Secciones
Síguenos en:
PRENDIDO:

PRENDIDO:

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Durante el Festival de Teatro, Fanny Mickey hizo su propia procesión. Desde que comenzó el Festival, Fanny se dedicó a recorrer todas las taquillas de los teatros y en cada una prendió veladoras y rezó con los vendedores. La razón? Siempre que Fanny organiza un certamen repite la ceremonia para que las boletas se vendan como pan caliente. Y parece que le funciona. Para la mayoría de obras, las entradas estaban agotadas. Nunca sobra la ayuda divina...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.