GANADERÍA PERDIÓ 728.000 MILLONES DE PESOS EN 1994

GANADERÍA PERDIÓ 728.000 MILLONES DE PESOS EN 1994

El secuestro, la extorsión, el abigeato y la falta de control administrativo le ocasionaron al gremio ganadero pérdidas por 728.000 millones de pesos durante 1994.

10 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Así lo reveló el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Jorge Visbal Martelo, al intervenir en el cuarto Foro Agropecuario de la Costa Atlántica, realizado ayer en Barranquilla.

Según el dirigente gremial, estas cifras demuestran que la inseguridad y el conflicto interno del país le representó a la ganadería, durante 1994, al rededor del 1,64 por ciento de su producto interno bruto (PIB), y el 7,46 por ciento del PIB agropecuario.

Con base en lo anterior encontramos que el costo asumido por las ganaderos representa el 36,46 por ciento del esfuerzo de la producción nacional, lo que significa que la delincuencia y la subversión le cuestan al gremio más de la tercera parte de la producción del año , dijo Visbal.

Según cifras de Fedegán, el año pasado fueron secuestrados 500 ganaderos. Se calcula que por cada rescate se pagó la suma de 150 millones de pesos.

De los 64.147 ganaderos ganaderos que tienen más de 100 hectáreas, unos 40.000 son víctimas del boleteo y la extorsión.

En promedio, una vacuna , por cada ganadero, asciende a un millón de pesos, aproximadamente.

El abigeato continúa siendo otro factor desestabilizador de la producción ganadera. El año pasado fueron robadas más de 125.000 reses, de las cuáles 6.000 eran animales de selección.

El valor promedio de una res es de 400.000 pesos. Un animal de selección puede llegar a costar un millón 50.000 pesos. Este delito le originó pérdidas al sector por 56.000 millones de pesos.

Una de las causas más graves que le ha dejado a los ganaderos el conflicto interno que vive el país es la falta de control sobre sus predios.

Este hecho, según Visbal, ha originado serios descensos en la producción.

Se calcula que la productividad en la ganadería ha bajado 15 por ciento como consecuencia de la inseguridad. Sin embargo, en opinión de algunos dirigentes y técnicos pudo haber descendido hasta incluso el 30 por ciento , dijo.

Para completar, Fedegán asegura que la natalidad, mortalidad y producción de carne y leche también se han visto fuertemente afectados.

Las estadísticas del gremio señalan que dejaron de nacer, 720.000 terneros, al tiempo que otros 180.000 murieron por diferentes causas.

De otro lado, se dejaron de producir 630.000 millones de leche.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.