ENTRE LAS FLORES, FLORESTA

ENTRE LAS FLORES, FLORESTA

Este municipio fue fundado por el gobierno español, un año antes de las batallas del Pantano de Vargas y del Puente de Boyacá. Su actual territorio antes formaba parte de Santa Rosa de Viterbo y del pueblo indígena conocido como Tobacía.

28 de abril 1995 , 12:00 a. m.

El 31 de octubre de 1810 varios habitantes de Tobacía se reunieron en la finca El Carnicero y allí propusieron crear su propia parroquia, independiente de Santa Rosa de Viterbo y bajo la advocación de Nuestra Señora de la Concepción.

El documento levantado en esta reunión finalmente fue presentado a los gobiernos civil y eclesiástico de Santafé de Bogotá para su estudio correspondiente.

El Virrey Juan Sámano aprobó, el primero de junio de 1818, la erección de la nueva parroquia de La Floresta de Santa Rosa.

El 8 de diciembre de 1818 se llevó a cabo la fundación solemne de la parroquia de La Floresta, en el sitio llamado El Cenicero.

El ejército patriota pasó por esta población en días previos a la jornada del Pantano de Vargas. Y el Libertador lo hizo el primero de abril de 1820.

Cuando el territorio de la Nueva Granada fue dividido en provincias y éstas en cantones y los cantones en distritos parroquiales, en 1842 y 1843, Floresta formó parte del cantón que tenía a Santa Rosa como cabecera.

En 1918 el gobierno departamental y los habitantes celebraron con especial pompa el primer centenario de la fundación de este municipio.

Geografía Floresta limita por el norte con Cerinza, Belén y Santa Rosa de Viterbo, por el sur con Nobsa y Busbanzá, por el oriente con Betéitiva y Busbanzá, y por el occidente con Santa Rosa de Viterbo y Nobsa. La extensión de su territorio es de 85 kilómetros cuadrados.

Entre los arroyos sobresale la quebrada de Floresta, que la forman las quebradas Honda y del Curubal, cuyas aguas se unen en el sitio Rosa Grande, al pie de la cordillera, y atraviesan el valle y los municipios de Busbanzá y Corrales para desembocar en el río Chicamocha.

El territorio de Floresta también es regado por las quebradas Corroseco, Dungua, La Toma, Chuscal, Cupatá, El Zanjón, El Tobo, y la de Tobacía, que nace en el cerro Cara de Perro y forma la cascada de Monticelo.

En cuanto agricultura, su suelo produce trigo, papa, maíz, cebada, habas, arvejas y hortalizas. En frutales, duraznos, peras, chirimoyas, ciruelas, manzanas, limones y peras. La ganadería es otra actividad en la que se ocupan sus habitantes, especialmente atendiendo la cría de ganado vacuno, caballar, asnal, lanar y porcino.

En cuanto a artesanías, se tiene el incremento de la fabricación de cotiza en nylon y zuela de llanta, todo hecho en telares manuales. La producción atiende mrcados de Boyacá y Casanare.

La cordillera de los Andes, que atraviesa a esta población, forma dos cerros de bastante elevación, conocidos como El Tibe y El Dungua, donde se han hecho hallazgos de entierros indígenas.

Floresta está distante de Tunja 80 kilómetros. A esta población se llega por una vía que en Santa Rosa de Viterbo se desprende de la carretera Central del Norte y que lleva a Corrales, pasando por Busbanzá.

Por sus grandes habilidades como comerciantes, fama que es reconocida nacionalmente, se les apoda los judíos de Boyacá .

Generalidades Veredas: Tenería, Horno y Vivas Bajo, Horno y Vivas Alto, Chorrera, Tablón, Tocavita, Tobacía (corregimiento), Cely, Salitre, La Puerta, Potreritos, Potrero, Cupatá y Ometá.

Educación: Cuenta con el Instituto Nacionalizado de Bachillerato Técnico Comercial, con instalaciones en regular estado y sin laboratorios. Allí se instala una sala de informática. El municipio cuenta con 16 escuelas, 15 rurales y una urbana.

Salud: Tiene un centro de salud en el área urbana, con servicio de ambulancia, pero deficiente en equipos y áreas físicas para el trabajo del médico y enfermeras. En la zona rural funcionan tres puestos de salud.

Electrificación: La mayoría de las veredas tienen servicio de energía eléctrica, el que falta solo en algunos sectores. La prestación del servicio por parte de la Electrificadora de Boyacá es malo. Los apagones y daños son constantes y muy demorada su reparación.

Telefonía: El servicio es bueno. Están en funcionamiento 250 teléfonos domiciliarios con discado directo nacional.

Festividades: Entre el 30 de diciembre y el 2 de enero celebra sus tradicionales ferias y fiestas. Del 16 al 24 de diciembre el Aguinaldo Florestano tiene una programación especial. El 15 de agosto, en el corregimiento de Tobacía, se celebra la fiesta de Nuestra Señora del Amparo.

Día de mercado: Los domingos.

Hijos ilustres: Evaristo Dueñas, murió peleando en la batalla del Puente de Boyacá; Fray Gregorio R. Celis, brillante orador sagrado, rector del Colegio de Boyacá; Benjamín Reyes Archila, magistrado de la Corte Suprema de Justicia y gobernador de Boyacá; Aristóbulo Archila, médico, ministro de Gobierno y de Guerra, hábil parlamentario; Jaime Pérez Archila, gobernador de Boyacá; Eliécer Silva Celis, antropólogo, director y fundador del Museo Arquelógico de Sogamoso, e Hildebrando Granados Saavedra, actual comandante de la Policía en Norte de Santander.

Alcaldes populares: Pedro Saavedra (en dos períodos), Mario Aníbal Torres Barrera y Jaime Humberto Torres Barrera, Cuando los vecinos pensaban en el nombre que darían a la nueva parroquia, don Manuel Ignacio de los Reyes, considerado como el fundador del nuevo municipio, dijo: Entre las flores, Floresta , y propuso que se le llamara La Floresta. Todos acogieron la idea con entusiasmo a tiempo que la festejaban con un sonoro grito: -Viva La Floresta! .

Con el tiempo el artículo femenino La desapareció del nombre original dado a este municipio y hoy simplemente se conoce como Floresta.

Por la existencia en su territorio de un pájaro llamado jaqueco, cuyo buche es de color amarillo, a los habitantes de Floresta se les apoda Los bucheamarillos .

1.El parque principal de Floresta tiene el nombre de Sesquicentenario, que se inauguró cuando el municipio celebró los 150 años de su fundación.

2. Por sus enormes habilidades como comerciantes, los florestanos son llamados Los judíos de Boyacá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.