NOS ARRODILLAMOS O NOS MATAN A TODOS

NOS ARRODILLAMOS O NOS MATAN A TODOS

Durante setenta días los sobrevivientes del cartel de Medellín, convictos en Itagi, La Modelo y La Picota, han confrontado e intentado conjurar la amenaza potencial de un exterminio total. En busca de la paz con sus enemigos de Cali y la costa y con los Pepes , los antes jefes terroristas de Pablo Escobar han convertido en emisarias a sus propias mujeres, y han confiado en que se les respete la vida por su estado de embarazo.

06 de febrero 1994 , 12:00 a.m.

Yo le cuento una cosa bacan, aquí tenemos que arrodillarnos (...) o nos matan a todos y al menos hay que ver que vivan las familias...

Durante setenta días los sobrevivientes del cartel de Medellín recluidos en prisión han confrontado e intentado conjurar la amenaza potencial de un exterminio total.

Los aliados terroristas de Pablo Escobar, convictos en Itagi, la Modelo y La Picota, han enviado sin éxito a sus emisarios en busca de un acuerdo de paz con sus enemigos en el Valle y la Costa.

Sus propias mujeres, en avanzado estado de embarazo, han tenido que acompañar a abogados presa del pánico, y han sido convertidas en garantes de infructuosos encuentros iniciales entre voceros de las legiones del narcotráfico en conflicto.

Por si aquello fuese poco, los sicarios que antes estuvieron al servicio de Pablo Escobar y sus jefes terroristas se han dividido. En medio de una creciente tensión, la mayoría exigen su tajada de la fortuna del cartel y otros se niegan a entregar lo que está en su poder. El resto, a la deriva, espera por la reestructuración.

Las acciones de Perseguidos por Pablo Escobar (Pepes) han continuado en la clandestinidad. Y sus comandos han asesinado a otros enlaces de la organización y confiscado sus fortunas.

El cartel de Cali ha hecho saber que por lo pronto sólo está considerando la alternativa de un acuerdo de paz y el viernes, Fidel Castaño, Rambo , hizo pública su propia visión de la guerra.

En un mensaje repartido en Medellín, Castaño exige el sometimiento a la Justicia de los agentes aún libres del cartel y la confesión de sus delitos para de esta manera estar seguros que no tendremos que combatirles nuevamente .

Esto precisamente --prosigue la carta-- es lo que intentamos lograr a través de los contactos de los abogados .

Aterrorizados por lo que aún pueda sobrevenir --tras la muerte de Escobar y el atentado contra Roberto Escobar Osito -- los jefes terroristas del cartel han ofrecido a sus enemigos pagar sus deudas y sus crímenes con cárcel y han considerado, por primera vez, desarticular lo que queda de sus reductos armados.

A cambio, han pedido respeto a la integridad de sus familias y negociación de dineros y bienes con El Señor y La Señora .

En concepto de las autoridades, los reclusos de Itagí, la Modelo y La Picota simplemente han lanzado a los sicarios a negociar con Roberto Escobar y María Victoria Henao (ver recuadro).

Ya Herminda Gaviria, madre de Pablo Escobar, había obtenido un preacuerdo con Fidel Castaño, que textualmente sostiene en su comunicación del viernes: A quien hice saber que contra ella y su familia no tenemos nada .

Los testimonios que han recopilado las autoridades, en fin, no solo han puesto en evidencia que la mafia arde por dentro sino que, en concepto de los otrora poderosos jefes terroristas del cartel, ha llegado la hora de la rendición total: dejar los combos (...) y arrodillarnos bacan porque si no van a matar hasta las familias .

Pepes y acuerdos La Policía tiene pruebas de que varios agentes del cartel cayeron abatidos, hace una semanas, en el Valle de Aburrá, por cuenta de los Pepes , que sus bienes fueron confiscados, y que la persecución contra los sobrevivientes en libertad del cartel ha continuado tras la muerte de Pablo Escobar.

Una carta en poder de las autoridades revela incluso: la misma gente volvió y se llevaron todo. Los muchachos lo están molestando a usted porque está en la zona de Ramón .

El documento, conocido por EL TIEMPO, indica que los convictos del cartel buscan desesperadamente a un ex fiscal sin rostro de Medellín --el mismo que intentó sacar del país a la familia de Pablo Escobar-- para que se desplace hasta Cali para mediar con los carteles del Valle y empiece a gestarse un verdadero acuerdo de paz.

