HÉRDER E IGLANDINI, LOS NOMBRES RAROS DEL TRIUNFO

HÉRDER E IGLANDINI, LOS NOMBRES RAROS DEL TRIUNFO

No fueron los tonos de un bunde, ni tampoco los de un bambuco los que le dieron la partida a este primer Campeonato Suramericano de Media Maratón Agua Pura Brisa que se corrió el sábado pasado en Neiva.

05 de junio 1995 , 12:00 a.m.

Lo que sonó fue un viejo corrido mexicano, de esos que brotan en los campos de tejo a la vera del camino y que se vuelven celebración en medio de las detonaciones y el olor a la pólvora.

Una hora después, la música, ya de papayera, se contoneaba en los altoparlantes. Quinientos metros más adelante, al frente de la sombra del Centro Cultural y de Convenciones José Eustasio Rivera, Hérder Vásquez cruzaba de primero la línea de meta.

Atrás quedaron los 21,0975 kilómetros de recorrido, el calor sofocante, la presión sicológica que significaba la presencia de los atletas brasileños y ese repecho desconsolante cercano a la meta del circuito...

Iglandini González, la diminuta atleta barranquillera de la eterna sonrisa, la esposa de Julio Hernández, y la que en innumerables oportunidades vio cómo Stella Castro la derrotaba en todos los escenarios, esta vez se soltó del lote en el kilómetro cinco, arreció su andar, con su pecho rompió la cinta de la línea de meta y levantó los brazos con las pocas fuerzas que le quedaban. Stella apenas si dejaba asomar su paso en la lejanía.

El hombre de Paipa (Boyacá), y que días atrás había declinado su participación en los Suramericanos de Manaos, apenas aspiraba a ubicarse en los primeros lugares. Por trayectoria, por antecedentes y por registros para la distancia, Valdenor Pereira Dos Santos, el brasileño de mayor cartel, era el más opcionado.

En la primera vuelta del circuito, el grupo de Hérder, Valdenor, Pedro Elías Ortiz, Pedro Rojas y Edgar Sánchez punteaba. En la segunda ya no apareció el brasileño, y en la tercera y definitiva, el atleta boyacense logró sacar una luz de ventaja al trío que lo acompañaba y supo rematar efectivamente.

De los ocho brasileños que se inscribieron, corrieron siete, y tan solo uno terminó: Andre Luis Ramos, con el agravante de que lo tuvieron que conectar, después de la prueba, a un frasco de suero.

La última vez que le gané a Stella fue exactamente hace tres años, en Guayanilla (Puerto Rico). Yo fui tercera en esa carrera y ella fue décima .

Iglandini tenía en la memoria el tiempo exacto del dominio deportivo de Stella, y esta a su vez, recibió la derrota con gallardía: Esto del atletismo es así. Estoy muy contenta de que las nuevas promociones del fondismo colombiano empiecen a proyectarse y estoy orgullosa de estar aquí en Neiva por segunda vez. Yo fui cinco años consecutivos la mejor de Colombia y me alegra que haya gente que esté sobresaliendo más .

Hérder e Iglandini, dos historias paralelas vividas entre carrera y carrera, paso a paso, dos formas diferentes de asumir la victoria en una carrera impecable en organización y entusiasmo que hizo pensar, de nuevo, que más allá de los premios y las ganancias económicas están las ganas, las ganas de correr.

MARATONICAS A ANA CRISTINA Rincón de Cabrera, la mamá de esta competencia, se le ocurrió la idea de organizar una prueba atlética para celebrar el cumpleaños de Neiva. La primera versión fue el 21 de mayo del año pasado. Le fue tan bien que en 1995 esta carrera internacional se convirtió en nada más ni nada menos que en el I Campeonato Suramericano de Media Maratón.

ELLA, CONTADORA, dama voluntaria, y miembro del Club de jardinería de Neiva fue la que le vendió la idea a las autoridades de la ciudad, impulsó la propuesta ante la Federación Colombiana de Atletismo y le puso el pecho a la brisa para asumir con mucha altura la organización de la competencia. Al final el resultado no pudo ser mejor. Estaba cansada, pero sus ojos negros le brillaban más que nunca.

LA MEDIA MARATON era selectiva para el Campeonato Mundial de la especialidad que se cumplirá en Montbeliard-Belford (Francia). Los cupos se otorgaban a los dos primeros hombres y a la primera mujer en la clasificación. En consecuencia quienes irán a Francia son Hérder Vásquez, Pedro Elías Ortiz e Iglandini González.

GUILLERMO PLAZAS ALCID, actual alcalde de Neiva, estuvo muy atento al desarrollo de la competencia, hasta el punto de que se le vio ataviado con la camiseta y la cachucha que distinguía a los organizadores.

EL CONCEJO MUNICIPAL le entregó a la Carrera un significativo aporte. Fue una inyección de ocho millones de pesos. Además, algunos de sus miembros participaron en la competencia en la categoría ejecutiva.

LAS FUERZAS ARMADAS también se hicieron presentes en la prueba. No les bastó con ayudar con la organización, sino que un grupo de alrededor de trescientos efectivos corrió en la media maratón.

EL COLEGIO COMPARTIR, de Bogotá, se lució con su participación en esta media maratón. De la mano del técnico Antonio Vargas, el grupo de chicos y chicas que entrena en el Parque El Tunal cosechó significativos triunfos en la prueba. Ganó, la de infantil (Fabio Pacheco), la juvenil damas (Yolanda Fernández) y segundos y terceros puestos.

LA PARTICIPACION en las categorías infantil y menores fue bien grande. Más de cuatro mil niños de colegios de Neiva, Girardot, Bogotá y otras localidades se hicieron presentes.

REEBOK, Agua Pura Brisa, Conavi, Inder, Coldeportes Huila y la Alcaldía municipal fueron los principales patrocinadores de la carrera.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.