MENSAJE A LAS ENFERMERAS

MENSAJE A LAS ENFERMERAS

Señor Director: Mensajeras de paz, legión bendita. Hermanas del dolor y la tristeza. Azucenas que el fango no salpica, el rudo sacrificio es tu grandeza.

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Heroínas sin lauros ni blasones, de la vida en sórdida batalla, desafiando en el peligro sin temores vais calmando el dolor de cuerpo y alma.

El niño en el umbral de su existencia siente la protección de tus ternuras y junto al moribundo con clemencia, la postrimera lágrima le enjugas.

Entre el dolor tu vida se desliza.

Bienestar y dulzura vais dejando, ya que siempre tenéis una sonrisa, aunque tengáis el corazón sangrando.

Colombia, la sultana esplendorosa, las ciudades de eternas primaveras, se yergue soberana y majestuosa para dar un saludo a la enfermera.

Ana Elisa Herrera Méndez Enfermera profesional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.