ADIÓS A JAIME BOTERO GÓMEZ

ADIÓS A JAIME BOTERO GÓMEZ

La televisión y el teatro colombianos perdieron a una de sus figuras más innovadoras y significativas. Ayer, a las dos y treinta de la madrugada, en la clínica Palermo, falleció a los 64 años de edad Jaime Botero Gómez, que fue actor, libretista y director. Semanas atrás Botero Gómez sufrió una hemorragia interna que lo mantuvo en estado de coma durante trece días. Sus once hijos y su hermano Fabio Botero lo acompañaron durante la convalencia. Las exequias se realizarán hoy a las 2:30 de la tarde en Jardines del Recuerdo.

06 de febrero 1994 , 12:00 a.m.

Realizador de espacios como el Teatro Popular Caracol, que le mereció el premio Ondas en España, y director y fundador de la Academia Charlot, Botero Gómez se decidió por el teatro cuando apenas era un niño.

En Rionegro, su pueblo natal, Jaime Botero aprendió del espectáculo al ver las procesiones y actos religiosos, por eso muchos en esa población antioqueña confundieron sus intereses y vieron en él a un futuro representante de la iglesia católica.

Sin embargo, Jaime Botero buscó su salida en el teatro y no lo pensó dos veces para escaparse, cuando sólo tenía quince años, con el Ballet Ruso que conocío en Medellín. Pero este viaje lo llevó únicamente hasta Barranquilla porque sus padres lo obligaron a volver. Entonces, se dedicó a la actuación, primero en Medellín y luego en Bogotá, a donde llegó en 1962.

En esta ciudad se convirtió en realizador y, junto con sus hijos, creó distintos espacios en la televisión y montó varias obras de teatro. A partir de sus experiencias y estudios sobre la actuación escribió el libro El arte de actuar. Hasta su muerte, venía desempeñándose como director de la Academia Charlot, que creó hace seis años.

Jaime Botero fue uno de los grandes impulsores de la actuación en el teatro y la televisión colombianas. La actriz Margalida Castro recuerda que él fue mi maestro, como lo fue de muchos contemporáneos míos. Más que dirigirnos, nos consentía. Era un director integral, un compañero. Aunque estoy triste por su muerte, su estirpe continúa porque la suya es una familia de actores. Además yo creo en la reencarnación y después de su enfermedad Botero va a seguir con nosotros ayudándonos .

Pepe Sánchez es uno de los tantos realizadores nacionales que aprendió al lado de Botero, para mí fue un amigo muy entrañable. Una mentalidad muy creadora, muy activa dentro de nuestro medio. Compañero de bohemia. De muchos secretos y complicidad. La memoria que conservo de él, que pesa sobre cualquier cosa, es su solidaridad como amigo, un hombre generoso con un concepto diferente de nuestra profesión. .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.