Secciones
Síguenos en:
A TRABAJAR EN GRUPO!

A TRABAJAR EN GRUPO!

Ver a su acartonado jefe en mangas de camisa, picado por los mosquitos y padeciendo el sofocante calor del clima tropical puede ayudarle a mejorar su percepción del trabajo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Aunque suene paradójico, esta experiencia es considerada una de las terapias más efectivas para eliminar tensiones en los grupos de trabajo.

La idea de reducir los conflictos que se presentan al interior de los grupos de trabajo ha llevado a algunas empresas a experimentar casi todo: desde contratar sicoterapeutas hasta mandar al grupo de vacaciones .

La verdad es que, por excelente desempeño que logren las organizaciones, siempre a su interior se presentan conflictos laborales que, con una dosis de ingenio y creatividad, pueden ser canalizados hacia el logro de los objetivos de la empresa.

Y es que conseguir ambientes armónicos de trabajo, en los que reine la productividad y las buenas relaciones y donde se estimule la creatividad para alcanzar los objetivos trazados por la empresa, es el sueño que por décadas ha trasnochado a los expertos en administración de empresas.

Este propósito ha dado pie al surgimiento de diversas teorías que han servido para que las empresas, aunque de manera transitoria, solucionen algunos de sus principales conflictos.

Aunque en este tema se propuesto y contrapropuesto fórmulas de administración, algunas mantienen su vigencia.

Algunas de estas técnicas, sugeridas hace más de treinta años por quienes diseñaron la teoría de Desarrollo Organizacional, sirven hoy para solucionar pequeños y grandes conflictos.

Las técnicas fueron reseñadas por el ingeniero de la Universidad Industrial de Santander, Arturo Infante Villarreal en una monografía reeditada en enero pasado por la Universidad de Los Andes, con el título de Desarrollo Organizacional, una nueva manera de guiar el trabajo de los hombres .

Los grupos T Una de las actividades que mayor popularidad alcanzó entre las empresas norteamericanas es la vivencia de los grupos T.

Generalmente esta experiencia busca alejar por unos tres días al grupo de su ambiente de trabajo. Las actividades se desarrollan por subgrupos, y no tienen nada que ver con lo que la gente hace a diario.

Se busca con esta metodología desarrollar normas y valores propios, que canalicen la creatividad y el liderazgo de los participantes.

Entre las características de esta técnica están: * Se realiza en un sitio distinto al de trabajo.

* La informalidad es una característica.

* No existe un liderazgo formalmente establecido y en un comienzo el grupo desconoce los propósitos de las actividades.

Esta terapia permite que cada individuo exprese directamente lo que siente sin sentir la presión del rol que desempeña en la oficina. Además, saca a flote las habilidades que las personas normalmente no creen tener.

Pero, a pesar de tener gran éxito entre los consultores de administración, esta técnica puede presentar algunas deficiencias, básicamente por la orientación que se le dé.

Aunque un Grupo T es una buena experiencia, no es capaz de resolver por sí solo los problemas del grupo o de la empresa.

Pata Infante esta es una técnica descongeladora, efectiva en el largo plazo si se administra dentro de un programa continuado en el cual es claro que ella constituye una parte del esfuerzo total .

Experiencias vivenciales Aunque su esquema básico sigue las reglas del Grupo T, en las experiencias vivenciales estructuradas se presenta un ingrediente adicional: la intervención.

Este mecanismo, a diferencia del anterior, se realiza para resolver una situación específica: cómo mejorar la comunicación en dos vías, cómo fortalecer el liderazgo o promover lazos de cooperación en el grupo.

Integra además el trabajo en equipo, con tareas específicas para cumplir, mediante la realización de una serie de ejercicios.

Como tiene un propósito definido, permite una medición de los resultados más precisa que en otro tipo de técnicas.

Para Infante, las vivencias estructuradas permiten una participación emocional real en torno a una situación que se produce artificialmente y que desemboca en un fin predeterminado. como herramientas para ilustrar puntos cruciales relacionados con la sicología social, estas experiencias son muy adecuadas .

Laboratorios Si las anteriores estrategias buscan generar fenómenos de grupo, esta herramienta presenta una variación: promover el desarrollo de los grupos.

Opera con grupos de 5 personas que realizan tareas específicas: armar rompecabezas que requieren la cooperación del grupo.

El propósito es lograr que con la ayuda de cada uno de los integrantes, se cumpla una meta, sin embargo para el individuo existe un reto adicional: lograr resolver sus propios problemas.

Los seres humanos experimentamos dificultad al dar y al recibir aydua. Cuando recibimos ayuda nos sentimos débiles, dependientes, empobrecidos y por esto desarrollan unos mecanismos de defensa que rechazan la ayuda , señala Infante.

Este tipo de terapia permite a los individuos fortalecer su confianza en sí mismos, sin que desarrolle un sentimiento de frustración.

Al resolver los problemas con estilo propio, los individuos mejoran su desempeño y establecen lazos más sólidos con el grupo.

Confrontación Podría considerarse como una terapia de choque , es decir, para buscar soluciones a problemas críticos del grupo.

Usualmente las tensiones que se provocan al interior de las empresas cuando se establecen nuevos procesos, se plantean cambios o se modifican las funciones, llevan al grupo a una situación difícil.

Esta se caracteriza por enfrentamientos, que deben ser controlados a tiempo mediante esta herramienta.

En estos momoentos los ejecutivos necesitan métodos rápidos y eficientes para detectar el clima de la empresa, que les permita iniciar las medidas pertienntes para dedicarse a los problemas más importantes sin deteriorar la salud de la compañía , sostiene Infante.

Este tipo reuniones de confrontación es efectiva, toma poco tiempo y permite una solución rápida a los problemas.

Incluye una serie de reuniones con una duración de 5 horas, en un mismo día, con un grupo administrativo de hasta 200 personas.

Siete fases deben ser resueltas con esta técnica: el establecimiento de un clima adecuado, la recolección de información, su divulgación, el establecimiento de prioridades y planeación de acciones para el grupo, la planeación de la acción de la organización, su implementación inmediata por parte de la alta gerencia y finalmente un examen del progreso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.