Secciones
Síguenos en:
Sí hay cómo recuperar el dinero de Stanford

Sí hay cómo recuperar el dinero de Stanford

Tras el escándalo de fraude de Stanford International Bank desatado ayer (ver página de The Wall Street Journal Americas), cuya consecuencia fue la suspensión de actividades de la firma comisionista Stanford que opera en Colombia, existe la inquietud en los mercados y los inversionistas sobre qué va a pasar con los recursos allí depositados y con la compañía.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de febrero 2009 , 12:00 a. m.

La Superintendencia Financiera informó que, como consecuencia de la inactividad, la firma solamente podrá cumplir las operaciones y compromisos pendientes en el mercado de valores.

En otras palabras, esta comisionista ya no puede recibir recursos ni órdenes de los clientes sobre sus inversiones, y solo puede ejecutar operaciones que estaban pendientes desde antes. Sin embargo, con los dineros que allá estaban depositados en algún tipo de activo, los usuarios tienen varias opciones.

Cambiar de comisionista La primera es abrir una cuenta en otro puesto de bolsa y solicitar a Stanford que haga el traspaso de las acciones y demás títulos. Esta operación no tiene ningún costo, en la medida en que las comisionistas no cobran por el ingreso o salida de una cuenta, pero con la nueva firma deben establecer el valor que deben pagar por la administración de los recursos.

Lo que debe quedar claro es que la comisionista no puede vender las acciones o cualquier otro tipo de activo para devolver el dinero en efectivo.

Pero en caso de que el cliente haya depositado los recursos antes de la ‘inactivación’ y la firma no haya alcanzado a adquirir el producto que solicitó el cliente, el reembolso sí es en efectivo.

El otro punto son las carteras colectivas. La Superfinanciera señaló que quienes invirtieron en estos productos deberán reunirse en los próximos días para decidir qué hacer (liquidar su inversión o transferirla a otra firma).

De todas formas, fuentes consultadas por este diario, que conocen el proceso, coinciden en indicar que la compañía no tiene ningún tipo de inconveniente en materia financiera, y que tiene cómo responderles a los inversionistas, pues los títulos están custodiados en Deceval y en el Banco de la República.

Aunque no existen plazos para que la firma permanezca ‘fuera del aire’ o para que los inversionistas reclamen sus activos, la idea es que el proceso se desarrolle lo más rápido posible, con el objetivo de que los mercados sientan el menor efecto posible en sus operaciones. Sea cual sea la decisión de los clientes y las definiciones que tome la compañía sobre su futuro, en medio de la incertidumbre el ente de control en Colombia seguirá de cerca todas las operaciones, con lo cual la firma no queda exenta de una eventual toma de posesión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.