Secciones
Síguenos en:
CARROS COLOMBIANOS CRUZAN LAS FRONTERAS

CARROS COLOMBIANOS CRUZAN LAS FRONTERAS

Colombia se ha convertido en un país clave dentro de los planes de expansión internacional de Renault, Mazda y General Motors. (VER GRAFICAS: PARTICIPACION EN EL MERCADO AUTOMOTOR. VER CUADRO RESULTADOS FINANCIEROS DE LAS ENSAMBLADORAS)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Renault abastecerá el Pacto Andino desde Colombia. La Compañía Colombiana Automotriz (CCA) será la punta de lanza de la expansión de Mazda en América Latina y el Caribe. Y General Motors consolidará sus exportaciones a los países andinos.

A partir de 1995 las tres ensambladoras han entrado en una nueva fase de expansión en la que las exportaciones representan uno de los segmentos de más rápido crecimiento.

Venezuela, en particular, ha resultado ser un mercado muy interesante para las ensambladoras colombianas. En la actual etapa de crisis, los importadores venezolanos encuentran muy difícil obtener divisas. Por este motivo, los proveedores colombianos gozan de una ventaja comparativa importante frente a sus competidores internacionales en ese mercado, ya que pueden vender en ese país sin que los importadores tengan que adquirir divisas, empleando el convenio de pagos de la Aladi.

Las ensambladoras colombianas aspiran a utilizar esta ventaja para posicionarse sólidamente en el mercado venezolano, con una visión de largo plazo.

Sofasa invierte en forma Renault espera que las ventas generadas por sus plantas en Argentina, Colombia y Brasil constituyan pronto el segundo mercado para la empresa, después de Francia. En la actualidad Renault vende un millón y medio de automóviles en Europa y 250.000 en el resto del mundo, con operaciones concentradas en América Latina y Turquía.

La expansión global de Renault parte de entender que el mercado europeo está maduro y sus tasas futuras de crecimiento serán bajas.

La estrategia de Renault en América Latina consiste en asegurar su presencia en cada uno de los grandes bloques económicos de la región. Mercosur será atendido desde Argentina y desde su nueva planta en Brasil. El Pacto Andino será atendido desde Colombia.

Sofasa invertirá 75 millones de dólares en la optimización y modernización de la línea de pintura, el mejoramiento del proceso productivo, despiece de subensambles, transferencias entre procesos, semiautomatización y transportadores en línea.

La participación porcentual en el capital de Sofasa se mantendrá estable entre los socios actuales, Renault, Toyota y el Grupo Santo Domingo.

Sofasa ve con amplio optimismo las posibilidades de exportación al Grupo Andino. De acuerdo con fuentes de la empresa, en 1995 se exportaron 1.600 unidades a Venezuela y Ecuador. Para 1996 la empresa espera exportar 4.500 unidades a estos dos países.

Mazda se recupera Mazda tuvo un año difícil en 1995, tanto en Japón como en Colombia. Sin embargo, en 1996 se espera una recuperación. Colombia desempeñará un papel crucial en las operaciones en América Latina y el Caribe. Este es el único país de la región en el cual Mazda tiene plantas.

Las ventas de Mazda en Japón se vieron afectadas fuertemente durante 1995 por la inesperada apreciación del yen frente al dólar, que encareció las exportaciones hechas desde ese país. Mazda registró pérdidas cercanas a mil millones de dólares en ese año.

Sin embargo, la revaluación del yen ha quedado atrás y ya se sabe que el gobierno japonés no está dispuesto a permitirla de nuevo. Mientras que hace un año se pagaban cerca de 90 yenes por dólar, actualmente la tasa se acerca a 105 por dólar.

Para la Compañía Colombiana Automotriz (CCA), que ensambla los vehículos Mazda en Colombia, la revaluación del yen de 1995 tuvo un fuerte impacto sobre sus resultados financieros. La CCA registró pérdidas cercanas a 15 millones de dólares en 1995.

Pero el gerente de esta empresa, José Fernando Isaza, prevé un desempeño distinto en 1996. La revaluación del yen obligó a la empresa a hacer un gran esfuerzo en reducción de costos e incremento de la eficiencia. Este esfuerzo incluyó una nueva negociación laboral que permite mayor flexibilidad en la contratación. Adicionalmente, se ha perfeccionado el manejo de inventarios para mantenerlos en niveles mínimos.

Los frutos de esta apretada del cinturón se recogerán a partir de 1996. Adicionalmente, el nuevo escenario cambiario permitirá mantener la competitividad en los precios al consumidor final.

La CCA también se ha beneficiado ampliamente de las exportaciones a los países andinos.

Las exportaciones a Venezuela crecieron en 270 por ciento en 1995. La CCA está decidida a ampliar su cifra de 2.000 unidades de exportación a Venezuela, incursionar con más fuerza en Ecuador y abrir nuevos frentes en países como Perú y Argentina.

Planes de GM Para la GM el objetivo más próximo es incrementar las exportaciones a la región andina, de 701 unidades en 1995 a 1.356 en 1996. En el frente interno planea fortalecer la calidad de los terminados nacionales (en las próximas semanas inaugurará una planta de pintura).

Para la General Motors, Colombia es una de ocho plantas que la compañía posee en América Latina. Por este motivo puede intercambiar con gran flexibilidad su producción entre Colombia y Venezuela según las necesidades.

El juego estratégico de las ensambladoras Dónde están las ventajas y desventajas de cada ensambladora? Para GM Colmotores el tamaño es la principal ventaja. Su presencia mayoritaria en el mercado le ofrece amplias garantías.

Pero también podría ser una desventaja. GM tiene 66 modelos en el mercado, lo que puede llevarla a dispersar esfuerzos. Además, GM Colmotores es una fracción pequeña de las operaciones de la casa matriz.

La mayor ventaja de Sofasa es el compromiso de la casa matriz. Para Renault, Sofasa es el foco de la expansión en el Pacto Andino, pieza fundamental dentro de la estrategia global.

Este factor concentra fortalezas y debilidades. Si la reestructuración por la que pasa la empresa tiene éxito, Sofasa podría consolidar ventajas sobre sus competidores. Pero un proceso tan complicado también puede implicar retrasos y falta de coordinación en momentos críticos.

Para Mazda la gran desventaja está en el golpe que recibió la casa matriz con la revaluación del yen. Sus efectos podrían traducirse en falta de dinamismo en la renovación de modelos.

No obstante, la casa matriz sabe que sus dificultades en Japón sólo podrán ser compensadas con una expansión en el mercado internacional. Puesto que la única planta de Mazda en América Latina está en Colombia, la operación en nuestro país podría verse favorecida al concentrar los esfuerzos de la empresa para esta parte del hemisferio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.