Secciones
Síguenos en:
SI EXISTEN LAS SORPRESAS

SI EXISTEN LAS SORPRESAS

En este futuro transeunte del fútbol suramericano apostado aquí en el eje cafetero, realmente poco se puede hablar de sorpresas. Lo raro es que un equipo integrado por jugadores que acaso bordean los 17 años, sin ninguna experiencia profesional, mantengan cada 48 horas una misma línea de producción.

En ese sentido, Brasil y Argentina, se constituyen en la excepción, como para ratificar el trabajo de base que se desarrolla en esos países y que los mantiene en la cima del área. Es que la diferencia se nota de entrada, en el solo estilo de recibir la pelota, de cuidarla, cuando el rival le respira en la nuca.

Por eso, no es sorpresa que Chile, apagado y sometido por Brasil en el primer lance, se desprenda y golee a un Paraguay que venía de ganar una verdadera batalla futbolística ante los uruguayos.

Tampoco que Bolivia le resista a Brasil 65 minutos, para aguantar el primer gol, si fue un cuadro que se metió en su propio terreno a defender con uñas y pies la paridad y, lo que parece grave, sin animarse siquiera a inquietar al golero auriverde.

Es en lo que más recalca: dosificar las fuerzas, tener pausa. Y, de pronto, es lo que menos hacen. Es muy difícil que un muchacho tenga ese control , dice Rudy Rodríguez, el técnico de Uruguay.

No es que los calambres aparezcan por falta de preparación física. Ellos salen al terreno y juegan a muerte cada pelota, al ritmo que les permita el momento. Y sostenerse a través de 80 minutos es algo imposible , comenta el preparador físico de Colombia, Carlos Saúl Hernández.

Lo de Brasil fue un trabajo de demolición. Loable el trabajo de Bolivia, la gran actuación del arquero Roger Carreón, culminada con la atajada de una pena máxima, pero fue evidente que no pudieron resistir el infernal ritmo auriverde en los últimos 20 minutos.

Y en cualquier momento, la pelota entraba. Había pegado en los postes, se evacuaron balones sobre la raya, el arquero tuvo una prodigiosa actuación, pero el desgaste fue impresionante.

Y por eso, Brasil es firme candidato a revalidar la corona que conquistó en las dos últimas versiones. Utilizan todo el campo, con apertura de los laterales, con diagonales hacia afuera y hacia adentro, con toques de pared por el medio, con desborde a la raya y reiterados centros para aprovechar la estatura de Ronaldo.

Del titánico 0-0 hasta el minuto 65, se pudo pasar fácilmente al tres o cuatro-cero, en el último cuarto de hora.

Paraguay, por su parte, pagó tributo a la confianza y al desgaste de 48 horas antes. Tuvo para definir el encuentro en el primer cuarto de hora, con tres opciones muy claras, pero terminó crucificado por un rival que en el contragolpe ya había mostrado sus bondades ante Brasil, como es el de Chile.

Para los detractores de la marca individual, el primer gol es fiel ejemplo de sus teorías: El pequeñín Osorio se deshizo del rival a treinta metros del arco, avanzó, hubo el arrastre de marcas de los delanteros y terminó como Pedro por su casa , fusilando al guardavallas Limenza.

Lo demás, fue jugar un poco con la desesperación del contrario, un Paraguay, que se creía ganador del encuentro desde el camerino.

Desapareció el líder futbolístico, Mendieta; los Benítez (Juan Carlos y Alfredo), se dedicaron a la jugada individual para tratar de hacer el gol de su vida (normal a los 17 años) y ese desgaste sicológico fue tan fatal que en el lapso de trece minutos en el complemento, Paraguay no salía de su asombro por el 5-1 que le empacaban.

De por sí, el fútbol es cambiante de un cotejo a otro. Y más aún cuando se está al frente de casi niños que abordan su primera experiencia en el camino hacia la fama.

Sorpresa? No. Tal como ocurre con el famoso caso de la envergadura física: cuestión de estructura.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.