BOGOTÁ SE RAJA EN LA ENTREGA DE PROYECTOS

BOGOTÁ SE RAJA EN LA ENTREGA DE PROYECTOS

De un tiempo para acá, las relaciones entre el Distrito y la Nación parecen no estar en su mejor apogeo. Se ha hablado de un aparente distanciamiento originado principalmente por las diferencias sobre el metro. La consejera presidencial para Bogotá, Sonia Durán de Infante, asegura que ese distanciamiento no existe, aunque afirma que el proceso sobre esa obra está contaminado por debates sobre los cuales se está especulando y reconoce que existe un retraso en algunos programas, debido a la demoras por parte del Distrito.

11 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Hasta el momento, no se ha iniciado el estudio de factibilidad sobre el metro para el que la Nación tiene listos dos mil millones de pesos; tampoco se ha instalado la mesa de solidaridad para definir los programas que se pueden realizar a través de la Red de Solidaridad y para los que se tienen 21 mil millones pesos.

Metro sin presiones Según la Consejera, a pesar de que ya han pasado seis meses del gobierno de Mockus, aún no se ha iniciado el estudio del metro porque la Nación está a la espera de los aportes que el Distrito tenga sobre los términos de referencia.

Desafortunadamente llevamos un rezago de este primer semestre que se ha tomado la administración en el supuesto de que desea hacer algunas anotaciones, pero el gobierno nacional ha tomado la decisión de que va a realizar el estudio y se lo va a aportar a la ciudad en diez meses para que no sigamos especulando. Yo creo que este ha sido un elemento que ha contaminado el proceso: hablar de porcentajes y costos que nadie conoce con exactitud , aseguró.

A juicio de la funcionaria, son tres las razones por las que el Distrito no ha entregado el documento: porque desea que la reforma a la Ley de Metros este solucionada, que se defina el porcentaje de aporte de la Nación por encima del 60 por ciento; y porque considera que, de alguna manera, el estudio esta condicionando la primera línea del metro, es decir el corredor norte-centro-sur.

Agregó que lo que pretende la Nación es recopilar los estudios existentes y examinar su viabilidad. Me da la impresión que hay una actitud diletante por parte de la administración distrital .

Sonia Durán no comparte las afirmaciones del alcalde en cuanto a proponer una sobretasa a la gasolina del 30 o del 35 por ciento. Ese es otro elemento que contamina el proceso y que no contribuye a que, por lo menos, arranquemos con el estudio de factibilidad .

Agregó que si estamos hablando del inicio de su construcción para finales de 1997, por qué hoy tenemos que pactar una sobretasa del 30 o del 35 por ciento para pagar lo que no está en operación. Ese es un elemento distractor que está contribuyendo a la confusión y no a la claridad. Preguntarle al ciudadano si está dispuesto a pagar 35 por ciento de sobretasa a la gasolina para el subsidio de las tarifas del metro es una pregunta indebida porque el metro ni siquiera está contratado .

Tampoco comparte otra afirmación del Alcalde según la cual la construcción del metro se demoraría nueve años y costaría tres veces más. Si estamos partiendo de que la obra vale y se demora el triple, no estamos contribuyendo a nada. Una vigilancia como la que hay que tener con la contratación de esta magnitud, no tiene por qué tener un margen de error de tres veces el valor inicial .

Agregó que no se puede seguir con la teoría de que no hay obra pública que no tenga sobrecostos. Sería muy frustrante que la decisión no se tome porque está cimentada sobre una desconfianza del sistema contractual en Colombia, de que todo es un Guavio .

Dijo que no es lógico que todos esos inconvenientes que ha presentado Mockus desaparezcan si el gobierno nacional acepta aportar el 80 por ciento del costo de la obra.

Ya en ese momento para el alcalde no sería ni caótico, ni traumático, ni costoso, ni importaría que se demorara nueve años, ni que costara el triple? Qué interés tendría el gobierno del Presidente de embarcar a la Nación y a la ciudad en algo absolutamente impagable? Es partir de una concepción equivocada y muy tergiversada que poco contribuye a un desarrollo futuro, porque sería partir de una verdad a medias .

Dijo que tampoco se trata de cumplir con una promesa presidencial, como lo dijo la Secretaría de Hacienda, Carmenza Saldías, en el Concejo. Las promesas presidenciales no son deshonestidades ni mentiras. Nosotros como gobierno nacional no aceptamos ese apelativo .

