RUTAS DE LA SEMANA SANTA

RUTAS DE LA SEMANA SANTA

Barranquilla El fervor religioso se toma por estos días a la capital del Atlántico, con la procesión de la Dolorosa, que sale el Viernes Santo de la Iglesia de San José a las siete de la noche. (VER MAPA: POR LOS CAMINOS DE LA FE)

28 de marzo 1996 , 12:00 a.m.

Allí se reúnen todas las autoridades eclesiásticas, civiles y militares de la ciudad. Es organizada por la Asociación de Madres Católicas.

Para quienes asistan a los actos litúrgicos, hoteles como El Prado ofrecen planes especiales de Semana Santa que van desde 83.000 pesos. Otros son los hoteles Dann (129.300 pesos) y el Puerta del Sol (128.000 pesos).

Belalcázar El Cristo de Belalcázar es uno de los sitios de mayor peregrinación durante esta semana en el departamento de Caldas.

Es un enorme Cristo de 45,5 metros de altura, con las manos extendidas por donde pueden circular los más osados viajeros. Desde la base hasta la cabeza, donde caben 20 personas, hay 154 escalones que son recorridos por peregrinos provenientes de todo el país durante los días santos.

Para el Viernes Santo la curia de Belalcázar organiza la parte final de un dramatizado sobre la vida, pasión y muerte de Jesús, en la Capilla del Cristo, ceremonia en la cual participan más de 10.000 personas.

Cerca del monumento hay un restaurante al servicio de turistas donde se puede hacer un alto para degustar los platos típicos de la comida paisa.

Bogotá A Monserrate llegan penitentes y promeseros. Paso a paso se van tomando el cerro, localizado al oriente de la ciudad, hasta llegar a los pies del Señor Caído.

Allí la cita es el Viernes Santo, cuando la fe y la devoción se amalgaman con el esfuerzo de los peregrinos.

Estas cumbres son refugio de la Virgen Negra en donde actualmente se rinde culto al Señor Caído, devoción muy arraigada entre los capitalinos.

Desde el próximo domingo se cumplen celebraciones especiales, como la cena del Señor, el Lavatorio de Pies y la Adoración al Santísimo.

El teleférico prestará servicio todos los días.

Bojacá En este municipio cundinamarqués son tradicionales las peregrinaciones en honor a la Virgen patrona.

La población se encuentra a menos de 40 kilómetros de Bogotá y conserva una riqueza arqueológica como las Piedras de Chivo, el Mirador de Bellavista y el Museo Colonial.

Bolívar Este municipio, al sur del Cauca, celebra de una manera muy particular la Semana Mayor.

Sin duda, la atracción principal se centra en El Santo Sepulcro, un paso muy bien estructurado, de origen quiteño.

A Bolívar se llega por vía terrestre desde Popayán~en un recorrido de 86 kilómetros.

Aunque no hay una suficiente ni adecuada infraestructura hotelera, se encuentran pensiones de muy poca capacidad, con tarifas que llegan a los 4.0000 pesos noche por persona.

Bucaramanga La capital santandereana ofrece los elementos necesarios para que usted pase unos días de total recogimiento.

El miércoles, en la zona céntrica, alrededor de 80 Nazarenos realizan el viacrucis en honor al Señor Caído. El Jueves Santo, se celebra una de las procesiones más sonadas en la región: la procesión de las carreritas, en donde todos los pasos de las iglesias, cargados por penitentes, visitan al Santo Sepulcro de la Catedral de la municipalidad.

Esta zona es conocida por las romerías que durante la semana de recogimiento se hacen al Cristo de Morrorico, ubicado en la carretera que conduce a Cúcuta.

Buga Localizada en el centro del Valle del Cauca, Buga es conocida como la Ciudad Señora de Colombia. Famosa por su Basílica del Señor de los Milagros, el cual se ha convertido en uno de los mayores centros de peregrinación y romería del país.

Desde el miércoles santo, centenares de personas recorren a pie unos 60 kilómetros desde Cali, Palmira, Tuluá, Trujillo y Zarzal como penitencia, ruego o agradecimiento por favores recibidos durante el año.

Además de las procesiones normales con ocasión de la Semana Mayor, se realiza la procesión infantil, con todos los pasos, con lo que se asegura la tradición y fe entre los pobladores.