El autor de la carta señala: hay que mandarle una nota a la gente de allá, que vaya Mancera con una de las mujeres de ustedes y la mía, para hacer unas propuestas.

El primer paso importante que vamos a dar es que vaya la novia de ustedes, mi mujer va a ir para servirle de garantía a Mancera porque está asustando y quién no? .

En la misiva el lugarteniente habla de las diferencias que han tenido en el proceso con quien parece ser Roberto Escobar Gaviria, hermano del extinto jefe del cartel.

Ya el hombre recapacitó, entonces que para que le digas a aquellos que no le manden decir nada a él ya, para que no empiece la polémica y la huevonada .

En relación con la propuesta de paz, el documento advierte que el primer contacto solo es un embrión de diálogo y que los sobrevivientes del cartel deben considerar finalmente su rendición total.

Yo le cuento una cosa bacan, aquí tenemos que arrodillarnos (...) o si no nos matan a todos, al menos para que no le hagan nada a la familia .

La Costa El documento revela que voceros de los lugartenientes del cartel sostuvieron un contacto con cuatro importantes traficantes del cartel de la Costa para establecer la pacificación entre carteles.

El contacto en los diálogos con Cali es, según el documento, un hombre conocido como Costeño . A él corresponde canalizar una carta con las propuestas del cartel hacia los capos del Valle.

Entonces reúnanse, escojan la mujer de ustedes la que va a ir (...) para que ustedes digan que lo vieran a él o si no van a creer que los estoy tabajando de calle.

Hagan la carta para que se la entreguen a la mía y a ella (...) porque tenemos que estar listos para cuando me digan que tenemos que arrancar... .

La misiva advierte que no hay tregua aún con los enemigos del cartel y advierte: No es que estemos en paz, no se ha hablado nada, apenas se va a hablar para que usted no vaya a pensar que es que la cosa está hablada. No podemos empezar de una porque un problema de diez años no se puede arreglar en ocho días... .

En otro aparte de la carta, el lugarteniente explica que es necesario poner fin a los reductos armados para evitar malentendidos con los traficantes del Valle: Hay que hablar como sea, pero agachando la cabeza.

Nosotros probando, cargándonos con eso, estamos probando finera, entonces ya les estamos demostrando algo a ellos (...) si ellos ven que no tenemos combo, ni mandando gente ni huevonadas, entonces hay que empezar por eso, calmado no hay nada, para qué nos vamos a poner con huevonadas .

Los Ochoa No es la primera vez que los hombres del cartel de Medellín acuden a misivas en un intento por zanjar las diferencias con las organizaciones de traficantes del Valle.

El 28 de julio de 1993, uno de los hermanos Ochoa Vásquez envió a Fidel Castaño y a Gilberto Rodríguez Orejuela una carta en la que pedía un acuerdo entre los dos carteles.

En ese entonces, Ochoa dijo que a nosotros no nos mataron porque estábamos aquí presos , al referirse a la sangrienta purga contra los hermanos Moncada y Galeano.

En esa carta Ochoa advirtió a Castaño y a Rodríguez: Ustedes le están buscando culpables a un problema que no han podido arreglar y que estoy seguro esta no es ni será la forma de arreglarlo, con violencia y haciendo cosas mas mal hechas de las que ha hecho Pablo no se soluciona nada .

En ese entonces, Fidel Castaño, a quien se señala como uno de los líderes del grupo de los Pepes , respondió a Ochoa que mientras su familia siguiera apoyando económicamente a Escobar, la guerra contra el cartel de Medellín continuaría.

Es lo que ha ocurrido y lo que ahora obliga a los convictos del cartel a buscar un pasaporte para sobrevivir...

LA OTRA CACERIA Tras la operación del Bloque de Búsqueda que el 2 de diciembre permitió ubicar y enfrentar a Pablo Escobar hasta darle de baja, los sicarios del cartel han intentado apropiarse de los bienes en su poder o exigir dineros a quienes, en su concepto, tienen el dominio de la fortuna de la mafia.

Inclusive Perseguidos por Pablo Escobar (Pepes) y otros traficantes, enemigos del cartel, estarían presionando la devolución de fortunas confiscadas por Escobar y sus hombres a los narcotraficantes asesinados.

