LOS AGRICULTORES DEL VALLE DECIDEN HOY SU FUTURO

LOS AGRICULTORES DEL VALLE DECIDEN HOY SU FUTURO

Los agricultores vallecaucanos decidieron cambiar de estrategia. No esperarán más una respuesta del Gobierno nacional a la crisis que experimenta el sector; hoy se reunirán para plantear sus propias alternativas de solución. Los cultivadores decidirán si la agricultura es todavía viable en este departamento.

01 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Durante la realización de su asamblea anual ordinaria la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle del Cauca (SAG), a diferencia de años anteriores, no presentará balances sobre el comportamiento de los diferentes cultivos; el gremio quiere olvidarse del pasado y mirar hacia el futuro. Durante la asamblea cada agricultor dirá qué alternativa propone para superar la crisis; la idea es que entre todos los cultivadores de la región se elabore un plan que evite la desaparición del agro.

Ya no tiene sentido llorar sobre la leche derramada; pese a los problemas que enfrenta la agricultura el Gobierno persiste en sus políticas macroeconómicas. El objetivo de la asamblea es que miremos nuestras propias posibilidades para determinar la orientación que se le puede dar al agro vallecaucano. El sector en esta parte del país es sui géneris, es más desarrollado, más tecnificado, entonces podría pensarse si se concentran todos los esfuerzos en la agroindustria señaló César Augusto Londoño, presidente del gremio.

Para los cultivadores una tasa de cambio no satisfactoria, la constante revaluación del peso y la inseguridad en los campos desencadenaron los problemas del agro. Todos los sectores se quejan; los soyeros no tienen alternativas mientras no se aplique para ellos una salvaguardia similar a la del arroz y el azúcar; el maíz y el sorgo quedan sujetos a las importaciones; el azúcar está afectada por la revaluación y las perforaciones, la corrección dependerá de una aduana que no existe o que es corrupta indicó Londoño.

El panorama Durante los últimos cinco años los cultivos de tomate, yuca, papa y cebolla disminuyeron en la región entre un 40 y un 70 por ciento, mientras las siembras transitorias de la zona plana como el algodón, la soya, el sorgo, el girasol, el arroz, el maíz y el frijol tecnificado redujeron su área sembrada entre un 37,3 y un 32,73 por ciento.

Otra hecho que complicó la situación fue la crisis cafetera, en los dos últimos años la producción sufrió una caída del 31,6 por ciento; se perdieron cerca de 25.000 empleos permanentes y un 60 por ciento de los pequeños caficultores quedaron arruinados según, una investigación adelantada por la Secretaría de Agricultura del Valle.

La caña de azúcar, a diferencia de los cultivos semestrales, incrementó su área sembrada en un 76,45 por ciento y su producción en un 63,58 por ciento en los últimos cinco años. Sin embargo, fue afectada por las importaciones de azúcar desde Venezuela.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.