Los visitantes pueden alojarse en hoteles como el Guadalajara (desde 47.096 pesos), Hostal El Regidor (desde 31.930 pesos) y Casa del Peregrino (desde 11.600 pesos).

Carmen de Apicalá Este municipio, ubicado en pleno corazón del Tolima y a escasos 10 minutos de Melgar, ofrece por estos días un menú de descanso y paz.

Por un lado, el recogimiento y la oportunidad de asistir a los actos litúrgicos de la Semana Mayor en un Santuario Nacional cuya máxima patrona es la Virgen Morena del Carmen de Apicalá, por otro, programación especial para los niños.

En los últimos años esta población se ha convertido en una alternativa turística, diferente a lo que tradicionalmente se ofrece en Melgar. Cuenta con una infraestructura hotelera en desarrollo.

En cuanto a precios, las tarifas son similares a las que se encuentran en Melgar.

Costa Pacífica En esta región, los cambios no están tanto en los pocos pasos de las procesiones, sino en los alimentos que se preparan, especialmente para el Jueves Santo.

En Guapi son famosos los siete arroces que se hacen con diferentes clases de mariscos. El último es el arroz de leche de coco que se comen en todas las casas.

El Domingo de Resurrección, alrededor del parque de La Pola, salen los pasos de El Resucitado, la Virgen y San Juan. Parten de un mismo punto pero toman caminos contrarios.

Los cargueros de paso de San Juan, en un momento dado, salen a la velocidad que les permite la imagen que llevan a cuestas y le avisan a la Virgen que Cristo ha resucitado. Luego, se arrodillan ante ella en tres ocasiones. Entonces sigue toda la procesión en un mismo sentido hasta llegar a la parroquia La Inmaculada Concepción.

Toda esta operación se facilita por el poco peso de las imágenes, a diferencia de las de Popayán. A Guapi se llega vía aérea desde Popayán y Cali, y por lancha desde Buenaventura. Hay residencias de precio variado y comidas en lugares típicos.

Girón Si usted desea pasar la Semana Santa en este municipio santandereano, le recomendamos visitar el Templo San Juan Bautista, ubicado en el corazón del pueblo.

Esta es una de las representaciones culturales más significativas de la zona, pues es una fiel copia de la iglesia Santamaría la Mayor de Roma.

En ella se encuentra el Museo de Arte Religioso con pinturas del siglo XVII y reliquias litúrgicas en oro precolombino.

El miércoles santo, cerca de cien miembros de la Comunidad Nazarena realizan en las principales calles de la ciudad una representación de la pasión y muerte de Jesucristo.

Por hospedaje no hay problema, ya que puede alojarse en casonas coloniales ubicadas alrededor de la plaza central. Valor noche por persona oscila entre 10 mil y 15 mil pesos.

Guacarí En el centro del Valle del Cauca, con siete barrios y diez corregimientos y una población de 31.000 habitantes, se encuentra este pacífico municipio.

Para estos días, sus habitantes tienen preparada la procesión de ramos, la oración por los enfermos, el concierto de música sacra con la banda filarmónica de la localidad, la bendición del fuego nuevo y la procesión del Santo Sepulcro con antorchas y velas.

Cada paso y jornada de la Semana Santa son organizados por los diferentes grupos de oración. No dispone de hoteles, pero la gente se aloja en las viviendas de las familias.

Guataquí En este municipio, distante 176 kilómetros de Bogotá, se bendicen los ramos y las procesiones van por las principales calles con las imágenes de la pasión y resurrección de Jesús.

Los mismos actos religiosos se cumplen en Cáqueza y Une, al oriente de Cundinamarca. En estas poblaciones los misterios del catolicismo son representados por los campesinos que se visten con túnicas como apóstoles. Igualmente, hay cortejos con la imagen del Nazareno.

Marinilla La Semana Santa y el Festival de Música Religiosa se integran en esta población del oriente antioqueño, a la que se puede llegar desde Medellín en menos de una hora.

El Festival se inaugura el sábado 30 de marzo con un concierto de la Banda Sinfónica de la Universidad de Antioquia, en la capilla de Jesús Nazareth.

Mientras, el Domingo de Ramos se presentarán el Grupo Coral Contrapunto y la mezzosoprano Ligia Monsalve, acompañada por el pianista Esteban Bravo.

La programación continúa el lunes santo y se prolonga hasta el viernes 5 de abril con la presentación del Grupo de Música Antigua y Ars Humana Ficta, que viene desde Bogotá.

