AL MINCULTURA SOLO LE FALTA PASAR POR SENADO

AL MINCULTURA SOLO LE FALTA PASAR POR SENADO

En medio de la desorganización de los ponentes y la falta de atención de los representantes, a palmetazos limpios se aprobó ayer en la plenaria de la Cámara de Representantes la ley general de cultura.

15 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Cuando llegó el turno para debatirla, según el orden del día, el expediente correspondiente no aparecía. Superado el impase se comenzaron a escuchar voces de protesta en contra de la creación del Ministerio de Cultura por parte de los representantes conservadores Roy Barrera y Benjamín Higuita. Finalmente, se entró al debate y de una palmada al unísono, a falta de pupitres, se aprobaron en bloque, por propuesta de la ponente María Isabel Mejía Marulanda, 51 de los 68 artículos que contiene la Ley. Paradójicamente, entre ellos se fue, sin que sus opositores lo notaran, la aprobación del Ministerio de Cultura.

Para la discusión quedaron 17 artículos, la mayoría de ellos reunidos en un pliego de modificaciones presentado por un grupo de senadores y representantes que atendieron algunas sugerencias e inquietudes de la iglesia Católica y de las comunidades indígenas en cabeza de Gabriel Muyuy. Entre ellos estaba la creación del viceministerio de los grupos étnicos que no fue aprobado, porque según el representante Alonso Acosta, el Ministerio de Cultura abarca el concepto general de cultura e integra en él todas sus manifestaciones, incluyendo la de los grupos étnicos.

Otro artículo que se cayó fue el 38, que hablaba de aportes al Ministerio de Cultura. Según éste, de los impuestos a los espectáculos públicos a que se refiere la Ley del Deporte, se debía distribuir un siete por ciento para deporte y recreación, y un tres para cultura. Este artículo fue debatido por el representante Samuel Ortegón, quien sustentó que el deporte también es cultura, y que por eso no habría que dividir el impuesto. El argumento de los ponentes es que se cayó porque la cultura no da votos.

Otra de las modificaciones que se hicieron a la Ley es la que se refiere a bienes culturales. Se adicionó el parágrafo se reconoce el derecho de las iglesias y confesiones religiosas a ser propietarias del patrimonio cultural y arqueológico que hayan creado, adquirido con sus recursos o esté bajo su legítima posesión. Igualmente, se protege la naturaleza y finalidad religiosa de dichos bienes, las cuales no podrán ser obstaculizadas ni impedidas por su valor cultural . Este parágrafo atiende a las inquietudes de la Iglesia que temía que su patrimonio fuera expropiado por parte del Estado. El parágrafo incluye que el Estado puede celebrar convenios con las iglesias y confesiones religiosas para tomar las medidas necesarias para su conservación, restauración, estudio y exposición.

También se aprobó la inclusión en los artículos 58, 59 y 60 de que en los consejos departamentales, distritales y municipales haya un representante de las comunidades indígenas. En cuanto a los fondos mixtos de promoción de la cultura y las artes se aprobó la creación de un Fondo Mixto de los Territorios Indígenas para tal fin, además del Fondo Mixto Nacional.

Por otra parte, se autorizó trasladar al Ministerio de Cultura a varias entidades como Audiovisuales, la Subdirección de Monumentos Nacionales y el Instituto Colombiano de Cultura Hispánica. La Radiodifusora Nacional de Colombia no será trasladada, pero Audiovisuales se encargará de su programación cultural.

Y se cayó el artículo que proponía incluir a los autores y compositores en el grupo de personas de la población pobre y vulnerable del país, con el fin de que puedan afiliarse al régimen de seguridad social subsidiado. A esto, el representante Roberto Moya se opuso porque no hay evidencia empírica de que todos ellos sean pobres.

Ahora, el debate continúa en la plenaria del Senado y, en caso de que se den nuevas propuestas, o en caso de que los senadores no estén de acuerdo con los cambios realizados en Cámara, la Ley pasará a comisiones conciliatorias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.