DIEZ MINUTOS DE PÁNICO EN PALACIO

DIEZ MINUTOS DE PÁNICO EN PALACIO

Cuando la noticia de la captura de Gilberto Rodríguez Orejuela ya le había dado la vuelta al mundo, y el presidente Ernesto Samper celebraba en Palacio ese gran triunfo, una llamada de un funcionario técnico de la Policía lo dejó petrificado: el cotejo de las huellas dactilares del capturado arrojaba dudas.

11 de junio 1995 , 12:00 a. m.

La alegría se transformó en silencio y todavía bajo el impacto de esta información aún sin confirmar, se comenzó a diseñar el plan de contingencia para poner la cara ante el mundo y explicar esa aterradora noticia en el evento de que llegara a ser cierta.

Diez minutos después, el general Rosso José Serrano le aseguró al ministro de Defensa, Fernando Botero Zea, que ese hombre de chivera y pelo negro teñido era, en efecto, el capo más buscado del planeta.

Estos pormenores fueron revelados por el titular de la cartera de Defensa en una entrevista concedida al programa Sala de Redacción .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.