MARTÍNEZ PERDIÓ SIN LANZAR UN GOLPE

MARTÍNEZ PERDIÓ SIN LANZAR UN GOLPE

Pocas veces en el boxeo un pleito se define sin que uno de los contrincantes conecte una sola mano. Y menos sin lanzarla. Pues bien, ya en el libro de Ripley se puede colocar uno de este tipo, registrado frente a tres mil personas la noche del lunes en la cancha de microfútbol del barrio San Felipe.

07 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Cuando sonó la campana para el último pleito de la tercera jornada de los Nacionales de Boxeo Junior y Juvenil-Copa Cerveza Aguila, el medio ligero atlanticense Fulgencio Zúñiga y el caldense Edinson Martínez giraron sobre 18 grados y quedaron de espalda a sus respectivas esquinas. El visitante, vestido de rojo, pasó a la azul y viceversa el anfitrión.

Zúñiga lanzó tres jabs repetidos que entraron plenos al rostro del caldense y salió de la zona de candela. Nuevamente giraron y quedaron frente a frente, ambos en posición ofensiva. De pronto, el caldense hizo un movimiento extraño, cuando llegaba un suave golpe a su pecho, y dejó caer su brazo izquierdo en señal de dolor. El árbitro finalizó el combate y llamó a su colega y médico sucreño Ricardo Domínguez para la correspondiente revisión.

El galeno no encontró nada anormal ni la posible dislocación del brazo izquierdo, que todo el mundo supuso. Y en efecto, así se comprobó en el momento de la decisión, porque el caldense abrazó a su rival y bajó como si nada del cuadrilátero, perdiendo por determinación del árbitro oficialmente a los 30 segundos del primer asalto, según el tiempo del cronometrista Iván Jiménez. Y sin lanzar un golpe.

Yo no le hice nada para que abandonara. Ese man se me aculilló , fueron las palabras textuales de Zúñiga, un morocho con cara de nada amigo, quien avanzó a la final de la división medio ligero (hasta 71 kilogramos), en juvenil, y que se medirá el viernes al bolivarense Alejandro Borrero.

En jornada de cuartos de final, hubo otra semifinal juvenil, en la categoría ligero, con el triunfo del local Moisés Padilla sobre el caldense Diego Sánchez por RSC en la vuelta intermedia.

Esta medalla de plata tiene su dueño pero yo quiero dedicarle el oro al desaparecido Jimmy García , dijo Padilla, llamado al seleccionado a última hora para sustituir al campeón colombiano Marvin García, hermano de Jimmy, quien abandonó los entrenamientos por la tragedia del aspirante mundial superpluma en Estados Unidos. El rival de Padilla en la final es el antioqueño Luis Castellar.

Con esos resultados, Atlántico pasó solitario al liderato juvenil con 5 puntos, contra 3 de Sucre y Córdoba, delegación esta que alcanzó la segunda victoria con su estrella mosca ligero Estiwan Zúñiga, campeón de la división, Púgil Más Técnico del último nacional y miembro de la Preselección Olímpica Colombiana.

En junior, hubo una semifinal, en ligero, y el sucreño Marlon Vargas superó por fallo 4-1 al favorito bolivarense Javier González y ahora se mide el sábado al atlanticense Manuel Esteban Otero.

Sucre, que ganó tres peleas en junior, quedó como líder único en esta rama con seis puntos, uno más que Atlántico, delegación con la que compartía la punta. Atlántico también ganó tres para un total de cinco en la noche, en estupenda actuación, pero la semifinal, que concede dos puntos, desequilibró las posiciones.

La segunda y última semifinal, con diez pleitos en junior y dos en juvenil, se disputa hoy, desde las dos de la tarde, en el polideportivo del barrio La Magdalena.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.