CAPTURAS A GRANEL

La División de Policía Judicial e Investigación acaba de darnos una nueva sorpresa, realmente de gran tamaño. Se trata de que, al fin, se ha tomado la decisión de hacer efectivas nada menos que 48.000 órdenes de captura que se hallan pendientes de ejecucíon específicamente por casos de homicidio. Están pendiente desde hace más de diez años, y se cree que será necesario anular algunos miles de esas órdenes, porque los sindicados ya han fallecido.

02 de junio 1995 , 12:00 a. m.

No son pocos los interrogantes que surgen a propósito de esta monumental noticia. El primero de ellos es el que se relaciona con las circunstancias por las cuales las respectivas órdenes de captura no se hicieron respectivas oportunamente, si por la congestión de los despachos judiciales, o por incuria de los funcionarios, o por negligencia en las averiguaciones para dar con los responsables de los hechos punibles. Esta es otra forma de impunidad, entre las muchas que asedian al aparato judicial colombiano.

Naturalmente la operación pescador -como se ha llamado la que se pondrá en práctica en los cuatro meses siguientes para las capturas pendientes- va a ocasionar, si es que da buenos resultados, una muy grave congestión en el ya convulsionado panorama de la población carcelaria. Los establecimientos de reclusión no sólo son escasos sino que están repletos, y si la operación pescador resulta efectiva va a ser necesario improvisar campamentos para los 48.000 nuevos huéspedes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.