POR BUEN CAMINO

Las altas tasas de interés están desacelerando el crecimiento económico lo cual implicara aumento en el desempleo.El desbordado gasto publico presiona el costo del dinero y alimenta la voraz inflación que carcome el poder adquisitivo de los salarios.La revaluación esta acabando con las exportaciones y disparando las importaciones con lo cual el frente externo comienza a ensombrecerse por el nubarrón de un peligroso déficit en cuenta corriente.El contrabando esta destruyendo la economía formal.La reforma tributaria ha generado una incertidumbre que frena la inversión.Y todos estos factores están propiciando un nerviosismo que puede, como en el magistral cuento de García Marquez, crear una self fulfilling prophecy .Es decir si todos comenzamos a decir que habrá crisis, por mas de que no existan condiciones objetivas para el desbarajuste, el poder de la acumulación de expectativas negativas terminara produciendo un barrigazo . Pero todos estos problemas son secundarios frente al peor fl

12 de junio 1995 , 12:00 a. m.

La producción y venta de drogas ha creado la mentalidad del enriquecimiento fácil que ha corrompido a miles; políticos, empresarios, periodistas, jueces, curas, artistas, deportistas, funcionarios públicos.Ningún estamento de la sociedad se ha librado de su arrolladora invasión.Ni siquiera la guerrilla, logro mantenerse incontaminada.Hoy en día es prácticamente tan solo un grupo de poderosos delincuentes comunes que se sostiene por sus narconegocios, el secuestro, el chantaje, el boleteo y la extorsión.Y esa droga maldita esta destruyendo el tejido social a una velocidad impresionante.Por ello es que la captura del jefe del Cartel de Cali es una excelente noticia para el país entero, empezando por el mundo empresarial y económico.Sabemos bien - la muerte de Rodríguez Gacha y de Escobar nos lo confirman- que la desaparición de las cabecillas no quiere decir que se acabara pronto con el negocio, pero si es razonable pensar que tarde o temprano el imperio comenzar a desmoronarse.

Ojalá se obtuviera un triunfo tan contundente en la lucha contra la guerrilla.Que cayeran el cura Pérez y Tirofijo.Sin tomas ni voladuras, sin asesinatos y secuestros, sin cocaína y narcodólares, Colombia podría crecer a tasas superiores al 10% anual.Y así lograríamos comenzar a convertir nuestros sueños en realidad.Erradicar la miseria, educación publica gratuita y de calidad para todos, la competitividad de la industria, la eficiencia del Estado, la seguridad y la justicia para todos los ciudadanos dejarían de ser utopías .El país podría salir de ese triángulo de las Bermudas en el cual se encuentra en peligro de desaparecer y cuyos vértices lo componen el narcotráfico, la guerrilla y la deshonestidad.

Gracias señor Presidente Samper por alimentar la débil esperanza de un futuro positivo.Gracias Ministro Botero por demostrar la capacidad de nuestras fuerzas armadas.Y gracias a los miles de compatriotas que bajo la acertada dirección de los mandos oficiales hizo posible la captura de este pez gordo de talla mundial, de esa ballena cuya especie si esperamos que se encuentre en vías de extinción.Que continúe la liberación en todos los frentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.