DESLIZAMIENTOS EN CIUDAD BOLÍVAR

DESLIZAMIENTOS EN CIUDAD BOLÍVAR

Luis Hernando Salazar y Harold Benavides se levantaron ayer en la mañana a derrumbar sus respectivas casas del barrio Juan Pablo II en Ciudad Bolívar. La decisión de acabar a punta de pica y pala con su único patrimonio la tomaron, después de un deslizamiento de tierra que se produjo el lunes pasado y que agrietó y derribó un buen pedazo de las paredes de sus hogares.

14 de junio 1995 , 12:00 a. m.

El deslizamiento que se produjo entre las 4 y las 11 de la mañana y que no dejó ningún herido, se debió, según los vecinos, a la ruptura de un tubo del acueducto.

Sin embargo, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), explica que los hechos fueron al revés y el tubo se rompió porque la tierra se deslizó primero y lo quebró.

Lo cierto es que la tierra que se deslizó, no solo afectó a las dos viviendas que ayer fueron derrumbadas por sus propietarios, sino que, según un censo en el sector, provocó situación de riesgo en 17 casas más, gran parte de las cuales fueron evacuadas ayer.

Por eso las familias Salazar y Benavides duermen ahora bajo el techo de la casa vecinal del barrio, mientras que las demás familias se encuentran alojadas en casas de familiares Los daños en el sector fueron múltiples. Las escaleras que tiene el barrio se rompieron y un buen pedazo de la tierra que está frente a las casas presenta agrietamientos y señales de erosión.

Según el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio, José Ismael Rivera, esta situación se originó debido a la permanente humedad que afecta a la zona, la cual, según él se debe al problema de alcantarillado del sector.

Este sector, nunca ha tenido alcantarillado oficial para las aguas negras, lo único que tenemos es una instalación comunitaria que nos está provocando filtraciones de agua permanentes , señaló Rivera.

Según los habitantes del barrio, aunque le han pedido a la EAAB que les instale alcantarillado, hasta el momento no les han solucionado el problema.

Dentro de nuestras casas hay grietas y humedad permanente y tenemos miedo de que ocurra una tragedia más grave , dijo Según la EAAB, es muy difícil instalar alcantarillado en este sector por las condiciones en las que se encuentra. Por ello se debe hacer un estudio mucho más amplio de la situación del terreno.

Los empinados caminos de este barrio, antes de que hubiera construcción alguna, eran una cantera donde se trabajaba con dinamita. Por eso, según Rivera, los terrenos están agrietados y flojos.

El director de la Oficina de Prevención de Emergencias (Opes), Bernardo Grau, dijo que la Caja de Vivienda Popular buscará soluciones para las familias afectadas.

Según la EAAB, la emergencia del lunes ocasionó el desplazamiento de tres metros de tubo de un sector a otro. Además, aunque los vecinos aseguran que esta Empresa se demoró varias horas en taponar la salida del agua, ellos aseguran que la situación se atendió de inmediato.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.