‘La sangre y la lluvia’, una noche de 5 años

‘La sangre y la lluvia’, una noche de 5 años

Al realizador Jorge Navas no se le nota el cansancio, aunque acaba de terminar el rodaje de su primera película, La sangre y la lluvia, y está asimilando la experiencia de ser padre tras el reciente nacimiento de su primer hijo, Dante.

18 de diciembre 2008 , 12:00 a.m.

Dos regalos impresionantes que le ha dado la vida este año: un niño al que no deja de mirar y su ópera prima, a la que considera “un hermoso parto de casi cinco años”.

El filme, que viene precedido de varios premios y una reseña del guión en la revista Variety, la Biblia de Hollywood, hace tres años, terminó una etapa de producción ‘vampírica’ en la que Navas y su equipo filmaron 40 horas para contar una historia que sucede en una sola noche.

“Todo se centra en una pareja, Jorge y Ángela, que vienen de mundos diferentes y se encuentran en un ambiente sórdido para tratar de redimirse.

Él es un hombre que busca vengar la muerte de su hermano y se le aparece una mujer, una artista un poco loca que trata de vivir siempre al límite”, explica Navas.

Fue casi lo mismo que vivió el equipo de realización, pues para darle el tono urbano, violento y oscuro que requería la historia tuvieron que apostar por escenarios en el centro de Bogotá, como la zona de tolerancia del barrio Santa Fe.

“Fue pesado, pero a la vez muy bello porque nos encontramos gente con muchas dimensiones y virtudes a pesar del sitio en el que se mueven”, dice.

El acercamiento al barrio, en el que se representa el encuentro de los protagonistas, fue poco a poco, con una investigación de campo en la que el equipo se vio inmerso en bares y rumbas a las que no muchos se atreven a ir.

Sorpresas y retos “Hay actores naturales que les dan color a las situaciones”, reconoce Navas, recordando a personajes como un rapero que deambula por las calles con una guitarra y que, pese a su pasado oscuro, termina de ángel salvador.

Nada fue tan difícil como mantener la continuidad visual y emocional de los actores, ya que al ser esclavos de un tiempo límite (una noche), debían estar atentos a cada detalle. “Lo que ha sido un mes, en el filme se ve como unas pocas horas y las sensaciones o efectos que se rodaron en la primera semana se tienen que mantener en la tercera para armar toda una secuencia.

La costura se vuelve más fina”, afirma Navas.

Sobre el ritmo, apostó por muchos planos secuencia (sin cortes) y una valoración del tiempo real de cada escena. “Quería darle una vivencia más psicológica o tensionante a lo que les pasa a Jorge y Ángela, al quedar atrapados en un conflicto en el que se revelan fenómenos como la justicia por la propia mano, la delincuencia y el amor”, dice.

En todo ese viaje están dos actores casi desconocidos, Gloria Montoya y Kike Mendoza, una pareja de esposos a los que les interesó la aventura de Navas.

“Yo conocía a Gloria desde antes y casi escribí el papel pensando en ella”, admite el director.

“Este ha sido un filme de procesos largos que habla de acercarse al infierno (urbano) para buscar la luz, casi como los personajes de La divina comedia, de Dante Alighieri”, dice el director sobre su proyecto, que costó casi un millón de dólares y debería llegar a las salas de cine en el 2009.

Las referencias con Dante persiguen a Navas: además del nombre de su hijo, estrenará La sangre y la lluvia a los 35 años, la misma edad que tenía el poeta italiano cuando publicó su obra máxima.

UNA PELÍCULA MULTIPREMIADA ‘La sangre y la lluvia’ ha ganado varios premios, entre ellos: Premio Script and Development, Fundación Hubert Bals y Festival de Cine de Rotterdam (2003); Laboratorio de Guiones del Sundance Institute, Oaxaca, México (2004); el Produire Au Sud selection Nantes, Francia (2004); Cinemart Selección Holanda (2005); Premio de producción del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico de Colombia (2005) y el Premio coproducción Ibermedia, España (2006).

''La espera valió la pena (...). Siento que pude hacer lo que siempre había querido hacer, pensar en otra narración, otra forma de abordar la violencia”.

Jorge Navas, director de ‘La sangre y la lluvia’.

1 millón de dólares, el costo aproximado que tuvo esta película colombiana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.