COLOMBIA, BRILLANTE

COLOMBIA, BRILLANTE

Colombia, en una brillante presentación, en especial en el segundo tiempo, demolió literalmente a Uruguay, 3 por 0, y es líder indiscutido luego de la primera fecha de la fase final del Preolímpico de Fútbol. Faustino Asprilla, en una noche inolvidable, no solo marcó los dos primeros goles. También se convirtió en una auténtica pesadilla para la defensa celeste, que nunca encontró la fórmula para detenerlo.

13 de febrero 1992 , 12:00 a.m.

A los 32 minutos de la primera parte, después de una habilitación de Restrepo, Asprilla recibió el balón al borde del área, sacó a dos rivales y metió un potente disparo que terminó en la red rival. Uno a cero y, de ahí en adelante, no hubo sino un equipo dentro del campo: Colombia.

Y la segunda parte, inolvidable. Fue un auténtico concierto del elenco colombiano, que pudo haber finalizado con cuatro o cinco goles de ventaja. La falta de coordinación que se vio en los primeros 25 minutos de juego, desaparecieron por completo y los 11 uruguayos terminaron como espectadores dentro del campo.

A los 9 minutos, en una gran acción colectiva, llegó el 2-0. Pase de profundidad por la izquierda a Valenciano, quien llega prácticamente hasta la última línea. El barranquillero tiró un centro atrás, donde aparecía libre de marca Lozano.

El vallecaucano recibió, hizo la pausa y se lanzó hacia el área. Al ingresar a ella, lanzó el balonazo al corazón de las 18 y apareció Asprilla, con un hermoso remate de palomita .

Partido, a esa altura del compromiso, definido. Porque fue tal el dominio de Colombia que ni siquiera los uruguayos pegaron. La garra la dejaron en el camerino.

Y a los 23 minutos, 58 segundos después de haber ingresado a la cancha en reemplazo de Lozano, Víctor Danilo Pacheco, en el primer balón que tuvo en su poder, corrió 50 metros con la pelota antes de crucificar al arquero charrúa. Fue el 3-0.

No había nada que hacer. Colombia había sido mucho más que su rival dentro del campo. Y los jugadores criollos entendieron bien que dentro de 48 horas debían estar de nuevo en el campo ante Paraguay y, simplemente, se dedicaron a tocar el balón y, de vez en cuando, a lanzar el contragolpe, entre otras cosas, buscando el gol de Valenciano que infortunadamente no llegó.

Pero como no ha dicha completa, lo único triste de la jornada fue la amarilla a Faustino Asprilla, que le mostró el árbitro argentino Javier Castrilli, cuando el delantero le reclamó una pena máxima que, en nuestro concepto, no existía.

A propósito del juez, tuvo un muy buen comportamiento en líneas generales.

La primera fecha se abrió con la victoria 1-0 de Paraguay ante Ecuador, con anotación de Gamarra, de cabeza, a los 20 minutos del segundo tiempo, en choque de irregular nivel técnico.

Uruguay ya no cuenta para Colombia; ahora hay que pensar en los anfitriones, mañana después de las 8:30 de la noche, en la segunda fecha que arranca con Ecuador Vs. Uruguay.

Una victoria ante los guaraníes, que además de ganas exhibieron poco ante Ecuador, pondría a Colombia a alistar maletas. Barcelona está a la vista...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.