CAE TRANSPORTADORA DE PRECURSORES QUÍMICOS

CAE TRANSPORTADORA DE PRECURSORES QUÍMICOS

Cerca de mil galones de éter y acetona distribuidos en 98 canecas y 12 más con permanganato de potasio, fueron incautados ayer por la Policía Metropolitana de Bogotá en una bodega donde funciona la sección de carga de la transportadora Rápido Tolima.

05 de junio 1995 , 12:00 a. m.

En la bodega, ubicada en la carrera 16 No. 9-42 en el sector de San Victorino, se encontraron varios camiones cargados con los químicos y una buseta sin motor de la misma firma transportadora, en cuyo corredor central estaban ubicadas las canecas metálicas que contenían el permanganato de potasio.

Todas las sustancias encontradas son de importación restringida al país, por tratarse de precursores químicos para la elaboración de la cocaína.

Dentro de la misma bodega que se extiende entre las carreras 15 y 16, se encontró un inmenso cuarto lleno de pedazos de carrocería, que es, según la Policía, un desguazadero de vehículos.

De otra parte, en uno de los 27 vehículos que se encontraban allí aparcados, entre ellos dos tanques para el transporte de combustibles, se hallaron una serie de planos de uso reservado de la empresa petrolera Esso Colombiana Limited.

Según el Comandante de la Policía Metropolitana, general Luis Ernesto Gillibert, esto revela que podríamos estar frente al cartel de la gasolina . Se trata de uno planos del Valle Superior del Magdalena, campo Río Ceibas, elaborados en diciembre de 1994 por Esso y Ecopetrol.

El general Gillibert calificó como muy importante este operativo, ya que parece que es un concurso de delitos los que se efectuaban desde esta bodega camuflada en medio de muchas otras, en una de las zonas más deprimidas de Bogotá.

Lo cierto es que encontramos insumos que son utilizados para el procesamiento de la cocaína , dijo el general Gillibert, quien no se atrevió a afirmar si tras esta operación hay algún cartel del narcotráfico.

El coronel Guillermo Alfonso Riaño Morales y el mayor Jaime Marino Villamizar, quienes estuvieron al mando del operativo, informaron que este se efectuó después de una labor de inteligencia que se prolongó durante un mes aproximadamente.

Según su versión, los precursores eran cargados allí en carrotanques con doble revestimiento y eran enviados a un laboratorio en los llanos orientales donde se procesaba el alcaloide, el cual era enviado luego de vuelta a Bogotá.

En el momento en el que empezó el operativo dio la casualidad de que explotó una chispa y la gente salió en desbandada. Había un vehículo marca Sprint azul, dando vueltas por el sector, lo que llaman la mosca , en el cual al parecer se voló una persona , explicó el coronel Riaño.

El que se voló fue el joven que había sido contratado hace tres meses como celador del turno de la noche, según dijo Leonel Robayo, celador del día y quien en el momento del operativo se encontraba con su esposa en un cuarto de la bodega donde dormía todas las noches.

Robayo fue uno de los diez detenidos por la Policía en la acción, dos de los cuales son menores de edad. Los demás mayores que pasaron a ordenes de la Fiscalía, fueron identificados como: Fidel Alfonso Rodríguez de 25 años, Leonardo Peña Caicedo de 21 años, Gerardo Rodríguez Fajardo de 33 años, Antonio Santamaría de 37 años, Francisco Javier Montoya Bustamante de 33 años, y Alberto Solis Murillo de 40 años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.