SE CALIENTA DEBATE SOBRE LA SEGURIDAD SOCIAL

SE CALIENTA DEBATE SOBRE LA SEGURIDAD SOCIAL

La reforma a la seguridad social en Colombia está próxima a vivir una de sus más importantes pruebas: todos los trabajadores del país tienen plazo hasta este 30 de junio para decidir si se quedan con la salud del ISS o buscan la atención a través de una entidad privada (EPS).

12 de junio 1995 , 12:00 a. m.

La decisión la deben tomar no solo los trabajadores particulares. También lo deben hacer los servidores públicos nacionales, departamentales y municipales, afiliados a cajas de previsión, con muy contadas excepciones.

Pero el 1o. de julio también será clave por otros asuntos: desde ese día todos las familias de los trabajadores colombianos deberán quedar cubiertas por los servicios de salud, ya sea a través del Seguro Social o de las Empresas Promotoras de Salud (EPS). La ampliación a la familia implica un aumento de los aportes que pasan del ocho al 12 por ciento, repartidos entre empleadores y trabajadores.

El otro componente de la Ley de seguridad social, el de pensiones, vigente desde abril de 1994 vive también sus primeros contratiempos: los fondos privados de pensiones tendrán que justificar de dónde sacaron cerca de 675.000 del 1.200.000 de sus afiliados, ya que no se encuentran en las bases de datos del Instituto del Seguro Social (ISS) y que esta entidad no reconoce.

Todo parece indicar que de todas maneras, los fondos deberán revisar hacia abajo sus datos pues una buena parte de sus afiliados fue producto de estrategias de sus vendedores quienes engatusaron a personas para ganarse una comisión. Cálculos no oficializados indican que dichas entidades alcanzan solo un 60 por ciento del recaudo por aportes.

Por el lado del Seguro Social, la situación tampoco es la ideal. Como lo ha publicado este semanario, el Consejo Gremial Nacional y otros sectores han formulado reparos a su gestión y estructura. Ahora sus directivas han reconocido que a partir del próximo año las reservas que maneja el Instituto tocarán fondo, pues el pago de pensiones por invalidez, vejez y muerte se llevarán todos los recursos.

Datos: hacia la realidad En las últimas semanas, los fondos de pensiones han debido aclarar dos asuntos: el número real de afiliados y la rentabilidad de sus portafolios de inversión.

Al cabo del primer año de operación, las mencionadas entidades hicieron su evaluación: 1.200.000 afiliados. A la hora de hacer sus cuentas con el ISS, la alegría no parece no ser tan grande.

El Seguro Social entregó la semana pasada a la Superintendencia Delegada para Pensiones, un informe en el cual acepta un total de 584.126 desafiliados al ISS en dicho período que se trasladaron a los fondos, pero solicitó a las AFP que justifiquen de dónde salieron 673.963 de sus afiliados.

La información en cuestión, que es una exigencia de la Superintendencia Bancaria, ha servido para poner en duda los datos de los fondos y para algunos al descubierto serias irregularidades en el esquema de afiliación. El próximo 24 de julio todo deberá quedar aclarado, pues en esa fecha el ISS tendrá que devolver a las entidades administradoras del régimen de ahorro individual con solidaridad, los aportes efectuados por los patronos desde el inicio de la Ley en abril de 1994, hasta diciembre del mismo año.

De acuerdo con Jorge Luis Acevedo, gerente de informática del Seguro, los fondos tendrán que aportar mayor información, ya que por número de cédula es imposible encontrar más afiliados.

Para Alejandro Venegas, Superintendente Bancario Delegado, una vez se reciban las cifras del ISS y se crucen con los fondos, se sabrá a ciencia cierta los alcances de la reforma a la seguridad social .

Según estos cruces, los fondos no afiliaron tanta gente como dicen en su primer año de funcionamiento, ya que a Colfondos el ISS le rechaza, en promedio, en las cuatro regionales, 104.522 de las 133.606 cédulas presentadas; a Colmena 18.926 de 24.103; a Colpatria 46.568 de 57.214; a Davivir 26.187 de 32.469; a Horizonte 85.963 de 102.590; a Invertir 11.606 de 14.436; a Protección 94.257 de 116.281 y a Porvenir 285.935 de 349.237.

Consultado Pablo Alvir de Porvenir, sobre el desinfle de su fondo, explicó que cuando crucen la información total saldrán algunos afiliados que en realidad no existen. Problema que surgió cuando se inició el proceso de afiliación y porque en realidad está ingresando gente nueva a la población económicamente activa, o sea nueva fuerza laboral .

