DEL CIELO CAE AYUDA A BALSEROS CUBANOS

DEL CIELO CAE AYUDA A BALSEROS CUBANOS

Diego Pérez estrecha las manos de sus colegas pilotos antes de despegar en una avioneta azul y blanca en busca de balseros cubanos.

13 de junio 1995 , 12:00 a. m.

El Cessna 337 donado al grupo Hermanos al Rescate sobrevuela como lo ha hecho cientos de veces el océano de color profundamente azul.

Hasta el mes pasado, cuando se avistaba una balsa, Pérez llamaba por radio al Servicio de Guardacostas de Estados Unidos para que mandaran una embarcación a recoger a sus ocupantes.

Pero ahora que Estados Unidos ha decidido devolver a cubanos recogidos en el mar a la isla de la que partieron fugados, la misión es distinta: Se deja caer un radio portátil envuelto en plástico, por el que se advierte a los balseros de la nueva política. Si las balsas están en peligro de hundirse, se les pregunta si desean que se llame al Servicio de Guardacostas.

Es una decisión agonizadora: Se les salva la vida y se les devuelve a Cuba, o se les deja arriesgarse a ver si llegan a suelo de Estados Unidos , dice Bill Schuss, piloto fundador de Hermanos al Rescate .

Otro piloto, Carlos Costa, dice que si se ve que los balseros están en peligro, no hay otra opción que llamar al Servicio de guardacostas.

Si alguien nos dice que prefiere morir a volver a Cuba, no podemos dejarle hacerlo. Tenemos que salvar sus vidas, aunque deban retornar... Pérez, mecánico de aviación oriundo de Argentina, no se repone de su asombro al comprobar que hay quienes siguen dispuestos a arriesgar el cruce de 140 kilómetros de aguas azarosas en balsas, tubos de neumáticos o canoas de lata oxidada. Deben estar un poco desesperados , dice.

De la indignación que ha causado el cambio de política estadounidense en la comunidad cubana en el exilio de la Florida, Schuss culpa al gobierno del presidente Clinton y no al Servicio de Guardacostas: Creo que ellos también se sienten desgarrados, porque son ellos los que salvan las vidas de estas gentes... saben lo que sienten, y estoy seguro que no están contentos al tener que devolverles a Cuba , agrega Schuss.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.