EL PUERTO ESTÁ CRUDO

EL PUERTO ESTÁ CRUDO

Aunque Gaitán cuenta con reservas de crudo superiores a los 228 millones de barriles, ni siquiera hay interconexión eléctrica. Por falta de voluntad política los proyectos han quedado olvidados.

25 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Aunque parezca irónico, uno de los principales problemas del municipio de Puerto Gaitán es la falta de interconexión eléctrica, pese a que en su territorio se encuentra el campo petrolero Rubiales, cuyas reservas fueron estimadas en más de 228 millones de barriles recuperables de crudo pesado, y que podrían satisfacer la demanda energética no sólo regional sino nacional.

Sin embargo, el municipio sigue a oscuras , ya que el servicio de energía eléctrica aún depende del funcionamiento de plantas obsoletas. Actualmente sólo funciona una de las tres existentes, motivo por el cual sus habitantes se están viendo abocados a fuertes racionamientos.

Entre tanto, por falta de voluntad política quedó archivado un proyecto que buscaba transformar la energía que se encuentra en el crudo del campo Rubiales en energía eléctrica.

Según el alcalde de Puerto Gaitán, Arnaldo Riobueno Riveros, el plan fue presentado, a finales de 1993, por la BIO Development Inc y Tuskar Colombia, filial de Coplex, una compañía internacional de exploración petrolera, cuya matriz se encuentra en Australia.

El proyecto se basaba en el desarrollo del campo petrolero y la construcción de un oleoducto de 100 kilómetros desde el sitio de exploración hasta Puerto Gaitán.

Así mismo indicaba que la planta sería construida en dos etapas, la primera, de 50 megavatios; y la segunda etapa de 105 megavatios adicionales. La electricidad sería enviada al sistema eléctrico colombiano por una línea de transmisión de 230 kilovatios, que iría desde Puerto Gaitán hasta Puerto López.

La nueva línea de transmisión se interconectaría con el sistema existente de 230 kilovatios en Villavicencio; y los posibles compradores de energía eléctrica serían las electrificadoras del Meta y del Casanare, la interconexión eléctrica de ISA, y usuarios privados de energía eléctrica.

El vapor generado por la planta se utilizaría para suministrar agua potable a la totalidad de la población de Puerto Gaitán, y se mejorarían las vías.

Los cálculos del proyecto señalan que para la primera etapa se perforarían 25 pozos. Se estima que la capacidad diaria del oleoducto sería de 8 mil a 10 mil barriles diarios.

Pese a todas esas proyecciones, el plan se liquidó por falta de respaldo financiero y, sobre todo, por ausencia de voluntad política. Actualmente, la compañía extranjera aún continúa en etapa de exploración , señaló el alcalde.

Y de luz, nada Aunque el anterior proyecto ha sido el más ambicioso, no es el único que se ha presentado. Se pensó interconectar a Puerto Gaitán con el municipio de Maní (Casanare). El proyecto, a cargo de EMSA, tenía un costo de 500 millones de pesos y sólo requería superar una extensión de 40 kilómetros. Sin embargo no fue posible debido a la energía no llegaba la puerto con suficiente potencia.

El último proyecto, y tal vez el más viable, es la interconexión entre Puerto López y Puerto Gaitán. El estudio que se hizo costó 20 millones de pesos, pero aún no se han gestionado los mil millones de pesos que cuesta el total de la obra.

La semana pasada el senador liberal Amílkar Acosta se comprometió con el municipio a gestionar ante el Gobierno nacional la consecución de recursos para hacer posible la interconexión.

Pañitos de agua tibia El Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (ICEL) aprobó recursos por 130 millones de pesos para ampliación y remodelación de la red eléctrica del municipio y la instalación de siete nuevos transformadores. Se construyó una caseta diesel y se trasladaron las plantas de energía. Igualmente, el pasado lunes se entregó una planta de 325 kilovatios con el cual se evitarán los racionamientos de luz, que venían afectando a todo el municipio. Este sólo tenía luz, de lunes a viernes, de 12 del día a 2 pm y de 6 pm a 11 pm. Los sábados y domingos hasta la doce de la noche. El corte se presentó porque dos plantas una de 285 kilovatios y otra de 115- estaban fuera de servicio. Otras dos plantas serán entregadas a las inspecciones de Puerto Trujillo y San Miguel.

De otra parte, para el próximo año el ICEl gestionará recursos por 300 millones de pesos para programas de electrificación del área rural. Las inspecciones favorecidas serán Puerto triunfo, con 46 millones de pesos; San Pedro de Arimena, con $85 millones; Puerto Triunfo, con $46 millones; Puente Arimena, con $40 millones; Planas, con 51 millones; La Cristalina, con $33 millones; Tiyabá, con $35 millones; y Puerto Gaitán con $84 millones

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.