Secciones
Síguenos en:
LOS COLOMBIANOS MERECÍAN LAS 2 OREJAS

LOS COLOMBIANOS MERECÍAN LAS 2 OREJAS

Los quinientos soldados del Batallón Cisneros jamás cesaron de gritar. Ellos, como nadie, conocen de los temores escénicos, del tránsito lleno de fantasmas cuando no aparece una luz en el horizonte...

Por eso, ese explosivo vozarrón de Colombia... Colombia... Colombia que sacudía el estadio Centenario se convirtió de pronto en la única compañía de la Selección nacional, cuando en el primer tiempo la gente, el comentarista o el simple observador eran arrastrados por ese estrés que generaban las dudas defensivas del equipo.

Y quienes, sino ellos, eran los que se sentían más satisfechos con el contundente 4-1 sobre Ecuador al final? Se quedaron allí en la tribuna especial y, de pie, seguían en ese frenético canto como ofrenda a un país que justamente necesita de estas alegrías como paliativo a sus penas.

Junto con ellos, la gente. Si hubiera sido una plaza de toros, estos artistas del balón tendrían que haber sido despedidos con dos orejas y fuerte petición de rabo.

Porque la demostración del segundo tiempo fue un encuentro con el pasado reciente del fútbol colombiano, ese de un título de Copa Libertadores o de las clasificaciones a los Mundiales en todas las categorías.

Ninguno de los quince mil espectadores que finalmente llegaron al Centenario quiso moverse. Lo menos que se le podía ofrecer a este imberbe grupo de colombianos era el aplauso cuando todos se reunieron en el centro de la cancha para responder a esa recompensa.

Es que esta Selección prejuvenil, de casi niños, ya diseña su propia historia con el balón... * El gol más rápido de una Selección nacional en todos los tiempos. Tres toques que demandaron apenas 12 segundos. Finalmente, el pase Jaider Molina, la aparición veloz de Francisco Javier Díaz y el remate al ángulo. * El triunfo más claro sobre Ecuador de los últimos años. En la más reciente década se convirtió un dolor de cabeza enfrentar al vecino país. Un recuerdo reciente habla de infarto cardíaco cuando Coronell le robó un balón a Diego Osorio, se fue y enfrentó a Miguel Calero, remató y la bola pasó rebeldemente por la toda la línea de gol..

Era el minuto 89 en Asunción y si esa pelota entra, Colombia hubiera quedado por fuera de los Olímpicos de Barcelona. * Ricardo Ciciliano entra a la galería selecta de jugadores que en un solo encuentro concretan tres anotaciones para una Selección Colombia. Se recuerda a Rafael Vallenato Agudelo en un preolímpico que se celebró justamente en el país, en un juego ante Brasil, en Pereira. Y en 1987, en la Copa América, los tres que le empacó Arnoldo Iguarán a Paraguay. * Pocas veces una Selección Colombia se convierte en legado de una generación a otra. Y acá hay dos ejemplos: Jorge Eladio Bolaño Correa, es hijo del lateral Oscar. Francisco Javier Díaz es hijo de Ernesto, el delantero. Se da el caso de padres e hijos que llegan a ser futbolistas profesionales, pero en contadas ocasiones que ambos sean titulares de una Selección Colombia.

En ese frenesí que parecía no terminar, uno a uno los jugadores abordaron el camerino, donde eran recibidos por ese abrazo fraternal de Germán Basílico González, del asistente Rafael Corrales, del preparador físico Carlos Saúl Hernández, de la nutricionista Rocío Gámez, del sicólogo Humberto Clavijo, del kinesiólogo Guillermo Serna, del incansable utilero Julio Calderón, el famoso Rapidol .

Y con ellos, esa nube de cámaras, de fotógrafos, de periodistas que quisieron plasmar de alguna forma este momento brillante.

Todos, protagonistas y testigos, crearon un maremágnum en el camerino. Y se unieron gargantas para cantar el feliz cumpleaños al caleño Alejandro Rincón, que a sus 16 años encontró la mejor celebración de su vida. En mi casa? No. Un día especial y nada más , decía el lateral derecho.

Afuera, aún el grito grave, altisonante de los soldados del Batallón Cisneros, que, más que nadie, saben lo que es pasar del cielo al infierno y volver a la gloria...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.