Esta es la versión número 19 del Festival, que desde 1978 es organizado por la Corporación Amigos del ArteMarinilla. Simultáneamente a la interpretación de los temas líricos, que reúnen una gran cantidad de público, en el municipio se realizan las procesiones de la Semana Santa.

Aunque es difícil encontrar alojamiento en la población, su cercanía con Medellín y los demás municipios del oriente del departamento, como Rionegro, facilitan el desplazamiento de los viajeros.

Mariquita En estos días santos en Mariquita (Tolima) se vive un ambiente de regocijo y paz. La fecha esta acompañada por una jornada cultural programada para los cientos de turistas que visitan la población.

Uno de los grandes atractivos para quienes buscan recogimiento es la Ermita del Señor de los Milagros, una atracción auténticamente colonial donde reposa el Cristo de la Ermita traído a Colombia por solicitud de Gonzalo Jiménez de Quesada.

Para los turistas que también buscan descansar de la rutina de la ciudad, Mariquita, ubicada a 20 minutos de Honda y 116 kilómetros de Ibagué, ofrece la tranquilidad y el clima apropiado para unas cortas vacaciones.

Además de ser la capital frutera de Colombia, los turistas tienen varios atractivos turísticos. Cuenta con una infraestructura hotelera aceptable con precios desde 21.000 pesos habitación doble en el Hostal San Sebastián, hasta 33 mil pesos en el Hotel Campestre San Felipe.

Mompós Con toda la espiritualidad que los caracteriza y la emoción ante la designación de su tierra como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, los momposinos, en Bolívar, se preparan para celebrar en grande la Semana Santa.

Con varios de los templos y monumentos restaurados y sus calles pavimentadas, Mompós, como todos los años, conmemorará en vivo cada uno de los actos que padeció Jesús durante su pasión y muerte.

El jueves la pasión de Cristo revivirá en el alma de la comunidad católica momposina, cuando la población se lance a las calles en la procesión que recorrerá la avenida principal de la ciudad, saliendo de la Iglesia de San Francisco hasta la Parroquia de Santa Bernarda, en cuyo trayecto se escenificarán los 14 pasos o sitios específicos donde llegó Jesús durante su viacrucis al calvario.

Para el viernes, los nazarenos presidirán la procesión del Santo Sepulcro con el santo a cuestas, sacado de la iglesia de San Agustín y llevado finalmente hasta la Parroquia de San Francisco.

Pamplona Más engalanada que nunca, Pamplona está~ lista para celebrar su ya famosa Semana Santa, sólo igualada con las que se cumplen en Popayán y Mompós.

Desde su fundación, el primero de noviembre de 1549, esta ciudad del Norte de Santander ha sido religiosa por excelencia.

Las huellas de su pasado se observan, sobre todo, en las iglesias, como la propia Catedral y el Santuario del Humilladero.

El arte religioso pamplonés se resume en el Museo de Arte Religioso, donde se exhiben cuadros de la época colonial, de trazos como Acero de la Cruz y Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos.

La Iglesia de Santo Domingo, la Capilla de San Juan de Dios y la Ermita de las Nieves completan los principales centros de atención, durante la Semana Santa.

La procesión del Jueves Santo es la única que se hace de día en Colombia. Así mismo está~ la procesión de los niños, réplica de la que hacen los adultos.

Para quienes deseen visitar la población, encontrarán alojamiento en hoteles como Alamo (30 mil pesos), en donde también ofrecen desayuno típico con caldo y huevos, por 1.500 pesos.

Popayán Con una configuración urbanística de villa española, la capital del Cauca conserva la serenidad y tranquilidad que perdieron otros rincones colombianos. Ciudad de calles de ochenta yardas, con museos, residencias históricas y, sobre todo, con una de las celebraciones santas más grandes del país.

Como todos los años, saldrán a las calles las 65 imágenes que movilizan los cargueros durante las procesiones, cuyo peso oscila entre 40 y 80 arrobas.

Pero eso hace parte del sacrificio al que se someten las 670 personas que colaboran en las celebraciones religiosas.

Cada imagen o paso, realiza un recorrido promedio de dos kilómetros. Para los cargueros, la única ayuda son las alcayatas, que sirven para sostener las imágenes cuando la procesión detiene la marcha.