Porvenir que lidera las AFP, tanto en afiliados como en valor recaudado, viene desafiliando registros en un promedio mensual de 4.500, todos empleados independientes.

A su turno, Fanny Santamaría, de Colfondos, precisó que es cierto que en la actualidad hay poca claridad en el número de afiliados, pero, dijo, lo importante es que el valor de los fondos es sobre recaudo real, que finalmente es el respaldo que se les brinda a los afiliados .

Para Mauricio Amador de Davivir, hay que empezar por detectar los goles que nuestros mismos vendedores nos han metido, para poder hablar de cifras reales, y esperar que el ISS haga el cruce final .

Otro problema serio empieza a aparecer a sólo un año de la creación del sistema pensional. Se trata de la lenta expedición de los Bonos Pensionales que han afectado a los trabajadores que han tenido problemas de invalidez o muerte. Hoy las AFP no han podido cumplir con la mayoría de las obligaciones de pensión pendientes.

El Ministerio de Hacienda creó una oficina pensional la cual liquidará los bonos, pero antes de agosto no se sabrá nada sobre el tema.

El segundo problema de los fondos tiene que ver con la rentabilidad que generó su portafolio al cabo de los primeros ocho meses de operación, pues no han podido rebatir los argumentos de la Superintendencia Bancaria sobre los bajos niveles de ganancia del afiliado. Es una discusión técnica que ningún beneficio le reporta a la credibilidad del sistema, pero que finalmente debe ser despejada pues como dice el slogans con la pensión no se juega .

Reservas del ISS Como se sabe, la Ley 100 de 1993 que reformó la seguridad social en Colombia creó dos sistemas que compiten entre si: uno administrado por el ISS y otro por las AFP.

En el régimen a cargo del Seguro, las cosas no han sido tan malas como los fondos previeron: en un año de competencia perdieron 584.000 registros que en número de cédulas puede ser menor.

Los detractores del Seguro hacían cuentas de que perderíamos un 20 por ciento de nuestros afiliados cada año, pero las cifras del primer año, que sería el más caótico, no muestran eso , explicó Jorge Luis Acevedo del ISS.

Pero la crisis del Instituto empieza a mostrar su cara en materia de reservas. En la actualidad estas ascienden a 1.5 billones de pesos. El Seguro gasta anualmente en pensiones cerca de 800.000 millones de pesos en invalidez, vejez y muerte. Al pagar las deudas con los pensionados de invalidez y muerte (como se está haciendo), el dinero no duraría más de un año, y el gobierno tendría que entrar a pagar el faltante.

Para evitar el rápido agotamiento de esas reservas, el Seguro Social entregará en fiducia el 40 por ciento de esas reservas en una licitación que saldrá en el mes de julio.

La decisión en salud Los trabajadores colombianos deben elegir antes de finalizar este mes su nuevo esquema de seguridad social en salud: los afiliados al ISS si se quedan o se van a una EPS y los públicos de todos los niveles ingresar al Instituto o a las entidades privadas. Por falta de información, muchos trabajadores colombianos no se han dado cuenta que si no deciden cambiarse del ISS a una EPS, deberán congelar esta decisión por un año.

Cerca de un millón de trabajadores del Estado (Nación, departamentos y municipios) deberán también optar por el ISS o una EPS. Parte importante de las cajas de previsión regionales entrarán en proceso de liquidación una vez los ministerios de Hacienda y Trabajo culminen un estudio sobre su situación financiera.

Por encima de todo, hay una gran desinformación entre los trabajadores. La gente no sabe qué hacer y lo único cierto es que a partir de esa fecha los aportes se incrementarán en un 50 por ciento: del ocho al 12 por ciento.

Del lado privado quienes entrarán a hacerle competencia al Seguro en la salud se quejan del exceso de reglamentación de la Ley en algunos capítulos: Según María Inés Flores, gerente de EPS Colsánitas, la mayores fallas en el sistema tiene que ver con la Superintendencia y el mismo Ministerio de Salud que toman decisiones que muchas veces van en contravía. Por ejemplo, la Super pide alguna documentación y como tal se les envía y al cabo del tiempo recibimos una circular del Ministerio preguntándonos por qué no lo hemos hecho .

Una visión de los dos lados la tiene Fanny Santamaría ex-presidenta del ISS y actual gerente de Colfondos. Para ella, si las Empresas Promotoras de Salud, y en general todo el sistema no arranca con pie derecho, lo más probable es que se resienta la reforma a la seguridad social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.