotaban al más valiente.

Para la admisión de la mezcla aire-combustible, están de moda los motores multivalvulares, lo que hace pensar que se dejó en el pasado el concepto de una válvula de admisión por cilindro, para dar paso al empleo de dos por cada uno de ellos.

Por otra parte, los platinos y el condensador ya pertenecen a la prehistoria automotriz.

Hoy día se cuenta con la precisión de los microprocesadores para hacer saltar la chispa en el momento exacto, con la ventaja de evitar la saturación del sistema a altas revoluciones.

Ante la imposibilidad de evitar la emisión de gases, producto de la combustión interna del motor, hoy día se instalan catalizadores de la reacción química incompleta que se produce en el interior de la máquina. Se adicionan al tubo de escape, haciendo que los motores sean menos contaminantes.

También en el tubo de escape se acondicionó una turbina que, gracias al flujo de gases, mueve un compresor.

Este compresor inyecta aire a presión a los cilindros, con lo que se aligera el trabajo del motor.

La fase de admisión se ve así mejorada y, por lo tanto, el motor incrementa su potencia considerablemente.

Mientras la cultura del petróleo siga prevaleciendo sobre el planeta, la ingeniería mecánica continuará con las investigaciones que tiendan a hacer del motor una máquina más eficiente y confiable, y a la vez menos contaminante.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.