WALESA, EL PRESIDENTE INDISCUTIBLE

WALESA, EL PRESIDENTE INDISCUTIBLE

El electricista y candidato del movimiento Solidaridad, Lech Walesa, obtuvo ayer una aplastante victoria en las primeras elecciones presidenciales libres de la posguerra polaca, según sondeos efectuados a la salida de los comicios. Walesa derrotó al industrial Stanislaw Tyminski por una diferencia del 77 por ciento frente al 23 por ciento, según encuestas entre 22.500 votantes en 303 centros electorales de todo el país. La asistencia a las urnas fue estimada en el 55 por ciento, según otro sondeo efectuado por la empresa alemana Infas y la televisión estatal.

12 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Walesa, quien fue ganador del premio Nóbel de la Paz de 1983, pidió a los electores que le concedieran un amplio mandato con el fin de dirigir con efectividad el país hacia una economía de mercado y en una democracia europea despojada de los vestigios del totalitarismo comunista.

Después de dividir al movimiento Solidaridad en su rivalidad con el primer ministro Tadeusz Mazowiecki en la primera ronda del 25 de noviembre, Walesa contó esta vez con el poderoso respaldo de la Iglesia Católica y virtualmente con el de todas las organizaciones políticas y sociales.

Confiado, Walesa votó por el mejor de los candidatos en la mañana de ayer acompañado de su mujer, Danuta, y de su hijo, Slawek. Tranquilo y sonriente, seguido por un cortejo de periodistas y fotógrafos, el líder de Solidaridad fue aclamado por la gente que le gritaba buena suerte señor presidente .

Tyminski, quien regresó a Polonia en septiembre después de 21 años en Canadá y Perú, ganó también en la primera ronda de hace dos semanas. El, después de la misa dominical a la que asistió con su esposa peruana, Graciela, votó en el pueblo de Pecice a unos veinte kilómetros de Varsovia no lejos de su residencia familiar de Komorow. Luciendo una chaqueta de cuero, Tyminski no dijo una sola palabra, pero esbozó una amplia sonrisa a la decena de fotógrafos que lo ametrallaban con sus flashes.

Un poco antes había declarado que haría ese día revelaciones sobre Lech Walesa, promesa que ha hecho en varias ocasiones durante los últimos días de campaña pero que jamás ha cumplido.

La victoria de Walesa no ofrece dudas, según los medios políticos, aunque los resultados oficiales definitivos sólo se conocerán hoy.

Tyminski reconoció anoche su derrota y la achacó a la suciedad de la campaña de su contrincante, afirmando que muchos de sus electores fueron objeto de amenazas e intimidaciones. El empresario añadió que no sabe todavía si se quedará a vivir en Polonia y fundará un partido político, ya que ello dependerá de lo que piense su esposa.

Walesa, en una breve declaración hecha en Gdansk ante miles de sus seguidores, aseguró que tiene la intención de ser un presidente muy decidido a acometer todos los arreglos de cuentas que haga falta para sacar al país de su crisis. Todos juntos podremos resolver nuestros problemas , dijo el virtual jefe del Estado polaco.

Los partidarios de Solidaridad a pesar de sus graves divisiones en torno de las figuras de Walesa y Mazowiecki se unieron para cerrarle el paso a Tyminski. Este obtuvo hace quince días el 23 por ciento de los votos, luego de esgrimir ante los electores, en especial ante los jóvenes y los obreros, sectores especialmente afectados por la política de austeridad del gobierno, el espejismo de una prosperidad rápida y fácil.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.