Secciones
Síguenos en:
ANUNCIO DE PAZ PARA CHECHENIA

ANUNCIO DE PAZ PARA CHECHENIA

En una intervención televisada de estilo inusual ayer el presidente ruso Boris Yeltsin anunció el fin de acciones militares en Chechenia a partir de la medianoche y se declaró dispuesto a negociaciones con Yojar Dudayev, el fugitivo jefe de los separatistas. (VER MAPA: EL CAUCASOP RUSO)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Para formular su anunciado plan de paz en Chechenia, Yeltsin optó por un estilo completamente inusual para los jefes rusos, haciendo una intervención interrumpida por las preguntas de los tres más destacados locutores de los principales canales rusos.

Y si muchos observadores creían que poco de nuevo podría aportar el presidente ruso para poner fin a esta cruenta guerra de quince meses, los anuncios sensacionales que hizo Yeltsin demostraron que éste tiene aún muchas cartas en la manga hacia las elecciones presidenciales de junio.

Yeltsin formuló un plan de paz de tres grandes puntos. Primero, a partir de la medianoche del domingo el gobierno federal decreta el fin de las operaciones militares -las cuales, con bombardeos aéreos y artillería, seguían, hasta el momento mismo del anuncio, en todo el sur de Chechenia por más de una semana.

Las tropas rusas iniciarán su retirada de las zonas en calma de la replica hacia su frontera administrativa con el resto de Rusia.

Por primera vez, Yeltsin anunció que hay para ello un calendario y no lo ligó, como siempre antes, al desarme previo de los separatistas. Dijo que el gobierno checheno procurará ensanchar las zonas donde se han firmado acuerdos parciales de desarme. Eso sí, con un categórico no toleraremos el terrorismo , ratificó que esto no significa salir sin más de Chechenia.

Segundo, el presidente anunció que se realizarán elecciones parlamentarias libres y democráticas en todo el territorio checheno. Para prepararlas se convocará un foro político de paz , con representación del gobierno federal y todos los sectores de la sociedad chechena. Y, en la línea tradicional de Moscú, ratificó que la responsabilidad y el control de la situación en la república serán transferidos cada vez más al gobierno local encabezado por Doku Zavgaev, fiel al centro.

Tercero, el presidente prometió que en la búsqueda de una fórmula aceptable sobre el estatus de la república, Moscú está dispuesto a darle el máximo de autonomía a Chechenia, más que a cualquier otra república rusa . Eso sí, precisó: lo principal, lo que no podemos acordar es que Chechenia sea independiente fuera de Rusia .

Diálogo con Dudayev Por primera vez desde el comienzo de la guerra, en diciembre de 1994, el presidente ruso se declaró dispuesto a emprender negociaciones con Dudayev (el fugitivo jefe de los separatistas) a través de intermediarios . Precisó que esos intermediarios existen: hay intermediarios bastante serios , dijo, citando a un disidente y a un jeque árabe que le escribieron proponiéndoselo, y al presidente Nazarbaev (de Kazajstán). Y declaró que Rusia se embarca, frente a Chechenia, hacia una salida negociada, como Israel con Arafat o Gran Bretaña con el Ira, reconociendo que Dudayev tiene autoridad -no limpia, criminal, pero autoridad- y hay gente que lo sigue .

También por primera vez, el presidente dijo que a través del parlamento se aprobará una amnistía para los separatistas participantes en la guerra, y aunque no especificó si Dudayev puede ser cubierto por ella, dijo que sólo excluirá a quienes hayan cometidos crímenes horrendos . Anunció la creación de una comisión, en la cual por primera vez se contempla la participación del parlamento, presidida por el primer ministro ruso Viktor Chernomyrdin, para supervisar todo el proceso. Y, hablando de los militares, dijo sorpresivamente que se prepara a visitar Chechenia: voy a ir a nuestras bases militares allá, en tiempo de guerra .

Esta intervención de Yeltsin puede calificarse como la más sensacional que haya hecho en los últimos tiempos. El cese de operaciones militares, la retirada por etapas de las tropas sin condiciones previas, el reconocimiento de hecho de que sin negociar con Dudayev no habrá solución, y la disposición a otorgar amplia autonomía a Chechenia, sin contar con el anuncio de una amnistía, que él mismo planea visitar la república, y que el parlamento ruso tendrá parte en el plan son todas fórmulas opuestas por el vértice a la política de Moscú a lo largo de esta guerra.

Todo por las elecciones Se trata, con toda evidencia, de un reconocimiento en la jefatura rusa de que Chechenia puede impedir a Yeltsin ganar las elecciones presidenciales del próximo 16 de junio. 67 por ciento de los rusos, según los últimos sondeos, piden poner fin a la guerra.

Está por verse, por supuesto, hasta dónde esta declaración del presidente ruso se traducirá en una intención real de emprender conversaciones de paz. En el momento mismo del anuncio, aviones y artillería rusos seguían bombardeando poblados en las zonas montañosas del sur de Chechenia, en Vedeno, Bamut y Nojai-Yurt y el jefe de las tropas allí decía que era muy difícil cumplir a rajatabla con el cese completo de operaciones.

Pero es indudable que en el Kremlin ha tenido lugar un giro respecto a Chechenia. Al menos de palabra y con fines electorales, pero giro sin duda. Las semanas que quedan hasta las elecciones dirán hasta dónde es verdad que, en aras de ganarlas, Yeltsin.

Reacciones Moscú (Efe) Mijail Gorbachov, ex presidente soviético y candidato a la Presidencia de Rusia, afirmó que el plan de arreglo al conflicto checheno anunciado por el presidente Boris Yeltsin plantea más preguntas que respuestas y se asemeja a una declaración de intenciones .

Quisiera que el plan de Boris Yeltsin fuera realista y que se termine con la guerra de Chechenia , dijo el ex líder soviético en declaraciones a la agencia Interfax.

El general retirado y candidato a la Presidencia de Rusia Alexander Lébed, calificó el plan del número uno del Kremlin de profanación en vísperas de las elecciones presidenciales .

Serguéi Yushenkov, número dos del Partido Opción Democrática de Rusia, de orientación liberal, el plan de arreglo, desde luego que es un paso positivo, aunque claramente tardío e insuficiente .

En opinión de Yushenkov, lo que propuso ayer Yeltsin debió haberlo dicho en diciembre de 1994 , cuando estalló la guerra en Chechenia.

Al referirse al cese de las operaciones militares en Chechenia, Yushenkov subrayó que ello sólo se puede conseguir con el acuerdo del bando contrario, es decir, de los separatistas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.