BROADWAY A RITMO DE GABO

BROADWAY A RITMO DE GABO

Por años, el mundo literario, teatral y cineasta ha acogido las obras de Gabriel García Márquez. Costosas producciones de cine y un buen número de adaptaciones en escena han confirmado la popularidad de sus textos. Pero ahora, el rey y dictador del buen teatro, el renombrado Broadway de Nueva York, abre sus puertas a una adaptación teatral de una novela del Nobel colombiano.

06 de junio 1995 , 12:00 a.m.

Por primera vez, una obra de Gabo -Crónica de una muerte anunciada- será presentada en Broadway, con todas las de la ley. Es decir, con actores, directores, público y críticos de la más alta calidad; y con el respaldo del Lincoln Center Theater, uno de los conglomerados teatrales más renombrados de Broadway.

La adaptación, concebida y dirigida por la argentina Graciela Daniele, arranca el 15 de junio en el Teatro Plymouth y, por más prematuro que sea, es considerada desde ya como una de las principales obras de la temporada. En las guías oficiales de Nueva York aparece listada junto a dos de los éxitos del momento: Arcadia y La heredera (The Heiress). Igualmente ha sido escogida por el Lincoln Center como evento central para su recaudación de fondos de temporada. En una función especial, programada para hoy, cada mesa cuesta entre 5.000 y 25.000 dólares. En castellano eso es, hasta 21 millones de pesos por mesa! Esta adaptación musical, una pieza que amalgama el teatro tradicional, el ballet y variados ritmos musicales, está comprimida en un solo acto de 75 minutos. Y al contrario de otras obras de Gabo presentadas en teatros neoyorquinos en años anteriores, es presentada solo en inglés, con la frecuente inserción de frases cruciales en español.

Estreno a la colombiana Aunque la obra, cuyo costo sobrepasa el millón de dólares, ha sido ensayada durante varias semanas con acceso al público, la primera presentación semioficial fue el pasado miércoles ante la comunidad diplomática, artística, social y de negocios de América Latina en Nueva York, especialmente la colombiana.

La noche de gala ofrecida por el Lincoln Center, que incluyó un coctel en el tradicional restaurante Sardi s, reunió a unos 200 eminentes colombianos y latinoamericanos. Entre los invitados especiales estuvieron: cinco embajadores ante las Naciones Unidas; ocho cónsules generales; los traductores al inglés de García Márquez, Edith Grossman y Gregory Rabassa; el ex ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos; el presidente del Consejo de la Américas, Ambler Briggs; el pintor Enrique Grau; y Nohra Haime, dueña de una importante galería de arte en Nueva York.

Y muchos nombres más que rebosan cualquier espacio periodístico, en una lista de invitados elaborada por Nohra Corredor, una colombiana conocedora del intrincado mundo artístico de esta ciudad. El gran ausente: Gabo.

Aunque este acontecimiento se perdió en el mar de sucesos diarios que ocurren en Nueva York, la noche del miércoles es difícil de olvidar para quienes estuvieron allí presentes. Para un país obsesionado con la imagen en el exterior, el shushi y el whisky servido en Sardi s fueron el mejor remedio.

Entre las más fotografiadas resalta el nombre de Graciela Daniele, una directora con basta experiencia en el teatro latinoamericano. Argentina de nacimiento, y tras terminar su carrera de bailarina, Daniele vivió en Brasil y varias islas Caribeñas. Inclusive llegó a trabajar entre 1957 y 1958 en la entonces naciente televisión colombiana. Allí nació su amor hacia el país.

Entre sus obras más reconocidas están Tango apasionado y Once on this Island (Una Vez en esta Isla), obra inspirada en una mítica isla caribeña.

El ballet de la muerte En esta ocasión, la adaptación de Daniele, quien además aportó la coreografía, duró un año en montaje y está dirigida a una audiencia internacional.

La pieza hace énfasis en el ballet y utiliza a todo momento una gran variedad de música en vivo preparada por el compositor Bob Telson, incluyendo ritmos de tango, flamenco, cumbia, salsa y jazz latino (percusión). Y en el momento en que los hermanos Vicario matan a Santiago Nasar, el acercamiento es reminiscente al toreo, con cuchillos a cambio de banderillas.

Como se recuerda, los hermanos Vicario matan al hombre culpado de haber acabado con la virginidad de Angela Vicario.

La variedad de las profesiones del reparto hablan del carácter de la adaptación. Por ejemplo, Alesandre Proia (Bayardo San Román, esposo de Angela Vicario), es un bailarín neto con poca experiencia en la actuación. De otro lado, George de la Pena (Santiago Nasar), es un actor consumado, que participó en Cats y en la serie de televisión La ley de Los Angeles.

Por su parte, Angela Vicario es representada por Saundra Santiago, quien estuvo en una versión de Evita y era actriz regular de Miami Vice.

No es la primera vez que Gabo está presente en Nueva York, aunque no en los afamados teatros de Broadway. En 1990 el grupo español La Cuadra de Sevilla presentó Crónica de una muerte anunciada, en español (traducción simultánea).

Y en 1992 y 1994, Jorge Alí Triana montó La cándida Eréndida, también en español con la opción de traducción.

También se recuerda la versión en pantalla de 1987 de Crónica de una muerte anunciada, del italiano Francesco Rosi.

La crítica especializada dará su opinión tras una función programada para el 8 de junio. Mientras tanto, la crónica de Gabo da mucho que hablar en las calles adyacentes de Broadway...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.