CÁRCELES CONDENADAS

CÁRCELES CONDENADAS

Estaba demorado el gobierno nacional en prestarle atención debida al problema de las cárceles. Se ha dicho que dentro del Plan Institucional Penitenciario del Inpec que se desarrollará durante el próximo quinquenio, se tiene previsto el ingreso de 5.000 nuevos funcionarios de prisiones, la implantación de un régimen de carrera y de un esquema de industrialización carcelaria.

10 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Creo que la preocupación ha surgido esencialmente, como consecuencia del grave problema de inseguridad originado, además de la infraestructura deficiente y obsoleta de los establecimientos carcelarios, por la corrupción de algunos funcionarios que tienen a su cargo el control y la administración operativa de los centros. El objetivo del Inpec es de buen recibo, siempre y cuando haya continuidad en su ejecución y cuente con todos los recursos y el apoyo necesarios para hacerlo realidad dentro de los próximos cinco años. No obstante la bondad de la propuesta, hay otros problemas que reclaman acciones prontas y eficaces desde hace mucho tiempo.

La población penitenciaria no puede sobrepasar por ninguna razón el número de internos que, de acuerdo con estudios del Inpec, pueden mantenerse en una prisión en condiciones higiénicas y de salubridad. Incluye este criterio las posibilidades de alimentación, dormitorio y demás servicios que son inherentes al respeto por la dignidad humana, lo cual no deja de ser un derecho de toda persona, cualquiera que sea la condición en que se encuentre. La mala o deficiente alimentación por no decir carencia, la falta de dormitorios suficientes y adecuados y la necesidad de sobrevivir en el medio, obliga a que los convictos se rebusquen el dinero necesario para proporcionarse estas comodidades .

Cuando la familia del recluso puede, tiene que correr con unos gastos que, en muchos casos, resultan tan costosos como si se tratara de mantener a un huésped en un hotel de primera categoría. Pero la gran mayoría son personas pobres, para quienes la supervivencia del interno depende de los servicios que éste pueda prestar a las mafias que hay en cada patio y en cada centro carcelario. Por esta razón puede decirse que en las penitenciarías sí se ha logrado con éxito el proceso de privatización , a través de las concesiones hechas para la administración de los dormitorios y la explotación comercial de los caspetes , la creación de empresas de servicios de lavado de ropa y de restaurantes, e inclusive, con la conformación de clubes privados que se reservan el derecho de aceptar o no a quienes pueden jugar billar o hacer uso de los sitios de recreación que se tienen.

Todos los negocios que se hacen en las cárceles, posiblemente cuentan con el beneplácito y la regulación de los guardianes y ciertos funcionarios del nivel administrativo, pues si no fuera así, cuál sería la explicación para que estos estén a la vista de todos, como parte de una cultura que ha invadido el sistema penitenciario. Pareciera que la máxima fuera: dime cuánto tienes y te diré qué clase de preso eres . Esto se debe también a la corrupción que ha existido y que, en buena hora, hoy se planea combatir con mayor agresividad. No obstante se insiste estos problemas deben resolverse sin mayor dilación, pues el Estado tiene la responsabilidad de que la pena, además de retributiva, sea preventiva, protectora y sobre todo resocializadora . En las condiciones actuales las cárceles son gérmenes de criminalidad que reclaman acciones inmediatas y por qué no decirlo, atención de la Defensoría del Pueblo para que se termine, ojalá en un corto plazo, con la violación de los derechos humanos de que es objeto la población penitenciaria del país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.