CUÁNTO ES SUFICIENTE

CUÁNTO ES SUFICIENTE

Las metas de crecimiento de la cantidad de dinero que aparecen en la programación macroe conómica de cada año parecen inspiradas en dos supuestos fundamentales: El primero es que la cantidad de dinero no necesita crecer más que el Pib nominal y el segundo es que todo aumento de la cantidad de dinero por encima de ese nivel se traduce en inflación.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Una interpretación estricta de estos supuestos implícitos sería que el dinero solo hace falta para atender las transacciones y que toda transacción es de valor agregado, que es lo que mide el Pib.

Es fácil que una relación estable entre nivel del P ib y cantidad de dinero solo es posible mientras la economía mantenga la misma estructura y composición de actividades. Por el contrario, cuando un país modifica substancialmente su estructura de producción, o las proporciones entre agricultura, industria y servicios, o cuando realiza una profundización financiera debemos esperar que la relación dinero/pib cambie.

Y si la estabilidad de la demanda por dinero resulta una hipótesis sospechosa a lo largo de un proceso de desarrollo y de modernización, entonce s suponer que un crecimiento del dinero proporcional al del Pib nominal es adecuado y suficiente parece una afirmación que necesita justificación y comprobación previas.

En un extremo de la tipología de transacciones están las de simple transferencia de la propiedad. por ejemplo, la compraventa de una tierra involucra un valor agregado ínfimo. el de los honorarios del Notario. por consiguiente, los procesos de concentraci ón de la propiedad, o los de valorización especulativa de las tierras o de los lotes u rbanos, exigen más dinero como medio de transacción, pero no se reflejan en el Pib.

Algo semejante ocurre cuando se venden acciones u otros activos financieros, pues el único valor agregado en tal transacción estaría representado en unas comisiones a los agentes de Bolsa. Tampoco hay mucho valor agregado detrás de los procesos de captaci ón y de profundización financiera. Cuanto más complejo sea el mercado de capitales y más intermediarios aparezcan, mayor será el número de transacciones entre ellos antes d e que el dinero de los ahorradores llegue a manos de los inversionistas. Es cierto que estas transacciones necesitan de muy poco dinero efectivo, pero neutralizan depósitos y capacidad de crédito que, en otras circunstancias, habrían estado disponibles pa ra atender transacciones más directas y que involucran mucho más valor agregado.

Algunas innovaciones financieras, como la difusión de las tarjetas de crédito y, en especial, de las tarjetas de débito, alteran las necesidades de efectivo de los hogares. Ahora es más frecuente pagar con tarjeta, lo que reduce las necesidades de circulante, pero también es más frecuente acudir a un cajero automático en lugar de girar cheques, nadie ha averiguado cuál es el impacto neto de estos cambios.

Hay otras muchas transferencias que apenas constituyen un paso intermedio, una redistribución de la capacidad de gasto antes de que se traduzca en algo que tiene valor agregado. por ejemplo, el pago de impuestos es una transferencia que, algún tiempo desp ués, da lugar a ga stos de inversión o de funcionamiento. en el primer paso, el del cobro del impuesto, hay una simple transferencia y solo en el segundo aparece un valor agregado, así que una reforma tributaria que eleve los impuestos, en especial los directos a las ventas , también tiene un impacto significativo sobre la relación entre transacciones totales y valor agregado.

De otra parte, la simple modernización del aparato económico afecta las necesidades de dinero. en una tecnología primitiva, se llega al bien de consumo final en un solo paso de transformación del recurso natural o de la materia prima, así que la única transacción tiene una alta proporción de valor agregado. en cambio, en una economía industrial existen muchas formas de especialización y un bien final es el resultado de una red muy compleja de piezas, bienes intermedios y operaciones en cadena; cada una de ellas agrega valor, pero la proporción entre el valor agregado final y el total de transacciones efectuadas para llegar a él será tanto menor cuanto m ás larga sea la cadena de transformaciones y operaciones industriales involucradas. De esta manera, también la profundización tecnológica altera la relación entre dinero y Pib.

Por último, la economía informal y la economía subterránea necesitan mucho más dinero para sus transacciones que la economía formal. En unos casos, porque mueven cantidades pequeñas que no justifican usar cheques, en otros casos porque no desean dejar hu ella alguna en forma de cheques o transferencias bancarias. aquí no solo hace fal ta más dinero para las mismas transacciones, sino que, además, el valor agregado involucrado en ellas no queda registrado en el Pib.

Al comparar la Colombia de hoy con la de hace pocos años vemos un país que ha crecido rápidamente, que paga más impuestos, donde el gasto público representa una proporción cada vez mayor del Pib, donde el sector financiero se ha desarrollado mucho más apr isa que el sector real, donde la industria se ha modernizado, donde el empleo temporal crece más que el permanente; un país con más economía informal y, por desgracia, con más actividades de narcotráfico que antes.

Todos estos cambios sugieren que la economía colombiana necesita cada vez más dinero por unidad de valor agregado y, por lo tanto, que cualquier intento de regular la cantidad de dinero con las mismas reglas que funcionaron en el pasado tendrá ahora conse cuencias recesivas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.