Los pasos avanzan en medio de los alumbrantes, que van por el filo de las aceras llevando velas para iluminar el camino de las imágenes. Estas personas son espontáneos que marchan durante cuatro horas con el fin de alumbrar a los santos de su devoción.

En la terminal de transportes Guillermo León Valencia se cuenta con el servicio de múltiples empresas interdepartamentales y en el aeropuerto llegan, para esta ocasión, dos vuelos diarios y chárter de empresas de turismo.

Quienes deseen visitar esta Ciudad Blanca, pueden alojarse en hoteles como el Monasterio (desde 61.760 pesos), La Posada del Rancho (desde 60.000), La Plazuela (desde 44.667 pesos) o La Casona (desde 50.000 pesos).

Quibdó En la capital chocoana, a media hora por vía aérea desde Medellín y a 45 minutos desde Bogotá, la Semana Mayor tiene un carácter singular.

La celebración se divide en dos partes: el miércoles se realizará la XI Danza del Plato Típico Chocoano. El Parque Centenario será el escenario en donde los representantes y amas de casa de los 21 municipios participarán con las comidas representativas.

A partir de las nueve de la mañana y hasta las cuatro de la tarde, los asistentes probarán las muestras de arroz clavado, arroz con longaniza, atollao, bocachico frito, pernil de cerdo en salsa de borojó, sancocho de pescado, sancocho de las tres carnes, el ceviche de cigua, jugo de borojó y jugo de chontaduro.

En la tarde del Viernes Santo, en la Catedral San Francisco de Asís, se realizará el programa de cantos de alabaos y cantos típicos de dolor de los afrochocoanos, donde participan los grupos llegados desde los diferentes municipios. Después de la media noche se realiza una dramatización de la muerte de Jesús.

Quibdó cuenta con cinco cómodos hoteles ubicados en la zona céntrica con precios asequibles a todos los bolsillos.

Sáchica Con solemnidad y fervor, como en los demás municipios de Boyacá, se celebra esta semana en la colonial población de Sáchica.

En coordinación con las autoridades religiosas y administrativas se congrega un grupo de actores que representan en vivo la vida, pasión y muerte de Jesucristo.

Desde hace 37 años se efectúa la representación en la que participan 65 actores del municipio que entrenan durante dos meses para presentar 34 cuadros de la Biblia.

Inicia con el bautismo de Jesús en el río Jordán, sigue con las escenas sobre elección de los apóstoles, las bienaventuranzas, el buen pastor, los niños y Jesús, la entrada de Jesús a Jerusalén, el perdón de la Magdalena, la Ultima Cena, la oración en el Huerto de los Olivos, Jesús ante Caifás, Jesús ante Pilatos, entre otras, hasta llegar a la crucifixión y resurrección.

En esta población, llamada la Jerusalén de Colombia, que dista solo cinco kilómetros de Villa de Leiva, se pueden alojar los viajeros en hoteles como el Cascada (desde 33 mil pesos habitación doble).

Salento Le dicen el padre de los municipios del Quindío. Con sus 154 años de vida, es considerado también el centro turístico por excelencia.

Dista 25 kilómetros de Armenia y está custodiado por montañas, ríos y valles. Dentro de sus bellezas naturales sobresale el Valle de Cocora (valle de las dos aguas en lengua indígena), que alberga la Palma de Cera del Quindío, árbol emblema de Colombia.

La Semana Mayor se celebra con representaciones en vivo de la pasión de Cristo. Para el Viernes Santo se programa la dramatización de la sentencia de Cristo a la crucifixión por parte de Pilatos. Los centuriones romanos, vestidos a la usanza y montados en briosos corceles, realizan la retención de Cristo en el Huerto de los Olivos y lo llevan ante el gobernador.

Imposible visitar el municipio sin probar la trucha frita o al ajillo, cuyo costo oscila entre 5.000 y 7.000 pesos el plato.

Los viajeros encontrarán hoteles como el Hostal La Posada del Café (desde 20.000 pesos), o el hotel Mis Bohíos, a 15 minutos de Salento, con tarifas que van desde 18.000 pesos.

Santo Tomas Como ya es tradición, el municipio de Santo Tomás, a escasos veinte minutos de Barranquilla (Atlántico), viene preparándose para recibir a los flagelantes.

Desde hace ya más de 25 años, el Jueves Santo estos dolientes personajes recorren con lento paso la calle ancha del pueblo, mientras se someten a tortuosos azotes como parte del pago de una promesa.

