REQUIEM POR EL UPAC

REQUIEM POR EL UPAC

Después de más de veinte años de prestar buenos servicios a la economía colombiana y a los habitantes de este país, por una mordida reglamentaria, se puso fin a la Unidad de Poder Adquisitivo Constante (UPAC), como reflejo de la inflación y se la convirtió en una función de la tasa de interés, mucho más fluctuante y sobre todo sin relación alguna con el poder adquisitivo de las gentes.

05 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Como consecuencia, el UPAC, no obstante que se sigue utilizando para operaciones de largo plazo, en realidad se convirtió en un instrumento de plazo muy corto, lo cual ha recortado sus posibilidades de utilización, por el temor de los compradores a variaciones muy grandes en las cuotas de amortización y de las CAV, que temen que se les aumente la cartera morosa, al subir las cuotas y no poderlas pagar los usuarios.

La medida que comentamos, puso fin a la gran especialización que tenía el sistema de ahorro y vivienda y sus entidades componentes, las CAV, ya que las equiparó al resto del sistema financiero, convirtiéndolas en bancos de segunda clase, que deben competir en un mercado financiero reducido, con agentes mucho más ágiles, por la índole y plazo de sus operaciones. Cualquiera entiende que no es posible dar crédito largo plazo, con base en captaciones a corto y en condiciones tan variables y fluctuantes, como las creadas por tan oportunas medidas.

Por último, como en las corridas, al toro moribundo se le propinó el descabelle, con una más reciente medida, que pretendió modificar los encajes para darle un poco más de liquidez a la economía, pero que en el caso de las CAV, las puso a depositar en el Banco de la República, más de lo que venía haciendo, lo cual repercute en un incremento real de la tasa de captación, pues los Certificados de Depósito de las Corporaciones, producen un interés a sus dueños, que en la parte encajada no puede ser trasladado en otra forma a los beneficiarios del crédito.

Nuestro sistema UPAC ha sido imitado en numerosos países latinoamericanos y ha probado ser un instrumento inigualable para el financiamiento a largo plazo, en economías con tasas de inflación medianas o altas, en las cuales la indexación es necesaria para garantizarle a los prestamistas el mantenimiento del valor de su capital.

La corrección monetaria, básicamente, debe ser función de la inflación, pues los usuarios de los créditos UPAC, son generalmente asalariados o profesionales independientes que dependen de honorarios, cuyo crecimiento es función, también, del incremento del costo de vida. En ningún caso debe depender de la tasa de interés, como se ha establecido ahora, ya que esta es función de la liquidez del mercado financiero y de la eficiencia de las entidades crediticias y puede fluctuar en forma frecuente, impidiendo que prestamistas y prestatarios, puedan proyectar sus expectativas hacia el futuro, con lo cual el sistema entra en crisis, como está ocurriendo en la actualidad.

Igual fenómeno ocurre con quienes ya tienen préstamos y se ven enfrentados a una carrera alcista sin freno, no obstante que la tasa de interés se fija por la vida del préstamo. Ya empieza a crecer la cartera en mora de la CAV, que puede llevarles a una situación grave en su recuperación.

El gobierno y la Junta Directiva del Banco de la República, están en la obligación de estudiar con cuidado la situación que han desencadenado y de buscar soluciones que permitan que el sistema UPAC, vuelva a la normalidad y pueda volver a resolver el problema de vivienda a los muchos colombianos que la necesitan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.