Calificó como otro elemento contaminante las supuestas presiones de parte del gobierno nacional para construir la primera línea de metro. Lo único que ha existido de manera sistemática desde que el alcalde Mockus fue elegido ha sido el de que acometan conjuntamente con nosotros la elaboración de ese estudio. Lo más curioso es que en las manifestaciones públicas que hace el alcalde, dice que sí al metro si se da el 80 por ciento, pero sí a cuál metro si no nos dan los elementos para que podamos contratar ese estudio. O sea que nosotros: presión sobre metro, ninguna .

Ni mesa ni río Para Sonia Durán es muy preocupante además, el hecho de que Bogotá sea la única ciudad del país que no ha convocado la mesa de solidaridad para definir la distribución de 21 mil millones de pesos en programas sociales de la Red Nacional.

El argumento del alcalde, iba dirigido a que una cifra como son 21 mil millones de pesos requería de una focalización muy precisa para no generar expectativas difíciles de manejar .

Según la funcionaria, se inició un trabajo de focalización de programas en los estratos 1 y 2, las rondas de ríos y los cerros. Pero así, la población cubierta era inmanejable. Actualmente ya se han definido los espacios de trabajo en zonas de extrema pobreza. Sin embargo, se sigue a la espera de que Mockus convoque a la mesa de solidaridad.

La funcionaria dijo que sería muy complicado si no contara con el tiempo suficiente para el prediseño y diseño de proyectos y la ejecución de los mismos porque los recursos podrían congelarse.

Agregó que aunque la Alcaldía conoce ese riesgo, hasta ahora no se ha avanzado. No se ha fijado una fecha y no se ha encontrado el mecanismo para fijarla, a pesar de que hemos sugerido que esa mesa sea el Plan Estratégico o el Consejo Territorial de Planeación .

Pero el problema no solo esta ahí. También está en los programas de los fondos de cofinanciación.

Existe una partida de 17 mil millones de pesos por parte del Fondo de Inversión Social para educación. Eso es algo que también nos tiene preocupados porque hasta la fecha tampoco se han presentado proyectos, pero sabemos que la Secretaría de Educación está trabajando en eso para cumplir con los términos .

Según Sonia Durán, la posibilidad de que Bogotá pierda esos recursos no es muy lejana. Los ejercicios presupuestales tienen mecanismos de asignación y redistribución según su uso. En el caso de los recursos de cofinanciación, cuando se llega octubre y no hay proyectos presentados, muchas veces se redistribuyen en otras partes donde sí hay una cola de proyectos. No sé si para el caso de los recursos de la Red de Solidaridad se utilice el mismo sistema, sin embargo, creo que estamos sobre el tiempo .

La Consejera también se refirió al tema del medio ambiente. Señaló como avance el hecho de que el gobierno nacional dé el aval para la descontaminación del río Bogotá. Sin embargo se mostró preocupada pues aunque la firma Degremont, contrata por el Distrito para esa obra, es la que debe presentar la solicitud para la tramitación de la licencia, hasta el momento el Ministerio del Medio Ambiente no la ha recibido.

Van más de seis meses de demora. No podemos hablar de aval si no sabemos si el proyecto está aprobado .

Proyectos en marcha Pero no todo es negativo entre la Nación y el Distrito, pues en materia de transporte el metro no es el único programa del Sistema Integrado y de la estrategia integral de transporte.

Hacen parte otros proyectos que han recibido el apoyo de la Nación como el plan maestro de transporte para el cual se firmó un convenio Jica, cuyo fin es fijar mecanismos de mejoras al sector.

Además logramos desempantanar un crédito del Banco Mundial para transporte urbano que no se había otorgado porque subsistía una deuda contraida en la liquidación de la Empresa de Transporte Urbano. Este gobierno asumió el costo de la deuda .

Ahora con el crédito, para el cual el Gobierno dio el aval, la administración construirá nuevas troncales y realizará un plan de fortalecimiento institucional de la autoridad de tránsito.

Por último, dentro de los proyectos en camino también está la firma del convenio con Ferrovías para la permuta de terrenos que permita construir el metrobús y la asignación de 87 mil millones de pesos para la compra de los predios que permitan construir la avenida Cundinamarca.

Por esas razones, porque hay programas en marcha y otros que no arrancan, la Consejera dijo que, aunque las relaciones personales entre el Distrito y la Nación son buenas, se rajan en lo que tiene que ver con la presentación de proyectos de parte de la ciudad.

En la decisión de proyectos las consideraría rajadas, pero en términos generales creo hay una tendencia al alza. Creo que las relaciones entre el Distrito y la Nación han sido bastante variables: en algunos casos buenas, en otros regular y otros no tan regular .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.