Para este día, cientos de personas de poblaciones vecinas se desplazan hasta el lugar para acompañarlos en su amargo paso.

El desfile se inicia a las ocho de la mañana y se prolonga hasta las tres de la tarde, en un recorrido muy lento: tres pasos adelante y uno hacía atrás, mientras descargan en sus espaldas azotes hasta herirles y sangrar. Para ahondar el dolor sus acompañantes les bañan las heridas con aguardiente.

Santa fé de Antioquia La tradicional Semana Mayor de este municipio del occidente antioqueño, en la vía que de Medellín conduce a Urabá, es de especial atracción por la función religiosa y sus procesiones.

En ellas se exhiben imágenes de santos y ornamentos que datan de la época de las escuelas quiteña, peruana y santafereña, que permanecen guardadas en el Museo de Arte Religioso.

Resultan de interés la iglesia de La Chinca, la Catedral Basílica Metropolitana, de estilo neoclásico y la Iglesia de Santa Bárbara, antigua ermita levantada en piedra por los jesuitas.

La ciudad con sus casonas, calles empedradas, su plaza y el centenario puente colgante más largo del país, es de por sí una atracción. Un verdadero museo abierto.

Cuenta con hoteles de primera clase como El Mariscal Robledo, donde se ofrece alojamiento y tres comidas por 43.900 pesos; el Caserón de la Plaza, que también brinda el plan americano por 36.000 pesos.

Santiago de Tolú En el departamento del Sucre, sin duda, los lugares para visitar durante estos días santos son los balnearios del Golfo del Morrosquillo.

Dentro de este catálogo santo sobresalen Santiago de Tolú, Coveñas, el Rincó, Berrugas y el archipiélago de San Bernardo del Viento.

Los atractivos fundamentales para los turistas se centran sobre las oraciones y el desfile que realiza el Jueves Santo la comunidad nazarena.

Ellos salen con la imagen de Cristo y recorren todas las calles de las poblaciones, dando dos pasos hacia adelante y uno para atrás. Un lento trayecto que va hasta pasada la media noche.

En Santiago de Tolú se realiza uno de los más significativos recorridos. La población está localizada a 42 kilómetros de Sincelejo, por una carretera pavimentada de concreto y asfalto en perfecto estado.

Quienes deseen pasar la noche en la capital del Sucre encontrarán alojamiento en hoteles como Playamar (68.000 pesos), Alcira (56.000 pesos) y Toné (entre 30.000 y 40.000 pesos).

Sevilla En este municipio cafetero del Valle, al norte del departamento, sobresale su famosa Plaza de la Concordia.

En Semana Santa se realizará la Eucaristía y Lavatorio de los pies del jueves, el viacrucis y Procesión del Santo Sepulcro y Procesión de La Soledad de la Virgen María.

Para los peregrinos están los hoteles Sevilla (4 días por 220.000 pesos en habitación doble), el Plaza (desde 7.000 pesos) y el Parador La Casona (15.000 pesos por persona).

Silvia En el oriente del Cauca la población de Silvia realiza una Semana Santa, similar a la tradicional y centenaria de Popayán.

Los viajeros pueden arrimar a esta tierra arropada por la tradición indígena, por vía pavimentada desde Cali pasando por Piendamó, o desde Popayán.

Las celebraciones paralitúrgicas comienzan el martes santo y terminan con la procesión del Resucitado, el Domingo de Pascua. Los desfiles salen del templo principal consagrado a Nuestra Señora de Chiquinquirá.

Con buena infraestructura hotelera, sobresale el Hotel Comfandi (tarifas especiales para afiliados y particulares), Las Cabañas de Harvey (desde 25.000 pesos) y La Posada de los Abuelos (desde 10.000 pesos). Hay también zonas de camping.

Socorro En este municipio la celebración se iniciará con un marco ecológico el Domingo de Ramos y terminará en las primeras horas del Domingo de Resurreción con una serenata en el cementerio central.

El día de Ramos, se inicia a las diez y treinta de la mañana con una procesión de arbolitos por las principales calles de la ciudad que finalizará en la Iglesia de Nuestra Señora de Chiquinquirá.

El Jueves Santo se hará la representación de la Ultima Cena y la marcha del chocolate, en la que la comunidad donará muestras pintorescas de este producto con las cuales se adornará el altar de Nuestro señor Jesucristo.

