MEA CULPA, MEA CULPA, MEA MÁXIMA CULPA .

MEA CULPA, MEA CULPA, MEA MÁXIMA CULPA .

El artículo del 27 de mayo de Rudy Hommes es una severa crítica a la política económica. Pero no tanto a la del actual gobierno, como a la adelantada por él mismo durante la administración Gaviria. Veamos algunas de sus sentencias:

01 de junio 1995 , 12:00 a. m.

El déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos... es la mayor amenaza que tiene la economía en el corto plazo . La causa de este déficit es la revaluación causada por la política económica aplicada por el ex ministro Hommes. Los efectos de esta política sobre la cuenta corriente comenzaron a percibirse en 1992 y han sido particularmente agudos a partir de 1993.

Quizás lo más grave que está ocurriendo es que el gobierno... no se va a apretar el cinturón, a pesar de que..., en la actual situación de caída del ahorro, aumento precipitado del consumo y déficit creciente de la balanza de pagos, lo mejor que puede hacer el gobierno a corto plazo es recortar gastos y generar un superávit mayor al programado . El aumento desenfrenado del gasto público que contribuyó a acelerar la revaluación, estimular el consumo y reducir la tasa de ahorro privado del 14 por ciento en 1990 a 6 por ciento en 1994 fue obra del ex ministro de la administración anterior.

Enfrentando a la Junta del Banco de la República, a pesar de que ésta se ha demorado en formular públicamente objeciones a la política de gasto . Situación idéntica se presentó durante la administración anterior: En ese caso, hubo una tímida crítica pública de uno de los miembros de la Junta, que no fue bien recibida por el entonces ministro de hacienda.

También está equivocado cuando cree que puede forzar una baja en la tasa de (inflación) y seguir gastando alegremente... sin tirarse la economía. La disyuntiva es entre crecer y generar empleo o gastar y provocar inflación o Dios nos ampare una crisis de balanza de pagos. Hay que recortar el gasto, lamentablemente no hay salida. Insistir en seguir una política inconsistente con las circunstancias de aumento de consumo y de déficit en cuenta corriente existentes es cortejar el riesgo de una crisis o de una recesión... Esto lo advierten inmediatamente los gremios . Tengo que confesar que siento algo de perversa satisfacción, cuando leo en la pluma de quien tantas veces cuestionó nuestras intenciones, críticas idénticas a las que nosotros le formulamos a su gestión y le seguimos reclamando a la administración actual.

Realmente, si Rudy hubiera atendido las recomendaciones de los gremios y hubiera aplicado la política que ahora considera indispensable, no estaríamos enfrentando la crítica situación que tanto le preocupa, y si no fuera por la inconsistencia de sus convicciones y el cinismo de sus planteamientos, yo también habría estado en la corte de los admiradores del ex ministro, mientras estaba en el poder.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.