DEPORTES A LOS 40

Una figura corporal con unos kilos de más, una baja condición física y unos cuantos comentarios que en voz baja realiza la familia o los compañeros de trabajo sobre su imagen, han impulsado a muchos hombres de negocios a empezar programas de autoentrenamiento que generalmente no son los más adecuados.

05 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Hay que comenzar despacio. Es necesaria una evaluación física y médica que tenga en cuenta factores de riesgo, edad, el sexo y la actividad diaria.

Este es precisamente uno de los mayores problemas de los ejecutivos mayores de 40 años que quieren iniciarse o reaparecer en el deporte, tras largos años de ausencia y sedentarismo. Quieren ganar el terreno perdido en muy poco tiempo.

El ego es algo que nos golpea severamente, dice Felipe Cruz, un psicólogo especializado en deportes quien considera que este tipo de actitud de muchos profesionales al trazar sus propios planes de entrenamiento físico sin ninguna asesoría adecuada se convierten en verdaderas bombas de tiempo .

Una gran cantidad de estos atletas cree que realizar el mayor número de ejercicios en el menor tiempo es la fórmula ideal para alcanzar el estado físico con el cual sueñan. No es posible borrar seis días de sedentarismo con dos o tres horas de ejercicio dominical, por intenso que este sea.

Nada más alejado de la realidad. Una sobrecarga ocasionada por un exceso físico expone seriamente al corazón, reciente los musculos e inclusive puede inhabilitar a la persona de por vida para la práctica de algún deporte.

El ejercicio es saludable para todos. Con un programa adecuado no solo se obtienen ganancias en el aspecto físico y estético, sino que se logran beneficios en el estado general de salud.

Basta recordar que las investigaciones asocian la actividad física con una mejora la calidad del sueño, incremento en los niveles del colesterol bueno , control de la tensión arterial alta, prevención de afecciones cardíacas e incluso hace mas lento el proceso de envejecimiento. Además es un buen instrumento contra el estrés.

Pero el ejercicio debe hacerse con regularidad y de manera apropiada para cada persona. Usted debe medir su resistencia y, después de su actividad, sentirse saludablemente cansado, pero no agotado, lo cual implica una sensación de entusiasmo, vitalidad y de tranquilidad, que le permita continuar nuevamente al día siguiente.

Según el médico deportólogo Mauricio Bonilla, el ejercicio debe ser individualizado partiendo de la evaluación física y médica y teniendo en cuenta los factores de riesgo, la edad, el sexo y la actividad diaria.

En poblaciones llamadas especiales, es decir aquellos con enfermedades cardíacas y pulmonares, hipertensión, diabetes, artritis, problemas endocrinos, entre otros, el ejercicio debe ser programado y controlado médicamente.

Un programa Mauricio Bonilla, médico deportólogo de la Corporación Futuros Campeones, hace las siguientes recomendaciones para empezar un programa de ejercicios en personas sedentarias y mayores de 40 años: Tipo de ejercicio: cualquier actividad que involucre la utilización de grandes grupos musculares, que pueda ser mantenida por un período de tiempo prolongado y sea rítmica y aeróbica por naturaleza. Por ejemplo, correr, trotar, caminar, nadar, patinar, ciclismo, remo, danza, etc.

Intensidad: debe corresponder al 40-85 por ciento del consumo máximo de oxigeno o al 55-90 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima. El ejercicio de intensidad más baja puede brindar más y mejores beneficios de salud y aumentar su condición física a la vez que disminuir de peso y porcentaje graso.

Duración: de 15 a 60 minutos de actividad aeróbica continua o intermitente iniciando con 20 minutos en las primeras semanas hasta completar una hora diaria.

Frecuencia: iniciar con tres días a la semana durante el período de adaptación o readaptación física y aumentar periódicamente hasta completar cinco a seis días a la semana.

Progresión: el proceso de adaptación del organismo puede durar de seis a ocho semanas que es cuando comienzan a verse los efectos de la actividad física. La progresión se da aumentando la duración, frecuencia y la intensidad, dependiendo de los resultados previos al inicio del programa y ajustando el gasto calórico que se desee durante la semana.

Las ocho C del deportista Conozca sus limitantes físicas e incluso sicológicas. Hay deportes que como el automóvilismo, el paracaidismo o el montañismo, son para gente con nervios muy sólidos .

Cuando vaya a iniciar cualquier actividad deportiva procure siempre calentar antes. Ojalá unos 15 minutos. No se convierta únicamente en deportista de fin de semana. Trate de hacerlo todos los días.

Cada deporte y cada actividad requiere de un equipo adecuado. Ropa, zapatos, lentes, gorros, entre otros elementos, facilitan la práctica del deporte escogido.

Conviene dormir entres 6 y 8 horas, en especial quienes realizan prácticas deportivas regulares.

Café, cigarrillos y alcohol son estimulantes que riñen con el ejercicio.

Cuidado con la deshidratación. Tome líquidos o frutas antes y después de cada entrenamiento. En lo posible bebidas hidratantes.

Cuidado con improvisar. Un ejercicio mal hecho pude ser tan o más perjudicial que una vida sedentaria.

Cuando la persona se levanta se encuentra en mejores condiciones anímicas y físicas para la práctica deportiva. Por eso, son mejores las horas de la mañana, pero no se descarta que también se pueda realizar en la tarde o en la noche.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.