ALLANAMIENTOS CONTRA LA MAFIA

ALLANAMIENTOS CONTRA LA MAFIA

La segunda fase de la Operación Caribe permitió ayer la inmovilización en Barranquilla y Santa Marta de 21 barcos y 200 automóviles con vidrios polarizados y la incautación de 150 armas de fuego, 70 celulares, 50 buscapersonas y 50 radios portátiles.

30 de marzo 1996 , 12:00 a. m.

La Policía también recuperó 70 carros que habían sido robados y selló 17 emisoras clandestinas y 8 empresas que prestaban servicios de bloqueo e interceptación de teléfonos.

Según la Policía, los 100 allanamientos buscaban hallar pruebas de enriquecimiento ilícito y testaferrato contra Julio Nesser, Alberto Orlandes Gamboa El Caracol , Nelson Urrego, Pastor Perafán, Juan Carlos Ortiz Escobar Cuchilla , Hélmer Pacho Herrera, Gustavo Adolfo Rey Soto y Julio Anicharico.

En la acción participaron mil hombres de Antinarcóticos, Dijín y departamentos de Policía del Atlántico y del Magdalena, al mando del subdirector de la institución, general Luis Enrique Montenegro Rinco.

Los resultados de estos allanamientos nos permitirán detectar redes de lavado de dinero y conseguir pruebas sobre enriquecimiento ilícito de estos individuos , dijo el oficial.

El pasado jueves, en desarrollo de la Operación Caribe la Policía allanó siete casas, tres apartamentos, dos lotes de terrenos, dos bodegas y numerosos vehículos terrestres y acuáticos de la familia Sarria en San Andrés.

Expertos en bienes raíces estimaron que las propiedades incautadas hasta ahora podrían alcanzar la suma de 3.500 millones de pesos, sin contar al hotel Marazul, cuya privilegiada ubicación --con playa privada incluida--y su refinada construcción hacen incalculable su valor real.

Entre las propiedades incautadas figuran varias unidades residenciales del llamado condominio Cabañas de Gaviria y tres apartamentos del sector de Punta Hansa, uno de los más valorizados de San Andrés. Igual suerte corrieron dos bodegas ubicadas en el sector de Rock Hole, registradas a nombre de la Sociedad Comercial Caribe Montoya y Cía.

La Operación Caribe se inició a finales de septiembre del año pasado con el fin de desmantelar las redes del narcotráfico internacional y de lavado de dólares en San Andrés. En aquella oportunidad se realizaron más de cuarenta allanamientos, incluyendo varios hoteles de lujo, locales comerciales y viviendas particulares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.