SI LOS JETS PRIVADOS SALEN CAROS, LO MEJOR ES COMPRARLOS A MEDIAS

SI LOS JETS PRIVADOS SALEN CAROS, LO MEJOR ES COMPRARLOS A MEDIAS

Para un ejecutivo agresivo, no hay nada mejor que disponer de un avión privado. Pero debido a que el precio de los mejores aviones se acerca a los US$10 millones, es un lujo que se paga caro.

26 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Un creciente número de compañías de aviación en Estados Unidos ofrece una alternativa: el tiempo compartido . Debido al flujo de los beneficios de las empresas, las firmas dedicadas a este innovador servicio atraen cada vez más clientes.

A fines del año pasado, PhyCor. Inc., una compañía que opera clínicas médicas en Nashville, Tennessee, no compró un avión entero para sus ejecutivos, sino la cuarta parte. Derril Reeves, cofundador de la compañía, se encuentra maravillado con la idea. Puedes llegar a la mitad, luego a las tres cuartas partes y luego digerirlo financieramente al paso que haces crecer el negocio .

Mientras tanto, las empresas de tiempo compartido se han convertido en las principales compradoras de algunos fabricantes de aviones.

Gulfstream Aerospace Corp., filial de la firma de inversiones Forstmann Little & Co., acaba de firmar el contrato más grande de su historia: un acuerdo de US$500 millones para hacer entrega de 22 jets a NetJets, empresa de Executive Aviation de Columbus, Ohio, compañía de aviación especializada en tiempo compartido.

Nuevas empresas NetJets, que empezó en 1987, es la mayor y más antigua de las firmas dedicadas al tiempo compartido. Otras dos empresas estadounidenses acaban de lanzar operaciones similares: Jet Shares Inc. de New Windsor, N. Y. y Barken International Inc. de Salt Lake City, Utah.

La siguiente es una descripción de cómo suele funcionar una empresa de tiempo compartido: por una cuota fija, los clientes reciben una participación y un número garantizado de horas de vuelo en un tipo específico de avión, dentro de la flota de tiempo compartido de la compañía.

Por ejemplo, por US$660.000 se pueden comprar 200 horas de vuelo al año por cinco años, en un Cesna Citation S/II con NetJets, mientras que con US$3 millones se puede comprar el mismo tiempo de vuelo durante el mismo plazo en un Hawker 1000, más rápido y con mayor autonomía de vuelo.

Los clientes, dependiendo del modelo, pueden conseguir un avión en un plazo de hasta cuatro horas, las 24 horas del día. También pueden emplear varios vehículos al mismo tiempo dentro de los términos de sus horas permitidas, con sólo firmar acuerdos de intercambio que permiten que terceras personas hagan uso de sus aviones y viceversa.

Mucho sentido Los defensores del tiempo compartido afirman que la fórmula tiene mucho sentido para los clientes que vuelan entre 60 y 300 horas al año. Los costos se congelan para evitar que haya fluctuaciones en los precios del combustible, los gastos de reparación y otros imprevistos.

Además, en Estados Unidos, también hay ventajas fiscales. Por si fuera poco, las compañías del sector parecen dispuestas a recomprar las participaciones de los clientes insatisfechos.

La propiedad compartida de un Cessna Citation S/II cuesta US$11.530 al mes, más US$1.090 por hora de vuelo, mientras que el costo mensual de un Hawker 1000 es de US$17.900, más US$1.490 por hora de vuelo. Además hay otros cargos de carácter mensual por mantenimiento.

Raytheon Co. acaba de hacer entrega de 12 Hawker 1000 nuevos a NetJet, con valor individual de US$12,7 millones, y la compañía de tiempo compartido tiene una opción de compra por otras nueve aeronaves, situación que lo convierte en el principal comprador de este modelo de aviones, según Karl Childs, vicepresidente de ventas para EE.UU. de jets en la planta aeronáutica de Raytheon. El comprador promedio pide dos o quizás tres aviones.

Textron Inc. de Cessna Aircraft Co. firmó el año pasado con NetJets una orden de US$150 millones para la producción de 25 aviones Citation V/Ultra, con valor de US$6 millones por nave, hecho que coloca a NetJets como el principal comprador de aviones de Cessna, según Russ Meyer, presidente ejecutivo y del consejo.

Los fabricantes de aviones también están entusiasmados, debido a que la mayoría de los pasajeros inscritos al servicio son ejecutivos de empresas nuevas que nunca antes habían contado con un avión. Existe la expectativa de que, a medida que crezcan estas firmas, querrán poseer su propio avión. Según Childs es un mercado que puede incrementar el número de ventas de la industria aeronáutica .

Larga lista de espera NetJets tiene 230 clientes que comparten una flota de 38 aviones, y una lista de espera con 85 clientes. NetJets dice haber realizado más de 27.000 vuelos, un total de 51.000 horas en territorio estadounidense en el transcurso del año pasado.

En Europa, Jet Network Co. de Londres formó lo que califica como el primer plan compartido del continente _una empresa conjunta con Aviation Consulting Ltd. de Zurich_ que ha identificado a 1.500 clientes potenciales europeos y planea contratar su primera orden de compra de jets en 1995.

Michael Riegel, director ejecutivo de Jet Network, dice que el reto es importante ya que la industria aeronáutica europea está mucho más regulada que la de EE.UU. Además, los hombres de negocios del viejo continente siempre evitan dar una imagen de derrochadores.

Riegel destaca que en Europa, siempre ha existido el deseo de poseer un avión, pero también existe una paranoia con respecto a la imagen .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.