HORAS DE OFICINA

HORAS DE OFICINA

Aunque todos tenemos que ganarnos el pan con el sudor de la frente, esto no quiere decir que hagamos de nuestro trabajo un verdugo implacable que nos amarga la vida y nos manda histéricas para la casa. A quién no le ha sucedido que un día cualquiera se levanta sin ganas de volver al trabajo, que cada que ve al jefe o a un compañero le da dolor de cabeza, que todos los papeles que tiene sobre el escritorio quiere tirarlos a la basura y que se siente terriblemente miserable ? Si a usted no le ha sucedido esto permítame felicitarla. Sin duda ama su trabajo y maneja con mucha inteligencia las relaciones en su oficina.

25 de abril 1995 , 12:00 a.m.

No se alarme, si por el contrario, ha pasado por esta racha tan de moda en este fin de siglo. Aún es tiempo de cambiar y empezar a hacerse la vida más amable. Para empezar aprenda a enamorarse de su trabajo, piense en lo afortunada que es al realizarlo. Por lo menos es mucho mejor que estar desempleada.

Claro que si realmente no le gusta, empiece a buscar otro. El hecho de estar haciendo algo para mejorar su vida le dará aliciente de sobrellevar lo que por obligación le toca hacer, pero por favor no abra la boca hasta que no tenga seguro el otro empleo.

Su actitud cuenta A veces no es que nos disguste el trabajo. Es sencillamente que por nuestra manera de ser dañamos el ambiente de la oficina y nos hacemos la vida imposible. Tenga muy en cuenta estos NO.

- No sea malgeniado - No hable mal de sus compañeros de trabajo.

- No se deje llevar por la chismografía.

- No sea arrogante.

- No responda coléricamente ante las críticas - No obstaculice el trabajo de sus compañeros.

- No los trate con desconfianza.

- No compita con su jefe.

- No trate de sobresalir en todo, todo...

- No esté a la caza de los errores de sus compañeros.

- No discuta con sus jefe en presencia de los demás.

- No confunda la amistad con la relación jefe-empleado.

- No cuente sus problemas a todos. Confíelos solo a su amiga íntima - No robe las ideas de otros.

- No exagere sus llamadas privadas desde la oficina.

Sus puntos buenos Aunque haya descubierto algunos aspectos negativos de su carácter, piense también en sus buenas cualidades y haga una lista. Quizá usted es buena trabajadora, luce bien, su conversación es amena, es puntual, es amable con todos, trata de mejorar el desarrollo de la empresa, sabe vender sus ideas, no es rencorosa, socializa con sus compañeros, cultiva su amistad y sabe manejar el genio de los que le rodean.

Además reconoce sus propios errores y aprende de ellos, elogia lo admirable de los demás y le da el crédito a cada quien, no pierde la calma delante de todos, toma su trabajo con mucha calma y discreción, sabe que sus horas de trabajo son para trabajar y no para discutir su vida privada, es organizada en su trabajo, sabe concentrarse en una sola cosa y trata de aprovechar mejor su tiempo. En fin si piensa un poquito más se dará cuenta que son muchas las cualidades que pueden salvarlo de una vida triste en el trabajo.

Empleado ejemplar Es el que siempre sonríe, el que realiza su trabajo con inteligencia para no agotarse, el que sabe que es el único que puede asumir la responsabilidad de sus problemas de trabajo y los resuelve con mucho tacto.

Quien aprecia su institución y le es fiel, se adapta a toda nueva situación, cuida siempre su aspecto personal, viste lo mejor que puede, proyecta una imagen de excelencia en todos los niveles, crea, innova, presenta soluciones, trabaja con calidad, es excelente relacionista, va con pies de plomo en cuanto a relaciones de tipo sentimental con su jefe o compañeros se trata, dejando sus encuentros y demostraciones amorosas fuera de la oficina cuando el chispazo es inevitable.

La flexibilidad, la autodisciplina y un carácter afable, se tienen más en cuenta que la misma experiencia cuando se habla del buen empleado.

Agotado ? Puede suceder que todo esté funcionando a las mil maravillas en su trabajo y sin embargo usted quiera tirar la toalla, entonces pregúntese: - Cuánto hace que no se da vacaciones ? - Se está alimentando bien ? - Descansa lo suficiente cada día ? - Está fumando más de la cuenta ? - Deja un poquito de tinto en la greca ? - Cuánto hace que no se somete a un chequeo médico? - Está funcionado su hogar ? - Hay mucho ruido en la oficina ? - Su área de trabajo está ventilada, hay suficiente luz ? - Son realistas sus expectativas laborales ?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.