UNA RADIOGRAFA DE LA APERTURA

UNA RADIOGRAFA DE LA APERTURA

La apertura de la economía, que comenzó en 1990, partió en dos la historia económica de Colombia. Este cambio de modelo, unido a toda la transformación institucional que propició la Asamblea Nacional Constituyente, ha comenzado a darle otra cara al país.

05 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Sobre el tema se ha escrito casi todos los días. Unas veces para pedir que se profundice, que se vaya más allá; otras, para que se revise y se restablezcan algunas medidas proteccionistas, y en algunos casos aunque pocos, para que se dé marcha atrás, porque el país no está preparado para un cambio tan profundo.

Aunque se han hecho algunos balances parciales sobre el nuevo modelo, nadie había analizado lo que ha dejado el proceso de internacionalización de la economía en su primera etapa, sus ventajas, problemas y perspectivas.

La segunda edición de AVANCE, de EL TIEMPO, presenta en 30 artículos una radiografía de lo que ha significado la apertura para las empresas, los sectores económicos, el Gobierno y los consumidores.

Aunque hay todo tipo de opiniones, en la controversia domina una conclusión casi unánime: el país necesitaba la apertura. Si no la hubiera hecho, estaría rezagado respecto a América Latina.

Unos ganaron, otros perdieron, pero para todos significó un cambio de mentalidad, de actitud y de estrategias frente a un mercado interno, que cada día es más estrecho, y uno global, que cada vez es más competido.

Es cierto que se dispararon las importaciones, mientras que las exportaciones caminan con marcapasos; que aumentó el contrabando, que la apertura trajo más contaminación, que más empresas han entrado en concordato, que la infraestructura sigue patinando y que la agricultura se deprimió.

Pero también es cierto que muchas empresas encontraron en el nuevo modelo la mejor manera de crecer, y así lo demuestra el análisis de las 100 empresas más dinámicas en ventas; que muchos precios del sector manufacturero ya no suben tanto como en el pasado, por el temor a la competencia de lo importado; que los consumidores de mayores ingresos tienen ahora una gama más amplia de opciones de todo tipo de bienes; que las empresas ya comenzaron a modernizarse, para reducir costos; que en muchos casos ya se ven aumentos importantes en productividad... en fin, que los empresarios colombianos ya no solo miran el mercado interno sino el internacional.

Como en la primera edición de AVANCE, sobre los grupos económicos (septiembre de 1994), la Redacción Económica de EL TIEMPO trabajó con un grupo de investigadores del Cede-Uniandes y Confecámaras para preparar este documento periodístico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.