SEMÁFOROS INOLVIDABLES:

SEMÁFOROS INOLVIDABLES:

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los palmiranos nunca podrán olvidar que los semáforos de su ciudad están dotados de un cuarto color: el morado. Pero el morado que les queda en el dedo gordo del pie a causa de unos pedazos de tubo que han dejado a ras de piso con el propósito de instalar los semáforos electrónicos. Los transeúntes por estar pendientes de las vías no ven el taquito, se tropiezan y si no caen de bruces, salen brincando en una pata porque el totazo aparte de volarles la uña y ponerles el tono violeta en el dedo, les deja tal hinchazón, que a veces parece que a los amigos de Palmira se les hubiera bajado el coto a los pies. Del Secretario de Tránsito de la Villa de las Palmas y los dedos regordetes, Eduardo Sabogal, depende que se acaben los accidentes tanto viales como peatonales, pues él ya se tropezó y por eso anda vendado. O será que el milagro de cambio de color del Cristo, de amarillo a morado, no sucedió en Andalucía sino en Palmira?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.