LA OLA LUNÁTICA

LA OLA LUNÁTICA

Lo extraño sería un arribo apacible al año 2.000, referencia popular del fin del mundo. El ocaso de los siglos suele acrecer lo irracional lo mismo que sucede a los humanos al cruzar décadas vitales: tendemos a hacer crisis regresivas. +Cómo va el mundo a seis años del apocalipsis? Sufre su propia crisis. La sinrazón sacude a ideologías, religiones y costumbres. Toda clase de astrólogos, hipnólogos y milagreros predan en una población que, atrapada en las sombras del pensamiento mágico primitivo, resulta presa fácil de esos contrabandistas de pseudociencia. Lo anterior a propósito del alegra auge de la astrología y de los profetas de la reencarnación. Estos han usufructuado bien la ola lunática: saben que este taquillero fenómeno que mezcla ingenuidad, estafa y juego, no dura mucho, va y viene. A los astrólogos Carl Sagan los llama, como a otros parásitos de la ingenuidad popular, los fabricantes de paradojas . No son otra cosa que jugadores de cartas y las cartas son divertidas

25 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Siglos de evolución cerebral y de su producto más reciente, el pensamiento lógico racional, no han sido bastantes para extinguir la tontería humana. Mientras el juego divierte a la ciencia -ardua y difícil - le corresponde investigar, predecir y verificar con responsabilidad y rigor. +Quién verifica en cambio las predicciones de astrólogos y adivinos?. Recuerden que según Mauricio Puerta, Pastrana era el Presidente.

En Colombia la libertad de creencias religiosas autoriza a cada cual creer lo que quiera. Incurre sin embargo en mala fe quien predica su credo como ciencia. En una sociedad consumista que legitima lo facial, parece rentable proporcionar al hombre común sueños rápidos y baratos escudándose en la ciencia. La biblia de los terapeutas regresivos Muchas vidas muchos sabios , no puede ser más barata literaria, científica y filosóficamente.

Es un cuento fácil al alcance de todos. No se puede empero educar a un pueblo en la credulidad, sino, como proponía Sir Bertrand Russell, en la voluntad de dudar, es decir, de descubrir, que es exactamente lo opuesto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.