SPRINT VENDERÁ SU TELEFONÍA CELULAR

SPRINT VENDERÁ SU TELEFONÍA CELULAR

Sprint Corp. estudia la posibilidad de vender o segregar su división de telefonía celular para concentrarse en el desarrollo de los llamados Servicios Personales de Comunicación (SPC), un negocio en el que la compañía telefónica estadounidense tiene puestas muchas esperanzas y mucho dinero.

15 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Junto con tres importantes empresas de la industria de la televisión por cable, Sprint ya ha comprometido US$2.100 millones en licencias en EE.UU. para ofrecer servicios inalámbricos de SPC que competirán con la telefonía celular. Sprint también expande sus servicios en América Latina de manera muy agresiva.

Ayer, la compañía puso todas sus energías en el negocio de SPC y señaló que escindiría su negocio de telefonía celular o lo vendería a algún interesado. Esta empresa registra ingresos de US$200 millones y un crecimiento anual de un 60% en su clientela. La segregación podría tener un valor de mercado más de US$4.500 millones y se perfila como el curso de acción con mayores posibilidades para Sprint.

Con la venta de esta filial, la compañía podría recaudar US$5.000 millones, pero tendría que hacer frente al pago de muchos impuestos sobre las ganancias de capital, según las leyes de Estados Unidos. Sprint espera tomar una decisión en menos de seis semanas.

Impacto a corto plazo Acabar con la división Sprint Cellular podría tener un enorme impacto para la empresa, al menos en el corto plazo. En comparación con el lento negocio de telefonía local y larga distancia, Sprint Cellular es un verdadero campeón. Sus ganancias de US$203 millones en el primer trimestre reflejan en incremento del 42%. Sin embargo, Sprint tiene pocas opciones. Las leyes de EE.UU. prohíben que una compañía posea importantes derechos en los SPC en los mismos mercados donde tiene sistema de telefonía celular. Pero Sprint posee sistemas celulares en varios mercados clave que se superponen con los SPC que controlan con los gigantes de la televisión por cable Telecommunications Inc., Comcast Corp. y Cox Comm. Inc.

El presidente de Sprint, Arthur Krause, insinuó que es muy probable que la compañía busque una fórmula para segregar la compañía que no le obligue a pagar impuestos sobre las ganancias de capital generadas por la venta. El curso de acción también tendría un efecto sobre la deuda de Sprint al aumentar en US$1.000 millones sus obligaciones en la nueva firma de telefonía celular. Esto dejaría a Sprint sin necesidad de pedir prestado otra vez para construir los sistemas de comunicación personales. Si bien Krause advirtió que el directorio de Sprint todavía tiene que decidir si va a tomar ese camino el de la escisión] , declaró que sería más fácil y menos costoso, en especial cuando se capitalizaría la nueva compañía con alguna deuda . US$1.000 millones? Es posible , contestó.

Kenneth Leon de Lehman Brothers Inc. valoró la filial Sprint Cellular en más de US$4.000 millones, basando su estimación en la multiplicación de sus flujo de efectivo de US$275 millones por 15 veces. Destacó que Sprint necesitaba un catalizador para centrarse en el valor de su matriz .

(Ver tabla Líderes en el sector)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.