NO HAY DINERO PARA SUBSIDIAR LOS SERVICIOS

NO HAY DINERO PARA SUBSIDIAR LOS SERVICIOS

El subsidio a los servicios públicos en muchos municipios del país está en peligro. Aunque a los alcaldes y gobernadores se les ha acusado de gastar mucho, aseguran que no tienen con qué seguir sosteniendo las tarifas baratas de los pobres.

09 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Denuncian que no han tenido la asesoría que requieren para ejecutar sus proyectos y que la ley 142 o de Servicios Públicos está mal diseñada y les hace exigencias que no todos pueden cumplir.

El Gobierno respondió que son las autoridades locales las que no se han enterado de la forma como deben presentar los proyectos y que eso dificulta su ejecución.

Los alcaldes colombianos dijeron que no tienen plata para subsidiar los servicios públicos domiciliarios ni pueden incrementar sus tarifas sin causar problemas a la población.

En el foro nacional sobre Servicios Públicos Domiciliarios, organizado por la Superintendencia de Servicios Públicos y la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes, más de 200 alcaldes reclamaron mayor ayuda del Gobierno central para mejorar la prestación de los servicios.

Los dirigentes regionales alegan que ni los departamentos ni los municipios cuentan con el dinero suficiente que demanda el subsidio de la población más necesitada, tal como lo establece la ley 142 de 1994.

La Ley 142 o Ley de Servicios Públicos Domiciliarios, establece los lineamientos para la prestación de los mismos y cómo debe hacerse su financiación.

Para ello creó tres comisiones de regulación: la comisión de regulación del área de telecomunicaciones, la comisión de regulación de energía y gas y la comisión de regulación en el área de agua potable y saneamiento básico.

Denunciaron que no reciben el apoyo necesario para sacar adelante los programas en materia de servicios y que la ley está mal diseñada y no crea diferencias entre los municipios con recursos o sin ellos, lo que dificulta su cumplimiento a los más pobres.

Por su parte, Angela Rodríguez, funcionaria del ministerio de Desarrollo, aseguró que son las autoridades locales las que no se han enterado cómo deben presentar los proyectos y que esa situación dificulta su normal ejecución.

El alcalde de Pereira, Juan Manuel Arango, quien habló en nombre de los municipios, dijo que no se conoce aún de qué manera o en qué porcentajes deben participar las regiones en la prestación de los servicios.

Así mismo, que en algunos municipios la actualización de las tarifas puede traer grandes inconvenientes a la población. Sostienen que en el caso de la energía implicaría aumentos de hasta el 187 por ciento con relación a los pagos que hacen actualmente, una vez cumplan las exigencias del servicio interconectado.

En el caso de acueducto y alcantarillado ven menos problemas, pues a pesar de que se presenten incrementos, creen que éstos son más manejables, pues en la actualidad su costo es relativamente bajo.

Es una obligación El ministro de Desarrollo, Rodrigo Marín Bernal, le recordó a los alcaldes que es en la propia Constitución de 1991, donde se establece que los servicios públicos domiciliarios debe prestarlos el Estado de la manera más eficiente posible.

Explicó que igualmente los servicios públicos domiciliarios pueden ser prestados por todos, es decir por el Estado en primer lugar, por las comunidades paralelamente consideradas y, por su puesto, por los particulares .

Marín se refirió al plan de aguas, que busca ampliar la cobertura del servicio a un mayor número de colombianos. Según un estudio del ministerio, en Colombia hay 18 millones de personas que no beben agua potable y 8 que no tienen acceso al servicio de acueducto.

El estudio encontró además que el 50 por ciento del agua que se produce en el país se pierde y que sólo el 70 por ciento de la cartera que deben cubrir los usuarios del servicio de agua potable se recauda.

Al hablar sobre las opciones que tiene el sector privado en la prestación de los servicios, principalmente de agua potable, el ministro explicó que el plan contempla el otorgamiento de recursos de preinversión para que los municipios puedan identificar proyectos.

Aclaró que sin la identificación de esos proyectos es imposible lograr su cofinanciación. El problema, dicen los alcaldes, es que no tienen muy claro cómo deben elaborarse esos proyectos.

Marín indicó que el sector privado puede acceder a los proyectos de varias maneras. En primer lugar, explicó, puede hacerlo es a través de la subcontratación de servicios, mediante el cual la empresa se reserva la responsabilidad de la operación, del mantenimiento, de la gestión comercial y del financiamiento y subcontrata el mantenimiento, la lectura de mediciones o reparaciones.

Otra alternativa son los contratos de gestión, donde hay una transferencia de las responsabilidades de la operación y del mantenimiento.

De la misma manera está el arrendamiento de la empresa, la concesión y las sociedades de riesgo compartido o join venture.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.