El viernes saldrá una marcha penitencial que durará tres horas, en la que más de 4.000 personas cargarán una cruz al hombro.

El sábado habrá una serenata en el cementerio central, que se extenderá hasta la media noche y luego los feligreses se dirigirán a la Iglesia de Chiquinquirá para celebrar la resurrección.

El turista conseguirá habitaciones a precios que van desde 4.000 pesos, hasta 146.670 en suites para seis personas.

Tabio Los habitantes de Tabio (Cundinamarca) celebran en vivo su Semana Santa. También hay retiros espirituales para hombres y mujeres. Los campesinos se visten de apóstoles y de soldados romanos. Al ritmo de tambores se representa la sentencia de Poncio Pilatos.

Este municipio, que dista 45 kilómetros de Bogotá, es un corredor artesanal dentro del cual se destacan los trabajos en madera y los tejidos.

Tunja La capital de Boyacá es, sin duda, la ciudad símbolo de la Semana Santa en la región Andina.

Los preparativos están a cargo de la Sociedad de Nazarenos que está cumpliendo 450 años de trabajo generacional organizado.

La sociedad, conformada por más de 220 nazarenos, es la encargada de realizar cada procesión en coordinación con los estamentos civiles, gubernamentales, culturales y religiosos.

El Instituto de Cultura y Bellas Artes (ICBA), a través de las diferentes escuelas, ofrece los mejores conciertos de música clásica y religiosa.

Dentro del itinerario santo, sobresale el viernes 29 el día de la Virgen de Dolores.

Durante el recorrido se desfilan los pasos, La Santa Cruz, el madero a lo vivo (dos hombres cargando la cruz) y La dolorosa.

Para el Jueves Santo está programada una misa a las siete de la noche en las iglesias de la Arquidiócesis. El viernes se realizará el viacrucis por la Plaza de Bolívar, Los Pasos, una Plegaria por la paz y un concierto en la Catedral Metropolitana.

El Domingo de Resurrección se realizará la procesión de resurrección del Señor por las calles de Tunja con los pasos: Cirio Pascual, San Pedro, La Magdalena, San Juan, La Virgen de la Resurrección y El señor resucitado.

Valencia de Jesús La celebración de la Semana Santa en el Cesar se centra en el corregimiento de Valencia de Jesús. Allí se realiza, durante jueves y viernes, la procesión de Jesús de Nazareno.

El acto es preparado por la Hermandad de Jesús de Nazareno, que integran unas doscientas personas que viven en todo el país y que están en comunicación permanente para ser fieles a una tradición que data de más de cien años atrás.

En la Iglesia de Valencia de Jesús, o Jesús de Nazareno (declarada monumento arquitectónico nacional) se encuentra el misterio del santo que lleva el mismo nombre del templo. Unos dicen que son de oro, y otros que no.

Curiosamente, esta iglesia no tiene sacerdote y solo lo envían para actos especiales o en Semana Santa. Aquí la autoridad del templo la ejercen los nazarenos.

Este corregimiento, ubicado a 15 kilómetros de Valledupar, tiene la Casa del Nazareno, que sirve de albergue para las personas que lo visitan.

Valledupar En la capital vallenata del país, Valledupar, el lunes santo es tradicional la procesión del Santo Ecce Homo, frase que significa He ahí el hombre . Esta sale a las cuatro de la tarde desde la Iglesia de la Concepción, haciendo un recorrido por distintas calles. A las ocho de la noche vuelve a su parroquia.

Quienes van a cumplir sus promesas visten con túnicas de color morado, algunos van descalzos y llevan corona de espinas.

Quienes se apunten a este recorrido encontrarán alojamiento en hoteles como el Vajamar con precios que van desde 98.684 hasta 115.240 pesos; y el Sicarare con tarifas desde 77.019 pesos.

Villeta La procesión del Viernes Santo a la Loma de la Cruz se convirtió en una tradición en Villeta (Cundinamarca). Un parroquiano realiza ese recorrido con la cruz al hombro.

La parroquia tiene previstas procesiones del domingo y Jueves Santo.

En medio del recogimiento religioso, el Instituto Municipal de Cultura se propone incentivar actividades que favorezcan el medio ambiente.

Allí se encuentran los hoteles Mediterráneo, Pacífico, Colonial Plaza, América Plaza, Báltico, Viena y Hacienda El Diamante, con precios aptos para todos los bolsillos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.