El largo ‘lobby’ de Ordóñez

El largo ‘lobby’ de Ordóñez

Alejandro Ordóñez tiene la Procuraduría General casi en el bolsillo. Se dice que la ganaría porque todas las circunstancias jugaron a su favor.

07 de diciembre 2008 , 12:00 a.m.

Incluso, en el Congreso, donde se elige a la persona para ocupar ese cargo, dicen que Ordóñez lleva más de un año en campaña, por lo que ya no lo frenarán las críticas que surgieron en su contra durante las últimas semanas.

Algunos sectores, entre ellos el editorial de este diario, han puesto sobre la mesa que el jurista se ha caracterizado por dejar que sus creencias religiosas influyan en su criterio. Se recuerda un episodio en el que ordenó sacar libros de la biblioteca Gabriel Turbay, en Bucaramanga, por considerarlos amorales.

En todo caso, el martes, cuando asistió a una audiencia en la plenaria de Senado, fue recibido con un aplauso.

Eso evidenció que está a la cabeza de la terna. Algo que no parecía tan fácil hace unos meses, pues el candidato inicial del Consejo de Estado ( nominador de Ordóñez) era Darío Martínez. Pero este renunció de la noche a la mañana y todavía no se sabe por qué.

Ni siquiera cuando Martínez le ganó la carrera en el Consejo de Estado, Ordóñez suspendió su lobby. En su residencia del norte de Bogotá, dijo un senador, ha habido más de un centenar de almuerzos, cenas y desayunos con congresistas, en busca de su apoyo.

El virtual triunfo de este jurista santandereano también se explica porque no es un aparecido en la política. Su nacimiento a la vida pública en las juventudes conservadoras de Álvaro Gómez, hace más de tres décadas en Bucaramanga, le enseñó a moverse con destreza en los círculos políticos. Y su paso por el Concejo de Bucaramanga (1986-1988), le puso su toque de ‘manzanilla’.

Aunque sus estudios en derecho administrativo lo empujaron desde muy temprano hacia la Rama Judicial, nunca perdió el contacto con su casa política. En 2005 estuvo a punto de ser ternado para la Fiscalía General, también en nombre del Partido Conservador.

A favor de Ordóñez también jugaron otras circunstancias: sus amigos en el Partido Conservador lo acogieron como divisa oficial desde muy temprano; madrugó a comprometer con audacia, uno por uno, los votos de la mayoría de los miembros del Senado (incluidos muchos del Partido Liberal y del Polo); y aprovechó el prolongado pulso entre el presidente Uribe y la Corte Suprema por quién sacaba primero su carta para completar la terna, para avanzar solitario en su campaña.

Ordóñez penetró la Casa de Nariño, se reunió con el mandatario en más de tres ocasiones y se ganó su confianza. Al final el Presidente ternó a Germán Bustillo. Una fuente que estuvo cerca de la campaña de Ordóñez dijo que cuando éste llegó a Palacio, no solo le pudo demostrar a Uribe que tenía las mayorías del Senado a su favor, sino que hablaba su mismo lenguaje.

Quienes de uno y otro partido han hablado con Ordóñez, destacan del muy seguro Procurador su “equilibrio” y actitud desprevenida. Ni siquiera el Polo, que se ubica en la otra orilla ideológica, ha cuestionado su probidad.

- GÓMEZ INSISTE EN QUE SE APLACE ELECCIÓN El ex comisionado de Paz, Camilo Gómez, de origen conservador y quien fue candidatizado por la Corte Suprema para Procurador, ha insistido en que el Senado debe aplazar la elección, porque considera que no hay equidad en la campaña que adelantan los ternados.

La petición la oficializó Gómez esta semana en carta que le envió al presidente del Senado, Hernán Andrade. En ella advirtió: “Una vez elegido por la Corte me sometí al proceso de elección sobre la base democrática de competir en igualdad de condiciones, pero pronto descubrí que el proceso –como dicen los ingleses– ‘no pasa la prueba del olfato’”.

Reconoció que existen muchos acuerdos en la coalición de Gobierno que amparan “a veces por un alegato de disciplina de bancada. Pero especialmente curioso resulta el inexplicado espectáculo de los partidos de oposición, apurándose a descolgar los cuadros de Marx y Santander sin pudor alguno”.

- Profesor Bustillo va hasta el final Germán Bustillo fue el último en integrar la terna para Procurador. Su nombre fue postulado por el Presidente de la República, luego de que finalmente la Corte Suprema de Justicia mostrara su carta.

No obstante a su designación tardía, el profesor Bustillo ha insistido en que su candidatura es “un reconocimiento a la academia” y por ello cumple con la responsabilidad que le dio el Presidente.

En su presentación ante el Senado, el abogado aseguró: “Tienen delante de ustedes un pedagogo que, a través de treinta años, su función ha sido la lucha de clases, clases a toda hora, como un profesor universitario, como un docente y como un académico”.

Además le dijo a la plenaria: “Creo que estos son suficientes títulos para aspirar a ocupar la Procuraduría General de la Nación”.

La decisión está en manos de la plenaria del Senado, que este jueves –se dice– hará la elección del Procurador, pero en la agenda no aparece la citación para esta votación

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.