CASO SIMPSON SIEMBRA DUDAS SOBRE LA JUSTICIA

CASO SIMPSON SIEMBRA DUDAS SOBRE LA JUSTICIA

Al cumplirse un año del asesinato de Nicole Brown y Ronald Goldman, Estados Unidos adquiere la dimensión de los efectos perversos y corruptos que ejercen el dinero y los medios de comunicación en el sistema judicial estadounidense.

13 de junio 1995 , 12:00 a. m.

En un país que repite la palabra justicia como uno de los pilares de su ideología, los debates del proceso del siglo , transmitido en directo por televisión, hicieron caer en las encuestas la confianza de los norteamericanos por los abogados, los fiscales y los jueces.

A pesar del salvajismo del hecho en sí mismo, el doble asesinato de Nicole Brown Simpson, de 35 años y de Ronald Goldman, de 25, ocurrido el 12 de junio de 1994 en el coqueto barrio de Brentwood de Los Angeles, no habría superado el estatuto de sangriento hecho policial, si el principal acusado no se llamara O.J. (Orenthal James) Simpson.

La acusación del ex ídolo del fútbol americano era demasiado simbólica: hijo de una periferia negra desheredada de San Francisco y convertido en personaje rico y célebre gracias al deporte y al jet set , O.J. es el arquetipo del éxito norteamericano, en especial para su minoría rebautizada afroamericana .

Frente a este juicio, el fiscal Christopher Darden declaró la semana pasada al diario Los Angeles Times, que tenía vergenza de participar en el proceso y además puso en tela de juicio su fe en el sistema judicial.

Pero este circo , del que no han dudado en beneficiarse todos sus componentes, desde los amigos de las víctimas hasta los abogados defensores, pasando en algunos casos por los miembros del jurado, ha generado ciertas dudas sobre el sistema judicial estadounidense.

La gente nunca debería de preguntarse si un sujeto es juzgado para aumentar los índices de audiencia , comentó en el periódico Los Angeles Times el jurista Zev Yarolavsky.

Como señala la editora Maureen O Brien, ésta es la primera vez en la historia judicial de Estados Unidos que la gente involucrada en el juicio ha publicado libros con sus experiencias como testigos, jurados o acusados cuando el proceso está todavía en marcha.

Con diez meses de juicio y un final todavía lejano, el juicio contra Simpson se ha convertido en uno de los más caros celebrados nunca en California: unos 5 millones de dólares.

De los 24 miembros del jurado seleccionados y secuestrados -12 suplentes y doce titulares- diez han sido cesados, y cada vez son más intensos los rumores de que la cifra podría disminuir por debajo de la docena que fijan las leyes si el proceso se alarga más tiempo.

Según los comentaristas judiciales, las posibilidades de que el proceso concluya en un juicio nulo o de que el jurado sea incapaz de alcanzar un veredicto son cada vez más numerosas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.