Así lo evidencia la carta en poder de las autoridades que a ese respecto consigna: ...Explíqueles bien lo de las propiedades, que nosotros vamos a pagar con cárcel. Entonces que ellos paguen con propiedades...

Lo que está proponiendo también la señora de las sociedades eso es No. Dígales a ellos porque la plata la tienen ellos y Roberto (...).

Es que la paz ya con la señora esa, es entregando la plata pero la tienen que entregar es ellos, con propiedades y cosas tiene que arreglar, porque ellos son los del problema, nosotros somos trabajadores todos .

La misiva hace referencia a los familiares de Escobar, quienes tendrían que entregar las propiedades y el dinero que el jefe del cartel y sus hombres confiscó a las familias Moncada y Galeano, tras la sangrienta vendetta de julio de 1992.

El lugartaniente quien, al parecer, es el mismo convicto que está coordinando los contactos con el cartel de Cali y el de la Costa, dice en la carta: Usted sabe la plata quien la tiene. Una parte se la llevó Nicolás, otra Juan Pablo, otra la otra la señora, otra p alputas y entonces ellos son los que tienen que pagar eso, pero para eso hay que arreglar la primera parte, porque es que el segundo arreglo es ese .

Al referirse a la entrega de bienes que se encuentran en poder de los mandos medios del cartel, el autor de la carta afirma que explíquele de las propiedades, que eso es cero pollito, porque nosotros vamos a pagar lo que dice el señor con cárcel, nosotros vamos a pagar con cárcel, entonces que ellos paguen con propiedades eso .

Las autoridades investigan ahora las eventuales presiones que se estarían gestando sobre los Escobar e intentan identificar los bienes a que la misiva hace referencia.

Búsqueda de asilo María Victoria Henao, viuda del barón del narcotráfico, Pablo Escobar, en una entrevista exclusiva publicada hoy, sábado, por el diario Komsomolskaya Pravda[ob0, reiteró su pedido de asilo al mundo y se preguntó si los hijos deben responder por todo lo injusto que hizo su padre .

La esposa del que fuese jefe del cartel de Medellín mantuvo una conversación telefónica con el corresponsal del diario moscovita quien la llamó a Colombia desde Buenos Aires, y aseguró que volvería a casarse con Pablo Escobar.

María Victoria insiste en que no somos tan multimillonarios como nos describen aunque tampoco somos pobres. El dinero, especialmente cuando hay mucho, siempre trae consigo grandes disgustos .

Victoria indicó que su marido quería mucho a los hijos, especialmente a la menor a quien mimaba mucho y la llamaba princesa .

Nuestro día --explicó-- comenzaba a las 11 de la mañana. Desayunábamos, discutíamos los asuntos de la familia, luego Pablo se iba al trabajo. Por las noches habitualmente cenaba en casa, aunque a veces llegaba tarde .

Las rencillas por las infidelidades de Pablo eran frecuentes, pero Victoria disculpa a su marido porque cuando una persona concentra tanto poder y dinero en sus manos es difícil no ceder a las tentaciones. Yo sabía de sus andanzas y a menudo le ofrecía que volviese a ser libre y rehaciese su vida .

Pero Pablo, explicó, luego se lamentaba de sus escapadas y me enviaba enormes ramos de rosas. Una vez, junto a las flores me mandó una notita que decía: Victoria, nunca te cambiaré por otra .

Según la esposa del más poderoso narcotraficante del mundo, en su familia nadie nunca consumió drogas. Mi hijo Pablo ni siquiera fuma , dijo al explicar que en su casa no se habla mucho del tema de la drogadicción aunque sabe que es una gran desgracia cuando las drogas destruyen una familia .

La esposa de Escobar sostiene que el hijo todavía no cree que han matado a su padre.

El piensa que se suicidó , dijo, pues Pablo había dicho que no quería convertirse en un trofeo de caza y estaba dispuesto a entregarse personalmente a las autoridades.

María Victoria Henao dijo que ahora viven aislados y que se encuentra impotente para resolver su situación. Los hijos no pueden ni ir a la escuela y la familia entera teme por su suerte, por lo que ella le ha pedido hasta al Papa Juan Pablo II que la ayude a buscar asilo en algún otro país donde pueda tener ella y sus hijos una vida normal.

Aquí (en Colombia) no nos sentimos seguros , afirmó al indicar su disposición a mudarse a cualquier otro país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.