ENVIGADO SE SALVÓ DEL DESCENSO

ENVIGADO SE SALVÓ DEL DESCENSO

Envigado Fútbol Club aseguró su permanencia en la división A del fútbol profesional, al derrotar a Tuluá, 2 a 1, en partido celebrado en la tarde en el Polideportivo Sur, correspondiente a la vigésima octava fecha de la Copa Mustang-95.

08 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Con su triunfo, los envigadeños alcanzan 29 puntos y además tiene una mejor diferencia de goles con respecto a Huila y Cúcuta.

Fue un partido lleno de tensión por lo que significaba para el conjunto antioqueño. Una derrota lo hubiera puesto nuevamente en la zona del descenso. La visita terminó con un hombre menos por la expulsión de Vallecilla a los 26 minutos de la etapa complementaria.

Por eso fue un partido feo. Ni uno ni otro equipo hicieron méritos para ganar. Envigado jugó más y peor el Tuluá , dijo Oscar Ignacio Martán, el presidente del cuadro vallecaucano. Ni siquiera valió la pena alegar por una supuesta pena máxima al final del partido. No hubo vergenza en los jugadores tulueños. Era mejor que se acabara rápido el compromiso .

Un trámite raro en el primer tiempo. Envigado comenzó bien, tranquilo, con rotación de pelota en corto y en largo, en una demostración de seguridad, tanto en su fútbol como en sus objetivos.

Por eso, las opciones aparecieron con el correr de los minutos. Lozano, Zapata y Cárdenas pudieron definir frente al arco de Diego Gómez. Sin embargo, quedaba la sensación de un conjunto alegre, apersonado de su rol de protagonista.

Pero todo empezó a dilatarse justamente con la anotación. Fue en un tiro de esquina ejecutado por Samuel Cárdenas y en el área apareció imponente Juan Camilo Noreña para cambiarle el rumbo a la pelota con golpe de cabeza a los 27 minutos.

De allí en adelante, el que impuso las condiciones fue Tuluá. Primero, por la reacción lógica del que se encuentra en desventaja, por lo que Molina, Rodas y España se juntaron más con sus atacantes Peña y Hernández para iniciar sus llegadas al arco de Lotártaro.

Segundo, porque el local se lleno de nerviosismo, por lo cual sus pases fueron imprecisos y prácticamente le regaló la pelota al visitante. Se perdió el sentido de creación de Cárdenas y Cárdenas, se ratificó la pérdida de los delanteros Lozano y Zapata.

A los 31 minutos, provino la paridad. Un centro de escasa peligrosidad es bajado con la cabeza por Jeringa Guzmán y en el apresuramiento, Juan Camilo Noreña la emboca ensu propio marco.

Para fortuna de Envigado, el 2-1 llegó en un momento de descontrol porque los jugadores locales no volvieron a encontrar los hilos. Y fue en un centro pasado que remató de primera Oscar Galeano, a los 42 minutos.

El complemento fue apenas de trámite. Acaso con algunas intenciones de Tuluá, impulsado por su afán de empatar, pero igualmente con muchos boquetes en su zona defensiva.

El contraataque envigadeño puso a sus jugadores frente a Gómez en 3 oportunidades. Lotártaro también salvó dos ocasiones del visitante.

Las formaciones, a las órdenes de Julián Idárraga, fueron las siguientes: Envigado: Lotártaro; Pico, Guzmán, Noreña y De Arco; Cárdenas, Ramírez, Carvajal y Galeano; Lozano (Castrillón) y Zapata (Hoyos).

Tuluá: Gómez; Ramos, Rincón y Vallecilla; España, Baldovino, Molina, Rodas y Caicedo; Hernández y Peña.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.