ASÍ SE CAPITALIZA SU DINERO

ASÍ SE CAPITALIZA SU DINERO

Las capitalizadoras son entidades que pertenecen al ramo de los seguros y que están vigiladas por la Superintendencia Bancaria, para garantizar el manejo transparente de los recursos.

14 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Todas las sociedades de capitalización deben inscribir sus agentes en la Superbancaria. Los agentes son las personas que ofrecen y venden los títulos de capitalización en el mercado; son como los agentes de seguros pero con un producto concreto.

El propósito de estas compañías es captar recursos mediante la emisión de cédulas o títulos de capitalización, que constituyen una modalidad de ahorro, mediante la cual una persona se fija una meta de ahorro mensual por un período de tiempo determinado, al final del cual puede retirar la suma total ahorrada y los intereses capitalizados.

Los títulos de capitalización se harán al portador o nominativos, que pueden ser expedidos a personas naturales o jurídicas.

Sorteos millonarios Además, el ahorrador tiene la posibilidad de resultar favorecido en sorteos que ofrecen los diferentes planes de capitalización entre las personas afiliadas, las que se congregan en grupos para efectos de los sorteos.

Para cada emisión, los sorteos se hacen mensualmente y en cada uno de ellos participan los títulos que se hallen al día en el pago de sus cuotas.

Las diferentes compañías de capitalización han diseñado planes en grupos de 550 suscriptores (a 12 meses); 500 y 800 suscriptores (a 40 meses); 500 y 800 (a 66 meses); 20.000 y 30.000 suscriptores (a 36 meses), entre otros, con el propósito de que en el sorteo salga siempre un título favorecido de cada uno de los grupos.

El estatuto financiero indica algunas limitaciones en su operaciones: - No podrán emitir títulos distintos de los de capitalización.

- Les está prohibida la colocación de sus títulos mediante la permuta con títulos de otras sociedades que operen en el mismo ramo de negocios.

Por Ley, los contratos que celebren serán mínimo de un año y máximo de 20. Las cuotas que el suscriptor debe abonar serán únicas o periódicas. Estas últimas podrán ser o no iguales durante el plazo determinado.

También las personas que ahorran pueden obtener préstamos de estas entidades, siempre y cuando estén al día en el pago de sus cuotas mensuales.

Los préstamos pueden ser: un monto como anticipo, que no podrá exceder el 90 por ciento del valor ahorrado y un monto equivalente a un número de veces el valor de un mismo sorteo adjudicado.

Sorteos sí, pero...

En los contratos de capitalización podrá establecerse la realización de sorteos, pero teniendo en cuenta las siguientes precisiones hechas en el Estatuto Financiero: - No pueden concederse premios cuyo valor no esté contemplado en el cálculo de la cuota.

- Ningún título puede participar en más de un sorteo por mes.

- El suscriptor favorecido, después de recibir el premio, puede perseverar en el contrato o terminarlo, con derecho al correspondiente valor del rescate.

- El premio de cada sorteo no puede ser superior al valor que correspondería al título a su vencimiento.

En qué invierten? El capital y reservas o fondos de las sociedades de capitalización deberán invertirse, según la Ley definida en el Estatuto Financiero, así: 1. En gastos de organización de las sociedades que inicien sus negocios, no más del 10 por ciento del capital pagado, y deberán quedar amortizados máximo al final del quinto año del ejercicio.

2. En muebles y equipos necesarios para su funcionamiento, hasta 15 por ciento del capital pagado y las reservas patrimoniales.

3. En préstamos con garantía de sus propios títulos.

4. En las obligaciones a interés de la Nación o garantizados por la misma.

5. En obligaciones a interés de departamentos y distritos o de establecimientos públicos de cualquier orden.

6. En acciones y bonos de compañías anónimas nacionales. En una sola empresa no puede exceder el 10 por ciento del capital pagado o de las reservas patrimoniales y técnicas de la compañía.

7. En cédulas que devenguen interés, emitidas por bancos hipotecarios.

8. En bienes raíces ubicados dentro del país.

9. En préstamos garantizados con prenda, siempre que el valor comercial de las garantías supere por lo menos el 30 por ciento del valor de la inversión.

10. En caja y en cuenta corriente, en los bancos del país.

11. En títulos representativos de captaciones o en títulos valores, emitidos por las instituciones financieras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.